La hora de Jarry y Garin

JARRY MASSU

A pesar de no superar los 23 años, ambos llegan con un bagaje que permite soñar con vencer a Austria y llegar a la final de noviembre. El número uno de Chile abrirá la serie a las 11 horas ante el joven Radionov, mientras que el Tanque se medirá ante Novak.


Cinco años transcurrieron desde aquella primera serie de Copa Davis al mando de Nicolás Massú. Fue derrota por 3-2 ante Barbados, con un equipo chileno que se presentaba con una formación totalmente renovada.

Con 17 años, Christian Garin era el que tenía más experiencia representando al país, pues ya sumaba tres confrontaciones disputadas.

En 2012, en el repechaje ante Italia, Belus Prajoux, el capitán de ese entonces, lo había hecho debutar. "Tenía 16 años cuando jugó contra Bolelli, y había que empezar a darle tiraje a la chimenea y ambos, Garin y Jarry, eran top 10 de juniors y con un juego de muchísima proyección", cuenta el entrenador, quien en 2013 le dio la oportunidad de estrenarse a Nico frente a República Dominicana. Años antes también convocó por primera vez a Marcelo Ríos.

Hoy, Garin y Jarry gozan de otro status en el circuito y esperan ratificarlo en la Copa Davis. La serie ante Austria, en Salzburgo, se presenta como ideal para borrar los tristes recuerdos de las derrotas ante Colombia y Argentina en los últimos años. Sin Dominic Thiem en los locales, el equipo chileno asoma como favorito justamente por la experiencia acumulada por el Príncipe y el Tanque.

Paul Capdeville, quien en su última etapa coincidió con las dos promesas, recuerda cómo fueron los inicios de ambos. "En el caso de Christian todos veíamos que tenía un gran potencial. Contra Ecuador estuvo a punto de ganar, pero el partido se le arrancó y después eso le generó bastantes dudas en las confrontaciones posteriores. Pero ahora se ve muy bien", afirma el exnúmero 76 del mundo.

En el caso de Jarry, el oriundo de Vitacura comenta que "desde un comienzo pegaba muy fuerte y te daba poco ritmo. Fue madurando su juego. Ahora es un jugador mucho más completo, con varios grand slams en el cuerpo y ha estado en instancias bien altas en los torneos ATP. Eso te da otro bagaje ante Austria".

Sobre lo que suceda frente a los europeos, Capdeville ve buenas chances. "Eso sí, creo que jugar de visita siempre es difícil y tampoco es tan bueno ser favorito, pero es parte del aprendizaje", dice.

Ya con 13 series en el cuerpo, en el caso de Garin, y nueve en el de Jarry, las expectativas son muy distintas a cuando comenzaron.

"En cuanto a evolución, ambos ya entraron a la élite mundial. Obviamente con algunos tiempos de desfase; lo de Jarry fue meteórico, mientras que Christian manejó los tiempos y se demoró un poco más", plantea Mario Soto, PF de Nico y quien trabajó con el Tanque en sus inicios en el circuito.

Desde el punto de vista físico, el preparador resalta las condiciones que han ido desarrollando: "Christian siempre tuvo el potencial; una gran fuerza, bastante rapidez y capacidad de anticipar las jugadas. Nico, en cambio, tiene una gran coordinación y es muy acertado con los pies al momento de impactar la pelota. Además, ha ganado en resistencia gracias a los partidos del circuito ATP".

Soto no titubea a la hora de los favoritismos. "Estando Thiem o no, yo igual veía muy sólidos a los chicos. Ya tienen experiencia y van a ganar. Creo que va a ser un muy buen año para el tenis chileno", sentencia.

A partir de las 11.00 (de Chile), comenzará a escribirse una nueva página en la historia del tenis chileno, donde Jarry y Garin tienen una inmejorable posibilidad de cumplir el sueño inicial de llegar a la fiesta de noviembre, donde estarán los mejores.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.