Más coordinación y poner el foco en el Apruebo: los puntos que marcará el oficialismo en el comité político tras anuncio de Plan B

Luego que el Presidente Gabriel Boric dijera el viernes que, en caso de ganar el Rechazo en el plebiscito de septiembre, convocará a un nuevo proceso constituyente -lo que descolocó a sus dos coaliciones-, este lunes los ministros y principales dirigentes se verán las caras en el comité político. En la cita, en los partidos de Apruebo Dignidad y del Socialismo Democrático adelantan cuáles serán sus posturas.


Un comité político poco tradicional tendrán este lunes los ministros del Presidente Gabriel Boric con los partidos de Apruebo Dignidad y el Socialismo Democrático. Primero, porque de manera inédita, la habitual cita se hará fuera de La Moneda -en la comuna de Renca- y, segundo, porque será el primer cara a cara entre las autoridades del Ejecutivo y los dirigentes oficialistas después del anuncio que hizo el viernes el Mandatario y que descolocó a las colectividades que sustentan su administración.

El Jefe de Estado, sin previo aviso a las coaliciones de gobierno, afirmó en una entrevista con el matinal de Chilevisión -Contigo en la Mañana- que en caso de que en el plebiscito del 4 septiembre se imponga la opción Rechazo, enviará una reforma al Congreso para habilitar un nuevo proceso constituyente. Sus palabras remecieron el tablero político, pero -además- incomodaron a sus propias huestes desde donde no todos compartieron el timing ni la decisión política, acusando falta de coordinación y, más grave aún, advirtiendo efectos negativos para el ya debilitado Apruebo, el que, según diferentes encuestas, está por debajo del Rechazo.

Ese será el tema obligado este lunes en el comité político y así lo reconocen los dirigentes oficialistas. Algunos de ellos afirman que no se van a inhibir en expresar sus dudas y preocupaciones respecto del escenario que abrió Boric, mientras que otros pedirán mayor coordinación al comité político. “Esto fue una sorpresa para todos y es relevante plantear que haya mayor coordinación entre el Presidente y quienes estamos liderando la campaña”, afirma en privado un dirigente de Apruebo Dignidad.

La presidenta del PPD, Natalia Piergentili, fue crítica de la decisión de Boric. Durante su participación en Mesa Central de Canal 13, este domingo, la dirigenta remarcó que “puso más incertidumbre un poquito al proceso, porque no hay que enfocarse en cómo vamos a remirar este proceso, sino más bien en cómo y desde dónde nos instalamos para modificar la Constitución (...). A nuestro juicio, tiene que ser desde el Apruebo”.

Consultada por este medio sobre cuáles serán los puntos que marcará su partido en la cita con el gobierno, Piergentili agregó que lo relevante es poner el foco en el Apruebo y en qué reformas al texto propuesto por la Convención -y en qué plazos- se comprometerá el Ejecutivo.

“Yo diré que el centro es el Apruebo, que no nos desviemos y que para que eso ocurra tenemos que ser capaces de llegar a un acuerdo que se haga cargo de los temas que producen incertidumbre, como es el caso del sistema de Justicia o del sistema electoral, y asegurar que esas cosas se mejorarán, explicando de qué manera y en qué plazos. Y siempre relevando los pilares que sustentan el Apruebo: Estado social y democrático de derecho, pueblos originarios, paridad, descentralización, respeto al medioambiente, entre otras materias”, sostuvo la timonel PPD.

Su par del Partido Radical, Alberto Robles, en la misma línea aseguró que “siempre uno tiene que pensar en el Plan A antes que en el Plan B. Por eso, fue apresurado el planteamiento que hizo el Presidente. Y es algo que voy a plantear”.

En el Socialismo Democrático varios dirigentes señalan en privado que lo lógico sería un acuerdo convocando a un nuevo plebiscito para que la ciudadanía determine el mecanismo que viabilizaría un nuevo proceso. Y no que se replique una nueva Convención Constitucional como dijo Boric.

El senador Fidel Espinoza (PS) afirmó que “optaría por que sea la ciudadanía la que elija en un plebiscito cuál es el camino. Que no sea ni el Parlamento, que no sean otras personalidades, sino que la propia ciudadania la que lo determine. No obstante, soy de la idea de que eso no implica obstaculizar los cambios y transformaciones en las que tenemos que seguir avanzando en el país. Y para eso es importante rebajar los quórums (....). Estoy de acuerdo con el Presidente en que el proceso constituyente tiene que seguir, en que hay que dejar atrás la Constitución del 80, pero para eso acortemos las vías, porque las personas no pueden seguir esperando. Y los constituyentes no dieron el ancho y eso se está demostrando en lo que está pasando hoy día”.

En Apruebo Dignidad todavía hay miradas disímiles sobre si la decisión del Mandatario de adelantar esta decisión -previo al referéndum- fue o no una buena idea. La expresidenta de RD Catalina Pérez aseguró a este medio que no veía “viabilidad política” al escenario que planteó el Presidente, mientras que Convergencia Social y el Partido Comunista han respaldado al Jefe de Estado.

La presidenta de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), Flavia Torrealba, en tanto, indicó que “el Presidente Boric da una respuesta para el día 5 de septiembre que propone una salida de más democracia si se rechaza la Nueva Constitución. El proceso está demostrando la incapacidad del mundo político de resolver el intríngulis constitucional y han traspasado sus dudas al pueblo. Todos los partidos deben asumir el desafío en caso de que gane el Rechazo, de estar a la altura, ya que guste o no, también se ha demostrado que sin partidos no se puede avanzar. Pero deben superarse”.

Y agregó: “Si gana el Apruebo será necesario convenir con las distintas fuerzas representadas en el Congreso las condiciones para avanzar y no reproducir los temores que en estos momentos se ven en la conversación pública. De la misma forma, si gana el Rechazo va a ser necesario convenir las condiciones que originarán un nuevo proceso. No olvidemos que la nueva Constitución será el resultado de un proceso donde concurren tres actores que tienen el mismo nivel de importancia: una Convención o Asamblea que propone un texto, la ciudadanía que acepta o rechaza la propuesta y un poder constituido que adapta las normas constitucionales. Por eso, reitero, fue un error vincular la generación de una nueva Constitución con la gestión del gobierno”.

El mensaje de La Moneda y la duda sobre los 4/7

Ante el enrarecido escenario oficialista, desde el viernes que La Moneda ha estado enviando bajadas comunicacionales y minutas a los dirigentes políticos para explicar lo dicho por el Mandatario y asimismo su trasfondo.

Horas después del anuncio, de hecho, la ministra Camila Vallejo (Segegob) envió un mensaje explicando los alcances de los dichos de Boric en el chat que comparten con los timoneles de ambas coaliciones. A otros dirigentes, además, les llegó una minuta más extensa desde La Moneda en el que se apuntaba a que el “hastío” de la ciudadanía y la incertidumbre de un nuevo proceso podrían terminar favoreciendo el Apruebo, una tesis que -en todo caso- es considerada “ingenua” por algunos sectores oficialistas.

Durante el fin de semana, adicional a esas bajadas, Presidencia envió un mensaje a los partidos encabezado por la frase “Chile ya lo dijo: queremos una nueva Constitución”.

“El 4 de septiembre se vota la propuesta que esta Convención Constitucional hizo. Pero un 80% de Chile lo dijo con claridad: la Constitución de 1980 no puede seguir. El Presidente Boric solo dijo lo obvio. Si se rechaza la propuesta, hay que escribir un nuevo texto, porque nuestro país no puede seguir con una Constitución sin derechos como la vivienda, que deja a las mujeres como ciudadanas de segunda y que condena a las regiones”, se lee en el mensaje de La Moneda.

En la misma línea, detalla que “el presidente de la UDI (Javier Macaya) había dado por muerta la Constitución de 1980, pero cuando el Presidente habló volvió a decir lo de siempre: no a una nueva Constitución. Las ‘reformas` que prometen sigue siendo el traje a medida que les dejó la dictadura. El rechazo es volver a cero: los mismos que se opusieron a los cambios por 30 años vuelven a tener la batuta. El Apruebo es un camino claro, seguro y conocido para tener un país con derecho a la educación, salud, propiedad y vivienda garantizada. El rechazo es un salto al vacío”.

Otro tema que cruzará el comité político de hoy y que también preocupa a los partidos es cómo va a avanzar la reforma que impulsa la DC y que busca rebajar los quórum para reformas constitucionales a 4/7. Si bien el gobierno se había opuesto a que avanzara -incluso el senador Juan Ignacio Latorre pidió segunda discusión-, en las últimas semanas han dejado de resistir la medida. La duda está ahora en si el martes o miércoles, cuando el proyecto se vote en general y en particular en la sala del Senado, el Ejecutivo dejará o no que el trámite se viabilice sin dilaciones.

Según fuentes de la Cámara Alta, hasta ahora, no han recibido señales formales, pero se interpreta que el despacho de dicha reforma podría favorecer los objetivos del Plan B del gobierno, el que debe ser aprobado por el Congreso por 2/3.

En la derecha, por otro lado, siguen digiriendo las palabras del Mandatario. En RN, por ejemplo, algunos diputados querían abordar el tema en la reunión de bancada de este martes y ver si responder de manera oficial al Jefe de Estado. Ahí, algunos deslizan que se debería fijar una postura clara sobre que, si gana el Rechazo, la forma de continuar el proceso constituyente se defina mediante plebiscito, mientras que otros creen que deben inclinarse porque sea una comisión de expertos.

Lo cierto es que en el sector están intentando contener a sus dirigentes para que nadie se desordene de la estrategia trazada. El secretario general del partido, Diego Schalper, indicó que “la postura es poner el foco en la ciudadanía y no adelantar discusión”, y que “quiero proponerle a mi partido mantener el foco donde tiene que estar: si esta propuesta de nueva Constitución es mala o buena para Chile”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.