Junior Fernandes se vistió de azul y ya vive el Superclásico: “Sería lindo volver a jugarlo”

Junior entrena por primera vez con sus compañeros en el CDA. Foto: Gentileza de Universidad de Chile.

El delantero entrenó por primera vez con sus compañeros y aseguró que tiene ganas de jugar "con cualquiera". Pero no todo es felicidad en el CDA, pues Ramón Arias presenta varias molestias en su pierna derecha y es duda para el duelo ante Colo Colo.


Y llegó el día que los hinchas de Universidad de Chile esperaron por casi una década: Junior Fernandes volvió a vestir los colores del Romántico Viajero y ya se prepara para jugar un nuevo Superclásico.

“El recibimiento estuvo muy lindo. Todo muy bien. Y siempre ha estado el cariño de la gente, por lo que estoy muy feliz por eso”, aseguró el jugador que firmó un contrato por 16 meses con la institución laica.

Pero no sólo de su arribo habló el delantero de 33 años, por que todo indica que su segunda etapa con los felinos comenzará en el duelo con Colo Colo, el próximo domingo 26 de septiembre (16:30 horas). “Las ganas de jugar están. Con cualquiera. Sería lindo volver a jugar por la U en el Superclásico”, confesó el ariete.

Cabe recordar que Fernandes se metió en el corazón de la fanaticada bullanguera el 24 de junio de 2012, cuando le marcó un triplete a los albos en la semifinal de vuelta del Torneo de Apertura (el resultado final fue 4-0 a favor de los locales).

No todo es felicidad

El primer día de Junior y una celebración anticipada de Fiestas Patrias no fueron suficientes para que en el CDA se viviera una jornada perfecta. Es que Esteban Valencia podría perder una pieza clave para enfrentar al puntero exclusivo del Campeonato, porque Ramón Arias se encuentra con varias molestias en su pierna derecha.

El defensa central no sólo presenta un edema en el soleo de la extremidad ya mencionada, también sintió un pinchazo en el gemelo diestro y pese a que faltan varios días para el compromiso que todos quieren disputar, ya se piensa en un posible reemplazo para el uruguayo.

Por su parte, uno que si podrá estar y se muere de ganas es Camilo Moya. El canterano aseveró que “mi sueño es poder ganar un Clásico y eso sería lo más lindo. Si me toca jugar o no, estaré apoyando. Si ganamos, ganamos todos. Eso sería lo más lindo”, insistió.

Pero el volante no sólo quiere los tres puntos para que sus deseos se hagan realidad, también sabe que descontarle puntos al Cacique es fundamental si quieren seguir soñando con ser campeones. “Si ganamos nos metemos a la pelea y si perdemos, seguimos en la pelea, estamos todos ahí, tenemos un partido menos, no salimos de la lucha por el campeonato, vamos a querer ir a ganar, pero si no es así seguimos con la lucha”, concluyó.

Sigue leyendo en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.