155 positivos en 69.897 testeos : el balance que dejó el Covid-19 en el torneo nacional

Un túnel sanitizador durante un duelo de la UC en el torneo nacional 2020.

Un túnel sanitizador durante un duelo de la UC en el torneo nacional 2020.

En los casi 10 meses de competición, en 630 partidos disputados, las diferentes divisiones del torneo nacional arrojarron 155 positivos, en los 69.897 testeos a los que fueron sometidos. Colo Colo fue el equipo que presentó más casos, con 16 infectados.



El fútbol chileno entra en época de definición. La UC, por un lado, buscará hacer historia y anotarse con un inédito tetracampeonato. En la parte baja, por su parte, la U luchará por no anotar el segundo descenso del club tras lo ocurrido en enero de 1989 bajo las órdenes de Manuel Pellegrini.

Al mismo tiempo, sin embargo, la comisión médica hace su catastro en un torneo que estuvo marcado por la anormalidad del Covid-19. Cambios en el protocolo en la mitad del torneo, normas más exigentes con la variante Delta, y la obligación incluso de presentarse hasta con juveniles en caso de sufrir un brote, marcaron la pauta de un certamen que vivió más de una problemática por la pandemia que golpeó a nivel mundial.

En el fútbol los números fueron positivos, aseguran desde la ANFP. El catastro hasta hoy arroja una positividad de 0,22%, cifra que es consideraba baja. Se realizaron 69.897 testeos entre los elencos de Primera, Primera B, Segunda División y Copa Chile. En casi los 12 meses de competición se anotaron 155 positivos.

En el balance, sin embargo, los equipos de Primera fueron los más dañados con el virus. De los cuatro certamenes en competencia, en 630 partidos disputados, los elencos de la categoría de honor se anotaron con 74 postivos, en los 29259 testeos a los que fueron sometidos. Es decir, registraron caso la mitad de los infectados. Anotan un 0,25% de positividad. En Primera B se conocieron 38 positivos en 22.157 muestras, en Segunda División 20 casos de 11.079 exámenes y en la Copa Chile, 23 de 7.402 tomas realizadas a los futbolistas.

Dentro del fútbol chileno también tienen registrado las fechas más complicadas, que coincidieron con los rebotres a nivel país. Los duelos jugados en todas las divisiones durante el 20 de junio arrojaron 22 casos, el 4 de abril se presentaron 21 positivos, el 30 de mayo otros 20, al igual que la fecha jugada el 7 de noviembre.

El equipo que más golpeó el Covid fue a Colo Colo. Hasta este martes, luego de arrojar un positivo por antígeno pero borrarlo por el resultado de PCR, Colo Colo anotaba 16 positivos. Lidera, por lejos, el ránking de equipos con más infectados durante la temporada

Los albos nunca pudieron lidiar con el protocolo y debieron jugar dos partidos con juveniles, en la caída frente a Ñublense y Audax Italiano. Las derrotas, según el propio Quinteros, terminó prácticamente sentenciando al equipo de Macul en su lucha por el título. Más allá de los jugadores que tuvieron que ser apartados por el virus, en el Cacique se evidenció una serie de faltas que incluso lo llevaron a ser denunciado por la comisión médica. La que más se recuerda es cuando futbolistas comieron torta del suelo, una vez finalizado el duelo con la U.

En conversación con El Deportivo, César Kalazich, miembro de la comisión médica, entrega su balance de la temporada, a una fecha del final. “Siempre se espera tener los menos casos posibles. Sin embargo, con una cepa de virus más contagioso y la disminución de las medidas de restricción en la sociedad era posible un ligero aumento de casos. Y nuestra liga muestra un comportamiento muy similar a la realidad epidemiologica del país, pero 10 veces menor (en cuanto a tasa de positividad)”, dice, al ser consultado por El Deportivo.

La recepción de los clubes fue otro de los puntos que tuvo que enfrentar la comisión médica. “Desde el inicio hubo buena disposición de los clubes porque reconocieron que sin los protocolos no podría haber fútbol. Cuando la pandemia mejoró y las medidas sanitarias disminuyeron en restricciones, la comisión actualizó los protocolos para volver a algunas prácticas comunes del fútbol sin resultados adversos en cuanto a contagios. Y luego, al llegar la variante delta, las normas de determinación de contacto estrecho fueron más rigurosas. Se les advirtió a los clubes, algunos fueron más receptivos y otros menos”, reconoce.

Para cerrar, el médico valora que nunca se presentaron brotes significativos, pero que las determinaciones de la autoridad sanitaria terminaron por definir una cantidad importante de contactos estrechos: “No hubo una cantidad significativa de brotes, lo que complicó las cosas fue la determinación de contactos estrechos por parte de la autoridad sanitaria. La poca consideración de los protocolos exitosos nuestros por parte de ellos y disparidad de criterios que se usaron hacía muy difícil poder aconsejar a los clubes para disminuir la cantidad de contactos estrechos que se determinaban en cada caso que quedaban en cuarentena”, cierra.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.