El uno a uno de La U: dupla de centrales permeable y Larrivey, dejado a su suerte

Sandoval fue expulsado en el segundo tiempo. FOTO: AGENCIAUNO

Arias, González y Sandoval fueron puntos bajos en la jornada de Rancagua. La construcción del equipo de Valencia dejó a su goleador muy solo. De lo poco rescatable, el ingreso de Cañete.


Fernando De Paul

No se le puede culpar de los goles de Colo Colo. No obstante, en este tipo de partidos es fundamental que un arquero irradie seguridad. En algunas salidas, el Tuto dejó dudas. En los 78′, tuvo una muy buena tapada en un mano a mano con Morales, antes del 1-3.

Yonathan Andía

La presencia de Solari por el lado izquierdo del ataque de Colo Colo complicó al lateral con la marca. Durante los primeros 45 minutos no fue incisivo en materia ofensiva. En el complemento, con la necesidad del resultado, se soltó más.

Osvaldo González

Uno de los puntos bajos. La dupla con Arias no se mostró con el fiato que sí han tenido en el resto de la temporada. Rocky estuvo lento y poco fino en la salida desde atrás. El primer gol de Colo Colo tuvo, en parte, culpa del zaguero porque salió muy arriba y, en el contragolpe rival, había un espacio que nadie obstruyó. La secuencia acabó con el 0-1 de Bolados. Estuvo preocupado más de la refriega con los rivales.

Ramón Arias

Durante la semana estaba en duda su participación por una lesión. Finalmente llegó al clásico, pero no estaba bien. Tuvo un partido para el olvido. El más bajo de los azules. Quedó desencajado con la presencia de Bolados en el 0-1. Y luego, hace un autogol para el 0-2. Cachila cometió errores evitables, que bien le pudieron costar a la U irse al descanso con un marcador peor. Era perfectamente sujeto de cambio en el entretiempo, pero Valencia no lo sacó.

Marcelo Morales

Por su juventud, el lateral tiene mucho por mejorar. Al igual que el resto de la defensa, fue superado en varias ocasiones cada vez que Colo Colo aceleró. En la faceta ofensiva, no fue influyente.

Gonzalo Espinoza

En este tipo de partidos, algo le pasa que no despliega lo mejor de su repertorio. Se sale de foco y, también, se pasa de rosca, entrando en fricciones con los rivales que poco le ayudan a su equipo. Eso pasó en el primer tiempo con Solari. No se notaba con claridad su rol. A 20′ del final salió reemplazado por Galani.

Universidad de Chile no pudo ante Colo Colo.
Universidad de Chile no pudo ante Colo Colo.

Camilo Moya

La movilidad y oficio del mediocampo colocolino lo complicó. Más bien, se vio sobrepasado ante el accionar de los albos. No logró cumplir con la función principal de un jugador en su puesto: la contención. Cuando el primer lapso finalizaba, recibió una tarjeta amarilla innecesaria. Al final, fue reemplazado.

Mario Sandoval

Otro de los que quedó en deuda en La U. En la primera parte del juego, nunca asumió el control del balón y la generación de fútbol. En parte, también por el trabajo del rival. En los 26′, tuvo un tiro libre que contuvo Cortés. Pero en el segundo tiempo, corona su baja presentación con una terrible patada a Bolados, que implica la tarjeta roja tras la revisión de Tobar en el VAR.

Franco Lobos

Fue suya la primera opción del equipo de cara a Cortés. Si su misión era darle profundidad y desborde al equipo, no lo logró. No pudo en el mano a mano con Suazo. Escaso aporte.

Joaquín Larrivey

Desasistido. Abandonado. Dejado a su suerte. Jugando de espalda, trataba de descargar pero la compañía brillaba por su ausencia. Un desperdicio tener al goleador del campeonato y no darle un balón con ventaja, ni por arriba ni por abajo. No fue su día.

Pablo Aránguiz

Intrascendente. En el 4-3-3 que alineó Valencia (sacrificando a Cañete), el ex Unión Española arrancó como puntero izquierdo y nunca pudo entrometerse en el área contraria. Se cargaba hacia el centro e incluso bajó a la mitad del campo para comenzar a articular, no obstante la faena no fue exitosa. Tampoco generó un nexo interesante con Larrivey. Insinuó una mejora en el inicio del segundo tiempo, lo cual no fue suficiente. Salió sustituido.

Marcelo Cañete

Ingresó después del descanso, por Camilo Moya. Tuvo un inicio prometedor, porque puso un par de pelotas con claridad, esa que le faltó a los azules en el primer tiempo. Cuando el partido terminaba, descontó con un remate bajo. El ex Cobresal fue de lo poco rescatable de La U en Rancagua.

Junior Fernandes

Su retorno oficial al fútbol chileno fue en el clásico, reemplazando a Aránguiz. Jugó media hora y se mostró con ganas. Cada vez que tuvo el balón trató de encarar. En los 77′, sacó un remate que pasó cerca del segundo palo de Cortés.

Sebastián Galani

Ingresó por Espinoza, para darle piernas frescas al mediocampo.

Nahuel Luján

Reemplazó a Lobos, ingresando como volante o algo por el estilo. No quedó claro a qué entró el argentino.


Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.