Cecilia Pérez: “El dinero de los deportistas no se tocará”

La ministra de deporte, Cecilia Pérez, en su nueva oficina habilitada en el Estadio Nacional.

Cecilia Pérez, en su oficina habilitada desde marzo en el Estadio Nacional.

La ministra del Deporte analiza el escenario de su sector, golpeado, como todos, con la pandemia por covid-19. También enfrenta temas polémicos, como el dopaje y las duras denuncias contra Antonio Cabrera.




El Día Internacional del Deporte encuentra hoy a la ministra Cecilia Pérez (45 años) con su oficina instalada en el Estadio Nacional. El coronavirus le hizo tomar esta decisión en marzo. Dice que el traslado, por ahora temporal, tiene fines prácticos y le permite estar más encima del sector que dirige. En tiempos de crisis, recalca, hay que readecuarse.

“Esta pandemia ha impactado en toda la sociedad. Eso no ha dejado exento al deporte y ha significado, por ejemplo, suspender todos nuestros talleres, donde como Mindep llegamos al año, más menos, a 900 mil beneficiarios”.

¿Cómo se responde a la incertidumbre de los deportistas?

En enero y febrero, muchos deportistas estaban buscando clasificar a Tokio y se vieron seriamente afectados, porque en Europa y Asia se suspendieron muchos de sus eventos. Y a partir de marzo, incluyendo nuestro continente, se terminaron de suspender totalmente. Hasta ahora tenemos calendarizado mayo y sin duda esto nos obliga a replantear el trabajo del plan olímpico, que teníamos en conjunto con el COCh y el Comité Paralímpico. Primero resguardando la salud de nuestros deportistas; segundo, trayéndolos de regreso al país; tercero, acompañándolos en sus cuarentenas; y, hoy día, trabajando desde el Plan Olímpico para reprogramar el segundo semestre, mirando a Tokio 2021.

Ellos quieren saber qué pasará con sus planes deportivos. En otras palabras, con el dinero que reciben…

En el Mindep nos hemos enfocado en todas las áreas, incluidas las becas Proddar (Programa de Desarrollo para Deportistas de Alto Rendimiento). La próxima semana habrá novedades, lo estamos trabajando jurídicamente.

¿Les garantiza a los deportistas que no perderán su dinero?

Así es, el dinero de los deportistas no se tocará. Habrá flexibilidad en las becas Proddar, basados en el argumento jurídico que es el caso fortuito o la fuerza mayor. Nadie está obligado a lo imposible. Lo que se proyectó para el año 2020, con respecto a los eventos fundamentales donde ellos debían revalidar marcas, ranking o medallas, claramente no los van a poder hacer. Nosotros estamos tomando todos los resguardos para garantizarles el pago de la beca.

¿Ellos deberán cumplir con algún trámite en esto?

La próxima semana daremos a conocer el paragua jurídico del pago de la beca, mes a mes, y luego, con ellos y sus entrenadores, vamos a establecer una nueva propuesta de validación de eventos. A los deportistas no se les va a perjudicar en sus ingresos mensuales, el producto de su propio esfuerzo.

¿Tiene sentido pensar en recursos para el deporte en un momento de crisis a nivel país?

Hoy más que nunca el deporte es fundamental, como lo ha señalado la OMS. Hacer deporte y tener espacios de rutina física es fundamental, en lugares resguardados, como el hogar. Por eso, presupuestamos el programa de apoyo online, que se llama Entrena en Casa, con cápsulas dirigidas a todos los grupos etarios.

De alguna parte hay que recortar. ¿Dónde en el deporte?

Respecto al presupuesto global del deporte, por cierto que esta pandemia nos ha impactado, porque hay actividades que nosotros teníamos planificadas tanto en el ámbito del alto rendimiento como el deporte masivo, que hoy no se están pudiendo realizar. Entendiendo que todos los ministerios debemos concurrir al fondo nacional que el presidente Piñera ha establecido, hemos entregado hasta el momento 2 mil millones de pesos, no tocando hasta ahora el alto rendimiento, Santiago 2023 ni la infraestructura social. Se lo manifesté el lunes a las 54 federaciones: claramente hay parte del presupuesto del alto rendimiento que nosotros vamos a tener que traspasar a los fondos generales de la nación, para que se puedan utilizar en el sector salud.

¿Un cálculo? ¿De qué partes del alto rendimiento hablamos?

Estamos haciendo una planificación de ajustes, tanto en la Corporación Santiago 2023 como en el alto rendimiento, particularmente en lo relacionado con la misión a Tokio, que ya no se hará este año, y la planificación del plan olímpico por aquellas actividades que no se puedan realizar en 2020. Todavía no tenemos un cálculo, pero cuando esté lo vamos a comunicar.

¿Esos ajustes tocarán o no la preparación de los deportistas?

No. Nosotros estamos velando por cautelar los planes de entrenamiento y los eventos deportivos nacionales e internacionales del segundo semestre, apuntando a que nuestros deportistas se presenten de la mejor forma posible.

¿Los plazos de las licitaciones de las obras para Santiago 2023 se cumplirán en abril y mayo?

Hasta hoy no tenemos ninguna afectación negativa en la planificación para Santiago 2023. En proceso de cuatro años y éste nosotros lo denominamos el año de poner la pala en los proyectos de infraestructura sólida. Hasta ahora no estamos atrasados. De hecho, estamos adelantados.

¿Se bajarán por segunda vez los sueldos de los ejecutivos de la Corporación Santiago 2023?

Esos sueldos ya se reajustaron en relación a cómo salieron en 2018. Hoy la plana ejecutiva, partiendo por el director de la corporación, tiene sus sueldos rebajados en un 20 por ciento. Y equiparados entre hombre y mujer.

¿Pero se rebajarán más?

Le hemos pedido a la dirección ejecutiva de la corporación que demos una señal, no en el sentido de los salarios, pero sí respecto a otros ítems presupuestarios que ya habían sido aprobados.

¿Y usted como ministra acepta que se le rebaje su salario?

Legalmente las remuneraciones del sector público van asociadas a una ley. Es un tema que hoy se está discutiendo en el Congreso y en cuanto sea aprobado, vamos a tener esa rebaja que es justa y es necesaria. Sin perjuicio de eso, simbólicamente el presidente Piñera nos ha pedido hacerlo voluntariamente donando hacia fundaciones. Y hay fundaciones de las que yo soy socia históricamente, como es la Fundación Las Rosas o Unicef. Y yo voy a seguir aportando en ellas.

La ministra Cecilia Pérez atendiendo a La Tercera a través de un video llamado.
Cecilia Pérez, en conversación a través de un video llamado, con La Tercera.

¿Seguirá aportando lo mismo o aportará más?

Más y no solo a esas dos fundaciones. Ahora, yo siempre he sentido que estas acciones deben ser desde la privacidad y la convicción personal. A mí no me gusta hacerlo con bombos y platillos.

¿Muchos problemas desde que asumió en octubre?

Los problemas son parte de la vida. Yo los tomo como una oportunidad, un desafío. Buscando soluciones, con la mayor cantidad de actores, para que se entienda finalmente que es una solución global. Por ejemplo, en el desarrollo de los diseños de la infraestructura de los Panamericanos 2023, que incluirá entre otras cosas un polideportivo para deportes de contacto, las canchas de hockey-césped, un Centro de Alto Rendimiento paralímpico o el mismo Parque Deportivo del Estadio Nacional. Todos esos diseños los hemos hecho en forma participativa, con los mismos deportistas, sus entrenadores y dirigentes de federaciones.

¿Qué ha aprendido del mundo del deporte? Lo bueno y lo malo…

A mí el deporte me apasiona. Tuve el honor de formar parte del equipo que creó el Ministerio del Deporte. Este no era un mundo desconocido para mí, pero estar en el día a día, aprendiendo de la realidad de cada deportista, sus éxitos y dolores, es riquísimo. ¿Qué he aprendido? Muchísimo. Todo.

¿Y lo malo?

Algo en lo que se debe avanzar en el mundo federado es en entender que los recursos públicos que hay para el deporte, particularmente en el alto rendimiento, son recursos de todos los chilenos y que tienen un solo fin: que a nuestros deportistas les vaya bien. Y cuando eso no sucede, son ellos los más perjudicados. Por lo tanto, al lenguaje de algunas federaciones, de decir “es mí plata”, yo les digo que no. No es su plata. Y con aquellos con los que uno puede tener dudas amparadas en la legalidad, nosotros pondremos los antecedentes donde tienen que estar, en el Ministerio Público. Hemos ido un poco más allá y estamos prontos a presentar una ley de integridad y probidad en el deporte, que apunta a que los recursos públicos sean bien ocupados. No puede haber federaciones sancionadas por el COCh y luego esos mismos dirigentes forman otra federación para seguir en un bicicleteo que es injusto. Eso no puede ser.

¿No es Deportes un segundo plato para alguien que viene de un Ministerio mucho más influyente como es la vocería?

Para nada. Al contrario. Esa pregunta me la hicieron en el mismo minuto que asumí en el Ministerio del Deporte. Si era un premio de consuelo. Para mí siempre fue un sueño liderar este Ministerio, desde su creación. Es un honor que me tiene alegre y motivada.

El deportista siempre ha reclamado que la autoridad solo aparece para la foto. ¿Usted no se mide en eso?

Es una crítica súper justa y válida. Para mí la foto debe ser validada por un proyecto que positivamente se llevó a cabo. No es al revés. Y eso significa estar muy presente, no solo para la foto. En los entrenamientos, en sus casas, defendiendo a los deportistas cuando no son acogidos en sus propias federaciones. Dejarse caer de sorpresa, ver sus realidades.

Mi visión personal es que usted aparece mucho en lo positivo y se ausenta en temas negativos, como el dopaje de Nicolás Jarry…

Hay un cambio que yo asumo con mucha responsabilidad y rigurosidad, de pasar de un ministerio súper público, como era el de la vocería, a un ministerio sectorial, como es el deporte. Y cuando te digo que lo asumí con responsabilidad, es porque me dediqué a trabajar y aprender en las distintas áreas, con principios muy claros. Respecto a tu pregunta, cuando fui consultada, di mis respuestas, por ejemplo en casos de doping, particularmente lo de Nicolás Jarry. Y cada vez que se nos ha consultado sobre cualquier tema, nosotros hemos estado presentes.

¿Por qué en Chile se es poco enérgico frente al dopaje?

Al principio hay una cautela para esperar el debido proceso. Si hay un caso de doping y se le condena de manera brutal, pero finalmente resulta ser inocente, al deportista se le condena la vida. Pero no hay que confundirse: frente al dopaje, más allá de un caso particular, hay que ser absolutamente categórico en la condena. Y no solamente condenar, sino también trabajar desde la educación, en los controles, que haya un plan de entrenamiento para tener una conducta contra del dopaje. Eso no se ha hecho en nuestro país.

Con el aplazamiento de Tokio a 2021, algunos castigados por dopaje van a tener la posibilidad de ir a los Juegos. ¿Usted apoyará a quienes cumplen su condena mientras el deporte mundial está suspendido?

Eso es una realidad. Muchos se van a ver beneficiados para clasificar a Tokio y si ese deportista se clasifica habiendo cumplido su condena, nosotros como Ministerio del Deporte no tenemos ninguna facultad para negarle recursos. Esto lo deben responder los comités y las organizaciones internacionales.

¿Le impactó el caso de Stephanie Subercaseaux y su denuncia de violencia contra el ciclista Antonio Cabrera?

Todos los casos de violencia de género tienen que ser investigados por la justicia. Con la mayor rigurosidad. No se puede naturalizar la violencia. Nosotros esperamos que la justicia haga su trabajo y que finalmente se determine una sanción, si corresponde. Vamos a ser respetuosos de la presunción de inocencia, pero si hay una sanción de la justicia sobre el deportista, nosotros por reglamento tenemos que suspenderle sus beneficios.

Esa postura de presunción de inocencia hace pensar a la mujer violentada que “no le creen”. Cuando me lo plantea ahora, usted deja en duda si lo que Stephanie denuncia es real o no…

No es así, todo lo contrario. Yo condeno todo tipo de violencia en contra de la mujer y toda denuncia debe ser investigada con toda la rigurosidad y tomando medidas cautelares para la víctima. Yo no estoy minimizando esta denuncia. Pero sí, ahí tú te impactas con la propia ley del deporte y con la beca Proddar, que señala que para que un deportista pierda un beneficio, debemos ser notificados de la sanción. No se lo puedo quitar por sola decisión mía, porque ese es un acto de arbitrariedad de parte de la autoridad.

¿Y qué le parecen las graves confesiones del ciclista Nicolás González? ¿Solicitará que se investigue?

Fuerte y claro: tolerancia cero hacia el dopaje. La trampa no está dentro de nuestras formas de ver la competencia, y agradecemos todos los antecedentes que nos lleguen para analizarlos e investigarlos. Para eso, estamos trabajando en un proyecto de ley de integridad deportiva, que buscará prevenir el fraude en las competiciones deportivas, sancionando las conductas que tengan por finalidad predeterminar o alterar de manera deliberada y fraudulenta el resultado de una prueba y, a su vez, proteger a las organizaciones deportivas del narcotráfico. Sabemos que el ciclismo lleva años con malas prácticas tanto en lo administrativo como en lo deportivo, y por eso junto al COCh estamos trabajando en una restructuración de su Federación, actualmente desafiliada por las irregularidades ya conocidas.

Otra denuncia grave que involucra a Cabrera. ¿Simple coincidencia?

Lamentamos que un deportista, que debiese ser visto por la opinión pública como un ejemplo, se vea envuelto mediáticamente en temas que no tienen relación con su muy buen desempeño deportivo. Pero acá nosotros debemos juzgar a nuestros deportistas ante lo que dictaminen los tribunales luego de una investigación exhaustiva y eso aún no existe en ambas denuncias.

Cabrera es medallista Panamericano. Si esto avanza, más allá de lo que indique la ley, ¿se debe borrar su imagen de héroe deportivo?

Sabes lo que pasa. Los personajes públicos tienen el deber ser un ejemplo, sobre todo los deportistas. Yo sí he estado con Cabrera, con Peñaloza, porque me junto con todos. Ser un ejemplo es una tremenda responsabilidad y no solamente tiene que ver con un rendimiento deportivo. No puedo públicamente condenar a Cabrera, porque no soy la jueza, pero en la vida no solo debe bastar con cumplir la ley. Hoy, tenemos un estándar superior, un estándar ético.

Yo, dopado: la descarnada confesión de un ciclista chileno sancionado
El calvario de Stephanie Subercaseaux

Comenta