Ignacio González y su blooper en Lima: "Mi error fue no haber atacado la pelota"

Ignacio González

El arquero de Palestino explicó su equivocación ante Alianza Lima y también las razones del buen momento del cuadro árabe. En el plano del emprendimiento personal, detalla cómo se ha involucrado en el rubro inmobiliario.


Feliz, aunque consciente de su error de juego en Perú se muestra Ignacio González (29 años, viñamarino y formado en Colo Colo). El arquero de Palestino celebra el nivel de juego y los logros de Palestino, pero también asume el gazapo que cometió en el estadio Alejandro Villanueva ante Alianza Lima, donde un balón aparentemente fácil de controlar se coló en su portería de manera inopinada.

"Estaba parado luego de rechazar el tiro de Costa (Tomás)... Y tuve la misma duda que al parece tuvo el linesman también, porque pensé que la pelota había salido, ya que iba con un efecto raro. El error mío pasa por ahí, por no haber atacado la pelota al pensar que había salido".

"Era una pelota aparentemente fácil, pero era muy complicada, pero son cosas del juego. Ser arquero es el puesto más ingrato y siempre estás expuesto. En el caso de los delanteros pueden equivocarse en cuatro ocasiones y apuntar solo en una, pero con eso zafan; en cambio a uno le pasa al revés, porque está bien en cuatro, pero se equivoca en una y se condena. Para ser arquero hay aprender a vivir con eso", matiza, al ser consultado sobre la reacción de sus compañeros sobre su falla.

De cualquier modo, aclara que, independientemente de esa circunstancia, está satisfecho con el nivel que mostró ante los peruanos, en el cierre de la participación tricolor en el Grupo A de la Copa Libertadores. "Rescato mucho el hecho de haberme reivindicado; después de esa jugada tuve tres o cuatro atajadas de gol, que sirvieron para que nos trajéramos el triunfo", dice.

Acerca de la forma en que han manejado el esfuerzo en estos meses, explica que "para nosotros no hay una competición más importante que otra. Obviamente que, por la alta alta carga de partidos, de viajes y de tarjetas, hay que ir cambiando jugadores, por el desgaste que todo eso significa. La meta es siempre escalar lo máximo en todo y eso naturalmente incluye el torneo chileno".

"Una de las cualidades de este Palestino es que tiene un sello; así, independientemente de que un jugador sea chico o grande, haya tenido más o menos minutos, siempre se adapta al estilo de juego que quiere el profe (Ivo Basay). Es un plus que tiene este plantel: todos entendemos la identidad de juego", matiza. "Palestino claramente es un equipo que propone, nunca se mete atrás, que basa su juego en el trabajo por las orillas y con el aporte de un mediocampo de muy buen pie, por lo que se construyen los ataques en forma muy elaborada. Además hay jugadores para eso; por las bandas, por ejemplo, tanto Guillermo (Soto) como Bryan (Véjar) las ocupan muy bien".

Sobre aspectos a mejorar, apunta a lo psicológico por sobre lo táctico o estratégico: "Más que nada hay que tener cuidados con las desconcentraciones, porque en general hemos andado bien. Hemos dado pelea y si tu te fijas, nadie nos ha pasado por arriba, han sido puros resultados estrechos. Por eso todo pasa por tener mayor atención. Hoy está todo muy táctico y hay que estar enfocados al ciento por ciento. Y eso es fundamental para ir paso a paso en la Copa Sudamericana, el Campeonato Nacional y la Copa Chile. Para nosotros, todo es importante".

Acerca de su condición futbolística y la forma en que trabaja, sostiene que jamás descuida su preparación. "Trato de fortalecer todos los aspectos del juego, porque hoy en día son todos importantes. El estilo de juego que ocupan la mayoría de los equipos exige que los arqueros jueguen fuera del área, que arme juego, que corte muchos centros. Y en Palestino trabajamos con un juego muy elaborado, como dije", afirma.

Fuera de la cancha, además, piensa en el porvenir. "Estudié tres años de Ingeniería Comercial en la Universidad Santo Tomás, pero tuve que congelar cuando partí a jugar al norte (Deportes Copiapó, en 2015 y 2016), pero no creo que pueda retomar, ya que estoy preocupado de mi empresa, que se llama Inviertepro, dedicada al rubro inmobiliario y con énfasis, pero no exclusividad, en atención a clubes y futbolistas. Nos encargamos de gestionar créditos, tenemos convenios con las inmobiliarias o, por ejemplo, a los clubes les manejamos los arriendos de casas o departamentos cuando contratan a un jugador extranjero. También hay colegas que invierten en esto y los asesoramos", explica. "Hay muchos jugadores a los que los ayudamos en arriendos, ventas o compras, como Pepe Rojas o varios más. Otros les gusta un poco más de discreción y no salen fotografiados en nuestras páginas de Instagram o Facebook".

Atrás, en cambio, quedó la herida de bala en el pie derecho que sufrió en 2015. "Tuve suerte, no me pasó nada, aunque estuve cuatro meses sin jugar, porque me produjo daño ligamentoso. Pero no dejó ninguna secuela", afirma.

https://www.latercera.com/el-deportivo/noticia/increible-error-ignacio-gonzalez-gol-alianza-lima/646131/

https://www.latercera.com/el-deportivo/noticia/palestino-sigue-mostrando-bandera-al-continente/646234/

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.