La Fórmula E se va de Chile

Fórmula E

La organización publicó su calendario 2019 y en él, Santiago no aparece. La prueba se iba a correr en el Parque O'Higgins, pero la producción consideró que la municipalidad cobra un arriendo excesivo.


A las 6 de la mañana de ayer, la FIA dio a conocer, a través de un tuiteo, el calendario que tendría la carrera para el próximo año. Y temprano echó a correr la noticia: Santiago no aparece en ninguna de las 13 fechas. Según los organizadores, el sobreprecio que cobró la municipalidad para arrendar el parque O'Higgins fue la razón de por qué el martes, a último momento, se bajó a Chile.

"No es un tema económico, sino de principios. Antes de ayer (martes), nos llegó una propuesta en que nos pedían mucho más dinero que el que le piden a cualquier evento por arrendar el Parque O'Higgins. Ahí dije que lo mejor era no venir", explica Alberto Longo, director general de la carrera. "Me demostraron que no nos quieren, que no tenían un excesivo interés en la carrera por parte de Santiago. Sí en hacer caja a costa de la Fórmula E", agregó uno de los fundadores de la serie de monoplazas eléctricos.

Tras la experiencia de febrero, pronto él y su equipo comenzaron a trabajar en la renovación de un contrato con Chile. Realizó al menos 13 viajes entre Londres y Santiago para definir de dónde se obtendría el 50% de financiamiento para echarlo a andar y, luego, encontrar el lugar indicado para establecer la pista, evitando las múltiples quejas de los vecinos del Parque Forestal.

Por su política de austeridad, el Gobierno le comunicó a Longo, a través de la Ministra del Deporte, que no podría apoyar monetariamente el evento, por lo que el financiamiento se comprometió por patrocinadores privados. Luego, el Parque O'Higgins apareció como la mejor solución para la pista, dado su tamaño, el nulo impacto vial y la posibilidad de contar con un trazado de 2,5 kilómetros. Allí fue donde todo terminó por caerse, pues el contrato de arriendo propuesto por la municipalidad santiaguina era, según Longo, tres veces superior al valor que ellos habían presupuestado.

Bernardita Lorenzini, coordinadora de Espacios Públicos en la Municipalidad de Santiago y quien estuvo a cargo de las negociaciones para el evento, entregó un comunicado en el que se sostiene que todos los valores solicitados se ajustan a lo estipulado por la Ley en la Ordenanza Nº 94. "Una actividad deportiva con las características de la Fórmula E, con presencia de auspiciadores y marcas, se encuentra sujeta a esta ordenanza y sus respectivos cobros (...). El monto por derechos municipales sería similar a lo pagado el año pasado, cercano a los 450 millones de pesos", asegura el documento.

Longo se queja de que, por ejemplo, la productora Lotus, organizadora de Lollapalooza, paga un precio mucho menor por el arriendo. "Y nosotros dejaremos una pista y avances que perdurarán", asegura.

Lo cierto es que las negociaciones para la fecha de 2019 no se han cerrado. Para Longo, sí. "Ahora, estamos negociando con ciudades de Brasil y Uruguay para recibir esa fecha (...). Si volvemos, el lugar no puede ser otro que el Parque O'Higgins".

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.