Christian Eriksen es dado de alta tras una exitosa operación: “Estoy bien dadas las circunstancias”

Christian Eriksen fue dado de alta tras una operación exitosa en la que se le implanto un desfibrilador automático.

Eriksen recibió el alta médica tras su operación. Foto: Reuters

El volante danés debió ser intervenido para implantarle un desfibrilador automático para tratar algunos trastornos en el ritmo cardíaco del jugador.


Buenas noticias llegan desde Dinamarca. La Federación de Fútbol danesa dio a conocer que Christian Eriksen fue dado de alta del hospital en el que se encontraba internado después de que sufriera un paro cardíaco en el partido que enfrentó a su selección contra la de Finlandia en la Eurocopa.

Debido a esto, además, el compañero de Alexis Sánchez y Arturo Vidal en el Inter debió ser operado para implantarle un desfibrilador automático para tratar algunos trastornos en el ritmo cardíaco del jugador.

Este viernes, a través de un comunicado oficial, la federación de Dinamarca entregó una nueva actualización sobre el estado de salud del volante.

Christian Eriksen ha pasado por una operación exitosa y fue dado de alta desde el Rigshospitalet. Hoy también visitó a la selección nacional en Helsingor y desde ahora irá a casa a pasar tiempo con su familia”, informaron.

También destacaron algunas palabras de Eriksen refiriéndose a su situación. “Gracias por el gran número de saludos. Ha sido increíble verlos y sentirlos. La operación salió bien y estoy bien dadas las circunstancias”, comentó.

“Fue realmente grandioso ver a los muchachos otra vez después del fantástico partido que jugaron anoche. No hace falta decir que estaré alentándolos el lunes contra Rusia”, agregó más tarde.

Triunfo Belga lleno de homenajes

Christian Eriksen fue dado de alta tras una operación exitosa en la que se le implanto un desfibrilador automático.
Christian Eriksen fue homenajeado en el partido entre Bélgica y Dinamarca.

En la jornada de ayer, Bélgica derrotó por 2-1 a Dinamarca en el segundo partido del grupo de ambas selecciones. Fuera de lo deportivo, el encuentro además estuvo marcado por una serie de homenajes al 10 danés.

Antes de que comenzara el duelo, el plantel belga, que tiene a Romelu Lukaku como compañero de Eriksen en el Inter, le entregó a la delegación de Dinamarca una camiseta con el número 10 autografiada por todo los jugadores.

Además, en la salida de los equipos, se desplegaron dos camisetas gigantes, una de ellas, la de Dinamarca, estaba personalizada con el número 10 y con el apellido de Eriksen.

Pero hubo más. En el minuto 10′ el partido se detuvo. Los asistentes se colocaron de pie y comenzó una ovación. En ese instante, Lukaku aprovechó para abrazar a algunos jugadores rivales.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.