Djokovic le da el golpe de gracia a Nadal e irá por su segundo Roland Garros

Djokovic, festejando su victoria sobre Nadal. Foto: AP.

El número uno del mundo venció en cuatro sets al español y le cortó su invicto histórico de 13 semifinales en París. Jugará la final ante Stefanos Tsitsipas.


No llegaba como favorito, a pesar de ser el número uno del mundo. Sin embargo, Novak Djokovic jugó un tenis impecable y logró remontar frente a Rafael Nadal (3°), para alcanzar la final de Roland Garros. Después de cuatro horas y 11 minutos, Nole levantó los brazos tras imponerse por 3-6, 6-3, 7-6 (4) y 6-2 en un duelo que quedará en la historia por la gran exhibición que ambos dieron lo mejor de sí.

En el comienzo, parecía que la historia de la final del año pasado se repetía. Esa vez el español barrió con el balcánico. Rápidamente se puso 5-0 en el primer set, pero Djokovic no estaba dispuesto a ser vapuleado. Logró un quiebre, que si bien no le alcanzó para mucho en ese parcial, fue el inicio de un nuevo camino, que lo llevó a ganarle por segunda vez en nueve enfrentamientos en la capital francesa a su rival.

Jugando bolas altas en situaciones de apremio, el pupilo de Marian Vajda complicó en demasía a su rival. A partir de la segunda manga, las cosas se emparejaron, con puntos realmente espectaculares. Cada rally fue mejor que el otro y ahí la mejor raqueta del orbe sacó diferencia. Mentalmente no se derrumbó y logró los quiebres necesarios para igualar el encuentro.

Con la paridad, el duelo fue creciendo en emoción. Ambos entregaron lo mejor de sí, con un público vibrante en la Philippe Chatrier. Djokovic se fue encima en cada juego de saque del manacorí hasta lograr el ansiado quiebre. Sirvió 5-4, pero ahí el rey de la arcilla apareció para rescatar un quiebre. Luego, tuvo puntos de set, que no supo aprovechar. Así, se fueron al desempate, donde Nole fue más efectivo y tomó una ventaja que se fue transformando en decisiva.

Si bien al comienzo del cuarto set Rafa logró un break, no fue capaz de sostener su saque. Simplemente no pudo con la intensidad de Novak. El balcánico pasó la máquina y demolió a la leyenda española. Le quitó su invicto de 13 semifinales en París y estiró su récord a 30 victorias y 28 derrotas frente a su adversario. Además, le quitó la posibilidad de ir por su 14° Roland Garros y ser el primer jugador que logra 21 Grand Slams.

Djokovic buscará este domingo su segunda corona en la arcilla francesa, cuando enfrente al griego Stefanos Tsitsipas (5°), quien a primera hora dio cuenta del alemán Alexander Zverev (6°), por 6-3, 6-3, 4-6, 4-6 y 6-3, en otro maratón de buen tenis.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.