El fútbol no sale de la mascarilla

Pablo Milad, en las canchas de la ANFP en Quilín.

Pablo Milad explica las razones que impiden al fútbol tener aún fecha de retorno. Hoy recibe la prelista con los recintos elegidos por la autoridad y se reúne con la Conmebol para arreglar el contencioso por la Libertadores y las Eliminatorias.




Los clubes de fútbol quieren el retorno a toda costa, a más tardar el 28 de agosto. Sin embargo, la autorización del gobierno no les llega. Así se lo dejó en claro el lunes la ministra del Deporte, Cecilia Pérez, en el encendido cara a cara online con los 33 de Primera y Primera B.

“Si no jugamos en agosto la probabilidad de problemas financieros serios es de un 99%”, decía Victoriano Cerda, de Huachipato. “Depende de ustedes, nosotros ya lo hemos hecho todo”, respondía la ministra. “Pero ponga una día”, insistían. Y Pérez, que no y que no: “No me atrevo a poner fecha,pero haré todo lo posible porque sea rápido. No solo por la industria, sino porque el regreso del fútbol le hará bien al país”. Pues eso, ponga fecha. Y Cecilia hasta se enojaba: “Oiga, pero usted quiere que ponga fecha y áún les falta por hacer, pues”.

Así que Pablo Milad, el nuevo jefe de la ANFP, y sus 33 timoneles no lograron fijar lo que querían, un día en el horizonte para el retorno a la actividad. ¿Qué falta? ¿Qué deberes les resta por cumplir a los clubes? Contesta el propio Pablo Milad a La Tercera: “No hay una fecha estipulada. Creo que es próxima, pero tenemos que cumplir ciertos requisitos que nos han pedido, que lo está haciendo Estadio Seguro, que es determinar cuáles son los estadios que cumplen desde el punto de vista de la seguridad y también desde lo normativo”.

El titular de la ANFP explica las condiciones que deben tener los recintos (Estadio Seguro envía hoy la prelista con los estadios disponibles, luego de lo cual tendrán 14 días para prepararlos logísticamente): “Primero, tienen que tener un espacio adecuado en los camarines; lugares restringidos; lugares de ingreso y salida, donde haya proceso de sanitización, controlado por un ente que va a validar y supervisar que se cumplan los protocolos, que es la Sociedad Chilena de Medicina del Deporte”.

“Y el otro punto”, agrega enfático Milad, “es la tipificación de infracciones o de faltas que se va a regular a través de un consejo que va a ir en tabla para el día lunes. No está aún en el código de penalidades. Por ejemplo, no existe una multa específica por el no uso de mascarillas”.

Con respecto a los estadios, las autoridades señalan que la lista será lo menos acotada posible, para que la comisión médica de la ANFP y la SOCHMEDEP la depuren en base a sus criterios. Los que presentan algunas dudas son el Nacional, Tierra de Campeones y La Portada, por temas de disponibilidad.

Milad sostiene que el regreso al fútbol es urgente, pero más urgente es volver sin cometer errores: “Lo primero es que las cosas se tienen que hacer bien y se tiene que partir bien. Si empezamos a fines de agosto o la primera semana de septiembre, tiene que ser seguro, con todos los protocolos, cumpliendo todas las exigencias de las autoridades sanitarias, con los equipos de supervisión, de análisis de estadios, sanitización, transporte, de realización de cada uno de los partidos. Tenemos que volver de forma segura. ¿Lo antes posible? Sí, pero de forma segura, en que le demos garantía a la autoridad sanitaria que se van a cumplir de muy buena forma y de manera correcta todos los protocolos establecidos”, señala.

Y así como ayer se reunió con el presidente de la ANFA, Justo Álvarez, por la Federación, el timonel de Quilín lo hará hoy con autoridades de la Conmebol, con el fin de coordinar que la UC y Colo Colo puedan disputar la Libertadores en Santiago, y que las Eliminatorias puedan jugarse sin problemas en suelo nacional, en octubre. “Se está trabajando en eso. Hay una reunión mañana (hoy), entre la Conmebol y las autoridades chilenas respecto a eso. Creo que hay solución. Ha faltado un poco de comunicación, pero hay muy buena intención de cumplir, a través de la Conmebol, todos los requerimientos y exigencias sanitarias de cada uno de los países a los cuales van a ingresar y salir los equipos. También especificar y ratificar la metodología burbuja, que implica una coordinación con las autoridades sanitarias de los países de Sudamérica”.

Comenta