Provoste y Rincón: la pragmática relación de las dos mujeres fuertes de la DC en el Senado

La candidata presidencial y la presidenta de la Cámara Alta forjaron una alianza en sus roles actuales, pese a que históricamente han pertenecido a sectores opuestos de la Democracia Cristiana. Sin embargo, el protagonismo de Provoste a la cabeza de la testera ha generado inquietud en la colectividad. Algunos, en privado, advierten que podría “opacar” la figura de la abanderada. Ellas, en tanto, destacan su vínculo de colaboración.


Solo 24 horas después de que la presidenta del Senado, Yasna Provoste, hiciera este miércoles una propuesta al Ejecutivo para contener futuros retiros de las AFP a través de un acuerdo tributario que aumente la recaudación fiscal, la directiva de la Democracia Cristiana sacó un comunicado público que, entre otras cosas, le atribuía la idea también a la candidata presidencial de la tienda y senadora Ximena Rincón.

“Respaldamos la propuesta de la presidenta del Senado, Yasna Provoste, y de la senadora y candidata presidencial Ximena Rincón, en orden a aprobar una reforma tributaria urgente para dar respuesta inmediata a las necesidades de las chilenas y chilenos. Creemos que esa iniciativa es acorde y necesaria para enfrentar las urgencias que estamos viviendo hoy”, señalaba el texto.

El hecho, reconocen en el partido de Alameda 1460, reflejaría la “pragmática” y colaborativa relación que han establecido la presidenta de la Cámara Alta y la carta presidencial del partido. La primera se ha ido posicionando fuertemente como una figura articuladora de la oposición a través de su rol institucional. Rincón, a su vez, se ha abocado a impulsar su candidatura relevando su gestión como presidenta de la Comisión de Hacienda.

¿Se potencian las dos figuras? Ambas protagonistas aseguran que hay entre ellas una relación de amistad y de mutua colaboración parlamentaria, aunque al interior de la DC reconocen que en las últimas semanas Provoste ha ido ganando un protagonismo que no es del todo funcional al objetivo de potenciar a la carta presidencial del partido. “Sin duda, la opaca”, dice una fuente del partido.

Tanto en el Senado como en la colectividad liderada por Fuad Chahin sostienen que el rol articulador de la oposición que ha logrado encarnar la senadora por Atacama la ha convertido en una voz autorizada ante el gobierno, que la ve como una interlocutora válida. De hecho, en La Moneda tomaron nota de la propuesta de reforma tributaria que Provoste planteó a través de La Tercera como una forma de parar con los sucesivos retiros de fondos de las AFP.

En el Ejecutivo, en tanto, miran con mayor distancia a la figura de Rincón dada su condición de presidenciable y, por tanto, la relación con ella ha sido más tensa. El ejemplo más palpable fue la peleada tramitación del proyecto del Bono Clase Media hace dos semanas, que terminó con un duro intercambio de palabras entre la parlamentaria y los ministros Juan José Ossa (Segpres) y de Hacienda, Rodrigo Cerda. La primera en su rol de presidenta de la Comisión de Hacienda negaba la existencia de un acuerdo con el Ejecutivo en torno a la iniciativa, mientras los ministros sostenían lo contrario.

Ese día el impasse entre el gobierno y Rincón llegó a tanto, que la propia Provoste, desde la testera, le pidió a su correligionaria que aclarara si había o no había acuerdo de la oposición con el gobierno en la materia.

“Se está empezando a sentir el costo de la decisión de dejarla ser presidenta del Senado y con eso Rincón va a tener que navegar todo el año”, dice una alta fuente en la DC.

Mientras que una fuente de la directiva señala que “Yasna está haciendo política y eso es un activo para los objetivos del partido, no es en contra de Ximena. Puede haber tensiones por un tema de egos, pero eso no es un problema”.

Para Rincón, dicen en su entorno, era clave que quien asumiera el cupo que le correspondía a la DC en la presidencia del Senado no implicara un flanco para su candidatura. Por lo mismo, ella lideró un acuerdo para que ascendiera Provoste, quien poco antes, el 19 de febrero, incluso había asumido como una de las voceras de su comando. Ese mismo movimiento, además, marcó uno de los principales fines de Rincón al interior de la DC: tener a la disidencia de Fuad Chahin detrás de su campaña y mantener “ordenado” al partido.

Tras asumir la mesa de la Cámara Alta, Provoste abandonó la vocería del comando, pero ha seguido apoyando la candidatura de Rincón. Han hecho puntos de prensa en conjunto y una transmisión en vivo de Facebook, donde abordaron temas alejados a la política y destacaron sus similitudes al ser ambas mujeres de región y militantes decé desde los 14 años.

“Lo que está sucediendo es que en el Senado hay dos liderazgos de mujeres DC fuertes y lo preponderante está siendo la presidenta del Senado. No sé si hay una fricción ahí, pero las he visto más unidas”, dice otro miembro de la directiva.

La misma fuente reconoce, sin embargo, que se ha comenzado a instalar en la oposición, e incluso dentro de la DC, que el liderazgo de Provoste se estaría perfilando para la próxima elección presidencial. Esa versión, no obstante, es descartada tajantemente desde su entorno.

“No hay interés de su parte por hacerle sombra a la candidata”, dice un DC. Mientras que otra fuente del Senado asegura que “ambas se complementan” y que “cada una está jugando su rol”.

“Somos amigas”

Rincón y Provoste representan sensibilidades opuestas al interior de la DC y eso siempre, dicen en el partido, ha marcado su vínculo, pese a que ambas pertenecen a la misma “generación” de democratacristianos. Poco antes de que se inscribieran las candidaturas a las primarias internas de la tienda, de hecho, la actual líder del Senado aseguraba que su carta presidenciable en el partido era el senador Huenchumilla.

“La gente a una la conoce, entonces no puedo andar aquí con temas tapados. Tengo obviamente un afecto especial por Francisco, sería un gran liderazgo, pero tendrá que someterse al proceso de cualquier otro que aspire a encabezar un proyecto común. Tengo mi afecto mucho más claro hacia Francisco y me encantaría verlo en la papeleta”, decía abiertamente Provoste.

Hoy, en tanto, la senadora por Antofagasta reafirma su apoyo a la senadora Rincón. “Con Ximena nos llevamos muy bien. Somos camaradas de partido y colegas parlamentarias hace algunos años. Estoy muy contenta de apoyar nuevamente a Ximena Rincón como candidata presidencial. Lo hice el 2013 y ahora fui parte de su equipo de vocerías de campaña hasta que asumí la presidencia del Senado, función que obviamente es incompatible”, dice.

Ante los resquemores en torno a su actual rol público, la senadora subraya: “Nadie que conozca ha dicho que mi trabajo perjudique el desarrollo de otros liderazgos. Por el contrario, precisamente el hecho de ser senadora por Atacama hasta 2026 y no ser candidata a cargo alguno son condiciones que me permiten cumplir un rol que ni los candidatos y candidatas ni los dirigentes de partidos pueden cumplir”.

Rincón, en tanto, asegura que “Yasna colabora con la campaña. Es parte del grupo político estratégico. Ella como presidenta del Senado cumple un rol (por eso dejo de ser vocera). Pero tenemos muy buen feeling y coordinación. El primer live de los que estoy haciendo por la restricción que impone el confinamiento lo hice con ella. Además de camaradas, somos amigas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.