Argentina y Brasil levantan la cara

La Albiceleste, sin Messi, vence a Marruecos en un partido desnaturalizado por la fuerza del viento en Tánger. Anotó Correa. Luego de empatar con Panamá, el Scratch remonta y le gana 1-3 a R. Checa con un tanto de Firmino y dos de Gabriel Jesús.


La última gran prueba antes de la Copa América, o de sus listas definitivas, se terminó. Pasó la fecha FIFA de marzo y las selecciones sacan conclusiones en vías del gran certamen. En ese sentido, las potencias continentales, Argentina y Brasil, levantaron la cara a última hora.

Cuesta analizar el duelo entre la Albiceleste y Marruecos, en Tánger, por un factor que fue determinante: el intenso viento que desnaturalizó por completo el encuentro. Mucho roce y poco fútbol se vio en el mismo recinto que recibió la última Supercopa española, que marcó el debut de Arturo Vidal en el Barcelona.

Respecto a la derrota con Venezuela en Madrid, el técnico Lionel Scaloni hizo muchos cambios, tanto de esquema (pasó a un 4-4-2) como de nombres. Por cierto, no estaba Messi, descartado por lesión. Dentro de un partido que dejó bastante que desear, tanto por el viento como por la cantidad de faltas, la diferencia para los transandinos la marcó Ángel Correa. A siete minutos para el final, el jugador del Atlético de Madrid hizo el gol de la victoria de tiro ajustado.

“El viento estaba para los dos y supimos jugarlo. Estamos contentos por cómo afrontamos el partido”, declaró Scaloni en la conferencia de prensa posterior. Sobre la lista para la Copa América, agregó que el porcentaje de jugadores determinados “disminuyó” porque cuenta con más alternativas. “Estamos pasados de 33 jugadores”, dijo.

Si Argentina celebró en África, Brasil lo hizo en Europa. Una victoria necesaria para reafirmar convicciones, sobre todo luego del deslucido empate con Panamá. Le costó al principio, porque su primer tiempo ante República Checa, en Praga, no fue bueno. Los de Tite se fueron al descanso 1-0 abajo, por el gol de Pavelka (37’). Para el complemento, los ingresos de Arthur y Gabriel Jesús ayudaron a la mejoría de los pentacampeones del mundo. La remontada se consiguió con tantos de Firmino (49’) y un doblete del delantero del City (83’ y 90’).

Tite también aprovechó los amistosos para probar nombres que de a poco se insertan en la selección. Son los casos de Allan (Napoli), Lucas Paquetá (Milan) y Richarlison (Everton), quienes fueron titulares. En el segundo lapso entró David Neres (Ajax).

En otro de los partidos de ayer, uno de los rivales de Chile en la Copa América festejó. Japón superó 1-0 a Bolivia en Kobe. Los altiplánicos, que contaron con Carlos Lampe en portería, fueron dominados por los nipones, que mejoraron respecto a la derrota ante Colombia. Precisamente, los cafetaleros cerraron su gira asiática perdiendo 2-1 con Corea del Sur. El villano fue el arquero Iván Arboleda, quien tuvo responsabilidad en los dos tantos rivales. “Estoy satisfecho, con un buen partido y un mal resultado”, dijo el seleccionador Carlos Queiroz, quien hizo ocho cambios respecto a su estreno.

Por otra parte, Italia y España ganaron por las Eliminatorias para la Eurocopa 2020. La Azzurra de Roberto Mancini goleó 6-0 a Liechtenstein en Parma, duelo en el cual hizo historia Fabio Quagliarella. El ariete se transformó en el goleador de más edad en el seleccionado, con 36 años y 54 días.

En Malta, los españoles dominaron pero solo ganaron 0-2, con doblete de Álvaro Morata. No dirigió Luis Enrique, quien se ausentó argumentando “asuntos familiares de fuerza mayor”. Tuvo que retornar de urgencia a su país.

Seguir leyendo