El Inter deja hecha la tarea con un activo Alexis y espera un tropiezo del Atalanta para ser campeón

Alexis Sánchez, durante el duelo entre el Inter de Milán y el Crotone. FOTO: REUTERS.

Con el Niño Maravilla desde los 65', el cuadro lombardo venció por 0-2 al Crotone, que tuvo a Luis Rojas en la banca. Si el Sassuolo vence este domingo al cuadro de la Diosa, los nerazzurri se adjudicarán el Scudetto.


El Inter de Milán dejó hecha la tarea con un activo Alexis Sánchez y espera por un tropiezo del Atalanta para ser campeón. Los lombardos doblegaron por 0-2 al Crotone y, si el Sassuolo consigue una victoria ante la Diosa este domingo, el equipo de los chilenos se adjudicará el Scudetto. El tocopillano ingresó en los 65′ y tuvo un correcto partido, mientras que Arturo Vidal no fue convocado. Luis Rojas, en tanto, miró todo el compromiso desde la banca en los locales.

Los nerazzurri salieron a buscar la victoria desde el arranque. Impusieron su juego, dominando en posesión y apostando a los pelotazos largos en dirección a Lautaro Martínez y Romelu Lukau. Fueron precisamente los dos delanteros del cuadro forastero quienes tuvieron las opciones de mayor peligro en un apagado primer lapso. El transandino probó con una chilena que se fue elevada, mientras que el belga tuvo la más clara: un cabezazo que se estrelló en el palo.

Los dueños de casa, eso sí, no se quedaron atrás e hicieron pasar malos ratos a los visitantes, que nuevamente estuvieron cerca de abrir la cuenta con un testazo de Alessandro Bastoni (40′) que se fue apenas desviado. Sus mejores momentos fue cuando el Inter apostó a esperar un poco más para conseguir un ataque más explosivo. Fue ahí cuando comenzó a sobresalir la figura de Samir Handanovič, quien respondió de gran manera ante los intentos locales.

Pese a ser superiores, los de Conte no lograban marcar la diferencia. Fue por esa razón que el DT realizó varias modificaciones en los 65′, con el fin de encontrar el tanto de la victoria. Salieron Martínez, Matteo Darmian y Stefano Sensi, e ingresaron Alexis, Ivan Perišić y Eriksen. Y su apuesta dio frutos. Porque tan solo cuatro minutos después de pisar la cancha, este último se encargó de finalizar un ataque construido, que tuvo un taco del Niño Maravilla a Lukaku de por medio, para marcar el 1-0 con un disparo de distancia. Un golazo para el desahogo.

Eriksen celebra tras anotar el 0-1 ante el Crotone. FOTO: AFP.

Achraf Hakimi se encargó de sellar el triunfo. Con otra conquista de buena factura. Ahora, los lombardos aguardan por lo que realice este domingo el Atalanta (9.00 horas). Si cae ante el Sassuolo, los chilenos serán campeones en Italia. De lo contrario, la definición se estirará otra jornada más. Pero el Inter ya se siente campeón, así lo reflejó una publicación de Alexis en su cuenta de Instagram, en la que se le ve cantando y celebrando junto a sus compañeros. Si no es este domingo, tendrá una nueva chance el próximo domingo frente a la Sampdoria (12.00). Solo queda esperar, cuando la corona es prácticamente un hecho.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.