La base del éxito del Team Huasitas

Las Huasitas Básquetbol

A un año del Mundial Sub 17, los protagonistas explican los triunfos de las selecciones menores femeninas. El trabajo técnico desde niñas y el apoyo que han tenido desde la dirigencia han sido claves.




Un mismo equipo, un mismo proceso consiguió el título sudamericano Sub 14 en 2016; retener la corona, ahora en Sub 15, el año pasado; y ser el mejor equipo del subcontinente y el único clasificado al Mundial de esta parte del mundo en el FIBA Americas que se disputó a fines de junio. Tres éxitos de la mano del técnico Warren Espinoza, de las jugadoras... Pero no solo de ellos, los propios protagonistas de los éxitos aseguran que es imposible nombrar a todos los involucrados en las gestas. El trabajo de los técnicos de clubes, la labor del coach y el apoyo de la federación y las autoridades son las claves.

Espinoza tiene una labor sencilla como entrenador, al menos en uno de los aspectos de su trabajo: el profesional costarricense asegura que le agradece a los entrenadores de los equipos y de las inferiores, pues las niñas llegan a las selecciones con una muy buena base.

Dice el DT que fundamentales "son los entrenadores, los clubes. Técnico y tácticamente, las niñas llegan bien trabajadas. Es buena la labor que han hecho con estas niñas en los últimos cinco o seis años. Ha habido un deseo de capacitación. Solo el año pasado en el curso del Comité Olímpico de nivel 1 para monitores se capacitó a cerca de 180 personas. Y esos técnicos escuchan nuestras indicaciones".

El entrenador asegura que estas no son las únicas chicas que destacan. "Las generaciones que vienen detrás... niñas de 2004, 2005, 2006. Eso se va a ver reflejado a mediano plazo en torneos internacionales. Además tienen un biotipo especial, son jugadoras de un metro y 87, y eso es difícil de conseguir", celebra.

La jugadora Catalina Valenzuela destaca también la preparación realizada previo a los torneos. Dice que el éxito se consiguió "por el trabajo en equipo. Siempre hemos estado trabajando, esforzándonos. No lo sabe todo el mundo, pero fuimos al cerro a trotar, tenemos un plan de pesas, empezamos con un nutricionista. Tenemos esa actitud de querer lograr cosas y sin importar el rival, queremos ganar".

"Somos hermanas, tenemos una relación muy linda, no hay grupos separados, somos como una familia. Eso se nota en la cancha", agrega Valenzuela.

Desde la Federación de Básquetbol de Chile, su presidente, Irán Arcos, comenta que "nuestro gran lema es Construyendo Futuro, es el recambio, un trabajo a largo plazo, que tal vez los frutos no los verá este directorio. Esta Sub 16 damas refleja lo que queremos con todas las selecciones".

"La clasificación al Mundial ayudará mucho a ratificar los procesos, en cuanto a decir este es el camino, pero tampoco podemos desviarnos de que falta mucho todavía", agrega el timonel.

Otro punto fundamental para las victorias ha sido el trabajo de Espinoza (45), el técnico costarricense. "Es una persona muy trabajadora, muy metódico, el único en Chile que pertenece a la Escuela Nacional de Entrenadores de Estados Unidos. Está trabajando con un staff de seis entrenadores en Chile, de damas y varones, que va a dejar enseñanza, no hay egoísmo", señala Arcos.

De la labor que llega desde arriba se dan cuenta las jugadoras. Fernanda Ovalle, incluida en el cinco ideal de aquel torneo panamericano, manifiesta que el éxito es "porque los procesos cada vez han ido mejorando, la federación nos ha dado muchísima más atención y además que todas siempre tenemos hambre de ganar y superarnos. La federación ha trabajado mucho por nosotras al igual que el IND, para darnos cada vez más concentraciones y tener nuestras giras".

Antes del campeonato continental, el Team Huasitas tuvo cinco amistosos en Guayaquil y en Estados Unidos, otros 10. Ahora, el trabajo ya se piensa con miras a 2020. La idea es realizar una gira internacional y otra a Europa, pues el Mundial se disputará del 15 al 23 de agosto de 2020 en Cluj-Napoka, Rumania.

Además, Espinoza revisará junto a las asociaciones los fixtures de los campeonatos locales para que las jugadoras no tengan una sobrecarga de partidos este segundo semestre. Disputando distintas ligas, algunas basquetbolistas pueden jugar hasta tres partidos en un día.

El plan no solo mira al Mundial, sino que a los Juegos Panamericanos de Santiago 2023. Así lo corrobora Pauline Kantor, ministra del Deporte, quien explica: "El trabajo desde las jugadoras más pequeñas nos permite soñar con llegar a Santiago 2023 con un muy buen equipo. La Selección está considerada en la planificación para 2020 y hay un presupuesto especial para los juveniles para Santiago 2023".

Rumbo al top 10

En el Mundial ya hay objetivos. Espinoza declara: "De acuerdo a lo que hemos visto, me quedo con lo que mostramos ante Canadá, el quinto del mundo, y nosotros estuvimos ahí para competir, entonces eso nos da buenas sensaciones, lo hablamos. Creemos que un objetivo alcanzable es ser top 10 del Mundial".

Ovalle cuenta de su objetivo: "Mis expectativas son muy altas, pretendemos representar de la mejor forma a Chile y claramente nuestro sueño es poder estar en el podio".

Fernanda Ovalle y las Huasitas aprendieron a soñar en grande.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.