Mariana Aylwin, la carta que eligió Sichel como coordinadora programática en derechos humanos

La exministra aceptó liderar una comisión especial dedicada tema. El entorno del abanderado oficialista cree que DD.HH. debe ser una materia relevada para evitar que sea un flanco de críticas en el marco de la campaña presidencial.


–¿Alguno de ustedes tiene también un plan de reparación en el tema de derechos humanos?

Esa fue la pregunta que lanzó el periodista Daniel Matamala, el pasado 13 de julio, durante el segundo debate de los candidatos de Chile Vamos de cara a las primarias presidenciales que se realizaron durante ese mes.

Matamala emplazaba a los abanderados de RN, Mario Desbordes; de la UDI, Joaquín Lavín; y al independiente Sebastián Sichel para contrastar si contaban con alguna propuesta en la materia al igual que el candidato de Evópoli, Ignacio Briones, quien propuso implementar una comisión de estado que avance en medidas de reparación a las víctimas de violaciones a los DD.HH durante los días del estallido social, en 2019.

En esa oportunidad y frente a la consulta directa de Matamala, Sichel -hoy abanderado presidencial de Chile Podemos Más- dijo que “las reparaciones y las indemnizaciones les corresponde a los tribunales determinarlas, porque así es y opera el Estado de derecho”.

La intervención de Sichel en la oportunidad generó ruido en el entorno del abanderado. La conclusión fue que no había una propuesta clara en la materia.

El tema de los derechos humanos volvió a ser motivo de inquietud durante esta semana al interior del equipo del presidenciable oficialista luego de la entrevista que dio el fin de semana a El Mercurio, donde señaló: “esa es una conversación tremenda porque demuestra el nivel de polarización que hay en la sociedad chilena y lo absurdo de cómo se toma el debate en lo público. Déjame explicarlo al revés, ¿desde cuándo mantener el orden ha significado no respetar los derechos humanos? En una democracia madura hay que mantener el orden, hacer valer el Estado de Derecho y respetar los DD.HH. es una obligación mínima. Pero no por la excusa de respetar los derechos humanos vas a renunciar a mantener el orden y controlar la violencia”.

En este contexto es que Sichel, según fuentes del entorno del exministro de Desarrollo Social, decidió conformar una comisión especial dedicada al tema de los derechos humanos y le pidió -hace algunos días- a la exministra Mariana Aylwin que sea la encargada de esta nueva instancia. De acuerdo a las mismas fuentes, la exmilitante DC aceptó ayer encabezar el tema.

En el oficialismo y en el comando del abanderado recalcan que la idea de crear esta nueva comisión se viene trabajando hace días y no es una reacción a las declaraciones de Sichel que levantaron una ola de críticas de sus contendores para llegar a La Moneda.

“Hablar de derechos humanos no es hablar de un pasado lejano, es hablar también de este mal gobierno de Sebastián Piñera y que sus exministros, como el señor Sebastián Sichel, hoy día trate a los derechos humanos como una excusa es algo inaceptable. Hablar de derechos humanos es hablar de presente y de futuro, y desde esa perspectiva nuestro compromiso es absolutamente irreductible”, dijo el candidato del Frente Amplio, Gabriel Boric.

A su turno, la abanderada de Unidad Constituyente, Yasna Provoste, sostuvo que que “Sichel es el candidato de continuidad de un Gobierno que atropelló los derechos humanos”.

Como sea, en el equipo programático de Sichel en los últimos días se relevó a el tema de derechos humanos que, originalmente, no era una comisión propiamente tal, sino que una subcomisión dentro del área de justicia. Y esta última se dividía en dos partes: Una jurídico/constitucional a cargo de Eugenio Evans, y otra de acceso a la justicia como derecho fundamental, liderada por Rodrigo Bordachar.

De todas maneras, en el programa de gobierno que se presentó ante el Servicio Electoral (Servel) al momento de inscribir su candidatura para las pasadas primarias, el abanderado incluyó ideas como una “nueva estructura” para Carabineros “con el fin de asegurar el cumplimiento de sus labores respetando el Estado de Derecho, Derechos Humanos y leyes de la República” y también se promovía “terminar con la desigualdad en materia de derechos humanos de las personas LGBTI”.

En el equipo de Sichel no quisieron entregar detalles de las propuestas que están trabajando, pero recalcaron que los derechos humanos serán abordados de manera transversal en todas las comisiones, apuntando a temas prioritarios, por ejemplo, género, medioambiente, entre otros.

Y agregan que también habrá un tratamiento especial para entregar ideas relativas a lo ocurrido durante el estallido.

En Evópoli esperan que se incorporen algunas de las ideas del programa de Briones.

“Nosotros entregamos el programa completo y estoy seguro que sin duda van a incorporar temas de derechos humanos, el mundo que viene tiene justamente dentro de cualquier programa de gobierno hoy día, el tema de los derechos humanos es un pilar y que atraviesa todos los temas, yo te diría que es bastante fundamental”, asegura el presidente de la colectividad, Andrés Molina.

En el equipo programático algunos integrantes transmiten que deben entregar los primeros borradores de sus respectivas áreas el próximo 2 de septiembre para luego elaborar un documento final.

Las razones para escoger a Aylwin

En el comando de Sichel afirman que el candidato le solicitó a Aylwin -con quien mantiene un estrecho vínculo hace años- porque tiene trayectoria, le interesa el tema y tiene “convicciones claras” en cuanto a los derechos humanos.

La exministra ha sido crítica de la situación en países como Venezuela y Cuba, por ejemplo, en 2017 no pudo ingresar a éste último país por ser declarada “persona inadmisible”.

En el oficialismo, a su vez, destacan que la exsecretaria de Estado es hija del fallecido expresidente Patricio Aylwin, líder de la transición a la democracia. Y que su tío, Andrés Aylwin, fue también un conocido activista y defensor de los derechos humanos.

Algunos en el entorno de Sichel y en la coalición creen que los derechos humanos deben abordarse con seriedad y en profundidad en el programa para evitar que sea un flanco durante la campaña, sobre todo, en los futuros debates presidenciales.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

La Tercera Noche


En medio de la mejoría de los indicadores epidemiológicos, el gobierno ha anunciado que no renovará el Estado de Excepción Constitucional. Con todo lo que ello implica, en La Moneda y Salud ya alistan ajustes al plan "Paso a Paso", pues el análisis que realizan es que -por ejemplo- tanto la fase de Cuarentena y de Transición no serían aplicables, pues la alerta sanitaria, por sí sola, no permitiría las restricciones de movimiento. Según trascendidos, se mantendría un plan con "fases", pero más acotadas que las cuatro etapas actuales y los aforos podrían modificarse, pero se mantendrían como una medida sanitaria para evitar aglomeraciones.