El abogado de Holgado: “Es consciente de que ningún perdón ni dinero serán suficientes”

Nelson Salas Stevens, abogado del jugador de Audax Italiano, se refiere al caso que tiene al argentino desde ayer con arresto domiciliario total, después de 48 días en prisión preventiva por conducir ebrio y dar muerte a un motociclista el pasado 28 de abril.




Tras 48 días en la cárcel Santiago 1, Rodrigo Holgado volvió a su hogar. Este lunes la Corte de Apelaciones de San Miguel revocó la prisión preventiva del jugador de Audax Italiano, quien el 28 de abril manejó en estado de ebriedad y dio muerte a Jorge Silva, motociclista de 60 años, y le otorgó el arresto domiciliario total. Nelson Salas Stevens (33), abogado del futbolista transandino, se refiere al caso por primera vez en entrevista con La Tercera. La salud mental de Holgado, su arrepentimiento y lo que le espera en materia judicial.

¿Rodrigo Holgado es un peligro para la sociedad?

No, no lo es. Rodrigo es una persona que durante toda su vida ha sido considerada como ejemplar. En todas las instituciones deportivas en las que ha trabajado, siempre han destacado dentro de ellas su personalidad y forma de ser, que es una persona comprometida y trabajadora y disciplinada. No es del perfil indisciplinado al que se suele asimilar a un futbolista profesional, y que lo ocurrido es la última gota que rebalsó el vaso. Este es un caso distinto. Realmente es, a nuestro juicio, un caso doblemente excepcional. Primero porque se trata de un joven disciplinado que a los 17 años comienza su carrera deportiva, a trabajar, viaja fuera de su país, constituye una familia, y no presenta ningún caso de indisciplina. Esta es la primera aproximación. Y segundo, porque ocurre en un contexto que es excepcional, que es producto de esta cuarentena, de este aislamiento, que su profesión se haya detenido. No todas las personas reaccionan de la misma forma durante estos períodos de aislamiento. Y efectivamente a Rodrigo le afectó mucho más que a otras personas el cambio de su rutina. Por último, si se analiza el momento de los hechos, Rodrigo no intentó darse a la fuga, y eso que Carabineros llegó 45 minutos después. Se bajó del vehículo e intentó asistir a la víctima. También les pide a las personas que se detuvieron que llamen a la ambulancia y Carabineros. Su conducta al momento del accidente demuestra la persona que es. No desconocemos que se cometió un delito; de hecho no le llamamos error, sino un delito que es grave. Es consciente de la gravedad de los hechos y no pretendemos eludir el accionar de la justicia.

¿Holgado se excusa en la pandemia para justificar lo que hizo? Porque hay cientos de futbolistas profesionales y deportistas a los que les cambió su rutina, pero que no han sido vistos manejando ebrios ni causándoles la muerte a motociclistas.

No, Rodrigo asume su responsabilidad y a pesar de que efectivamente se vio afectado por los efectos de la pandemia, no se escuda en ello. Es consciente de la gravedad de sus actos.

También señala que fue clave su comportamiento en la escena, pero según el acta de la reformalización, carabineros del lugar se percatan del estado etílico de Holgado por su “hálito alcohólico, rostro congestionado, inestabilidad al caminar e incoherencia al hablar”. ¿Cómo alguien en ese estado puede ayudar a una víctima de un choque?

Si tú revisas 100 causas por manejo en estado de ebriedad, ya sea de alguien con 0,8 gramos del alcohol en la sangre o 4 gramos de alcohol, la frase siempre es textual y es la misma: incoherencia al hablar, inestabilidad al caminar, rostro enrojecido. Es una frase tipo que va en todas las formalizaciones. Es un tecnicismo. Sin embargo, no es concordante con lo que dice la carpeta, con lo que dice el funcionario de Carabineros, quien ratifica que Rodrigo, libre y espontáneamente, sin abogado, señala que había ingerido alcohol, que venía de su casa y que causó el accidente.

Nelson Salas, abogado de Rodrigo Holgado

¿Holgado puede volver a la cárcel durante el proceso?

El día de ayer se modificó de una privación de libertad en Santiago 1 a una privación de libertad total y absoluta en su domicilio. Se tiende a minimizar esta medida cautelar, que es la segunda más grave después de la prisión preventiva. Y que además, en el evento de incumplirla, se puede dejar sin efecto y puede volver a estar en prisión. Por eso es una medida cautelar grave: porque si lo incumple, podría volver a prisión.

¿Está arrepentido?

Rodrigo está sumamente arrepentido. Eso es visible en su rostro, en su actitud. Desde que con Camilo Cereño asumimos esta causa, en nuestra primera entrevista nos pide por favor que hablemos con la familia de la víctima, que me pusiera en contacto. Que les pidiera perdón, aunque es consciente de que ningún perdón, ni frase, ni dinero, serán suficienten para poder compensar este daño. Pero está sumamente arrepentido. Sabe que no puede volver atrás, pero es una persona a la que esto le ha impactado y afectado mucho. No solo le ha afectado el encierro, sino este cargo de conciencia. Es consciente de sus actos y se reprocha por estos actos. Cuando nos pide que contactemos a la familia yo le recomiendo que espere un tiempo porque, y es normal, las víctimas están sumamente afectadas. Pero aun así su mujer y su padre intentaron tomar contacto para manifestar este perdón, que sabemos que no es suficiente.

¿Holgado está consciente de que para redimirse es necesario hacerse cargo de sus actos, de sus consecuencias, y pagar? ¿Que no basta con arrepentirse?

Rodrigo es consciente de sus actos y a pesar de ser un joven de 24 años, asume responsabilidades de adulto desde los 17 años y constituye una familia. Está plenamente consciente de todos los efectos legales, y obviamente está dispuesto a acatar la ley nacional en todo ámbito, tanto en el legal como en el ámbito civil.

¿Qué explicaciones da Holgado? ¿Por qué sale durante toque de queda en medio de una pandemia?

Rodrigo no sale de su casa el día de los hechos. Es falso que anduviera en una fiesta. El diario La Cuarta lo publicó y se hizo un rumor de esto, pero eso es falso. Estaba en su casa compartiendo con un compañero de trabajo, que también es extranjero y casi forma parte de su familia (Manuel Fernández), y que es su vecino. Y ellos viven en un condominio cerrado. Este fue el contexto previo, no es que estuviera en una fiesta. Tenemos cómo acreditarlo, porque pude ver personalmente las cámaras de seguridad del condominio, que dan cuenta de que Rodrigo estaba en su casa. Nosotros ya las obtuvimos, pero queremos que la Fiscalía también las tenga. Entonces no era una persona que andaba de carrete ni nada por el estilo. Sí existe esta conducción, pero es en horario posterior al toque de queda.

¿Hacia dónde se dirigía?

Como se quedaron hasta tarde jugando videojuegos, quisieron ir a comprar comida. Literalmente un “bajón”. Fueron a comprar a una estación de servicio y como no tenía efectivo, no pudieron comprar en la primera bencinera. Con posterioridad se desvían e ingresan a la autopista y en ese contexto es que ocurre el accidente. Pero fue así como ocurrieron los hechos, no es que hubiese otro fin determinado.

¿Manuel Fernández, su copiloto y compañero de equipo, también venía ebrio?

Desconozco ese antecedente. A Manuel se le constataron las lesiones y entiendo que eso podría dar cuenta de si es que ingirió alcohol o no, pero lo desconozco.

¿Rodrigo es alcohólico o arrastraba problemas de alcohol desde antes?

No. Ninguna de las dos. Eso lo refieren los peritos que lo entrevistaron y además su historia familiar y personal. Y es concordante con lo que dicen todas las instituciones en las que estuvo. En todas se destaca que es una persona responsable de sus labores y disciplinada, que no consume habitualmente alcohol.

¿Entonces Holgado lo califica como un error solamente? ¿Como una mala decisión?

No, Rodrigo asume que los hechos son graves y que es un delito. Él no habla de un simple error o mala decisión, sino que asume la gravedad de los hechos.

¿Quiere irse de Chile una vez que todo esto termine?

Rodrigo tiene contrato vigente con Audax Italiano, su intención es cumplir su contrato, y hoy en día está enfocado en su familia y en salir adelante con este proceso. No está en sus planes, al menos en el corto plazo, dejar Chile ni nada por el estilo.

¿Rodrigo cree que su carrera como futbolista se terminó?

No lo ha mencionado.

¿Cómo está la salud mental de Rodrigo? Más allá de los peritajes sicológicos, ¿cómo lo ha visto usted?

Efectivamente está afectado. Vamos a iniciar tratamientos en relación a su salud mental, y como señalaba, Rodrigo está afectado por los efectos propios una privación de libertad en un centro penitenciario y también por este cargo de consciencia por estos hechos lamentablemente ocurridos.

¿Cómo se ha manifestado esta intensificación de sus afecciones?

Ocurre que la sintomatología, al estar privado de libertad, se ve agravada. Entonces, la angustia que sufre una persona que tiene crisis de pánico, aumenta. Eso es lo que se diagnosticó.

¿Ha atentado contra su vida?

No.

¿Tuvo problemas en la cárcel? ¿Riñas?

Rodrigo es una persona bastante bajo perfil y él acató todas las normas, compartió con los demás reclusos como cualquier persona y eso le ayudo a no tener problemas, al no ser una persona conflictiva.

¿En que basó su defensa para que lo dejasen en libertad?

La prisión preventiva efectivamente es una medida cautelar excepcional que se aplica a personas que, además de ser casos graves, constituyan un peligro en libertad. Para personas que en libertad pongan la vida de otros en riesgo. Y en este caso, lo que nosotros hicimos fue mostrarle al tribunal quién era realmente Rodrigo, no solo con frases o verso, sino con antecedentes y documentos. Mostrarles la historia de esfuerzo de este joven de 17 años, de esta persona comprometida. Y además, acompañamos informes sociales, psicológicos y psiquiátricos que dan cuenta que Rodrigo no era una persona peligrosa para la sociedad porque es consciente y está dispuesto a acatar al pie de la letra la privación de libertad en su domicilio.

¿Cuál es el mejor y peor escenario judicial para Holgado?

Por ahora la causa se encuentra en un estado inicial, primogénita, y el panorama es incierto. En base a ello no podríamos anticipar ningún tipo de resultado.

¿Sí o sí tendrá que pagar con cárcel?

Es una posibilidad, sin embargo no me corresponde a mí responder dicha pregunta. Será la justicia en mérito de los antecedentes quien resolverá aquello.

¿Cómo reaccionó Holgado cuando supo que tendría arresto domiciliario?

Con mucha alegría, Rodrigo extrañaba mucho a su familia, toda vez que producto del COVID-19 no pudo recibir visitas durante su privación de libertad, además le preocupaba que su grupo familiar se encontraran solo, dado que por los efectos de la pandemia no podían recibir visitas mi apoyo de sus familiares.

¿Cuánto lo ha ayudado el club?

Mucho, el club se ha comportado a la altura, lo ayudó con asesoría legal desde un comienzo, y se comprometieron a apoyar a Rodrigo en sus terapias psicológicas que deberá cumplir durante su arresto total.

¿Le preocupa el juicio público?

No, si bien es consciente que es una persona medianamente pública, lo que realmente le preocupa es el daño causado a la víctima y sus familiares, además de su situación judicial.

¿Estaba muy asustado por el riesgo de contraer Covid-19?

Sí, dado el hacinamiento existente en los recintos penitenciarios.

Como equipo legal, ¿temen que el Ministerio Público quiera hacer de Rodrigo un caso ejemplificador, una suerte de chivo expiatorio, y enviar una señal de justicia que quizás no enviaron con Johnny Herrera u otros casos de futbolistas que han chocado ebrios?

No, el Ministerio Público es un órgano serio, profesional y diligente. No tenemos dudas que realizará su labor ajustándose a criterios de objetividad como ocurre siempre. Por nuestra parte no pretendemos un trato diferenciado, Rodrigo es una persona común y corriente y pretendemos que sea tratado como tal.

Comenta