La renovada selección de Países Bajos avanza sin problemas a los octavos de final de la Eurocopa

Memphis Depay, la gran figura de Países Bajos, marcó el primer tanto en el triunfo de 2-0 sobre Austria, que permite al cuadro naranja avanzar a octavos. FOTO: AP:

El equipo que dirige el mellizo Frank de Boer no pasó mayores apreturas para vencer 2-0 a Austria, resultado que le permite sumar seis puntos en dos duelos, como líder del Grupo C. Por la misma zona, Ucrania del DT Andriy Shevchenko dio cuenta de Macedonia del Norte tras ganar por 2-1, duelo dirigido por el juez argentino Fernando Rapallini, quien cobró dos penales.


Los favoritos ya comienzan a mostrar sus candidaturas para lograr el título de la Eurocopa. Italia y Bélgica, dos de los máximos aspirantes, ya lograron el boleto a octavos. A ellos se agregó Países Bajos, un equipo renovado que bien puede ser una de las sorpresas del torneo que ya ganó en Alemania ’88.

La nueva Naranja Mecánica, que dirige el mellizo Frank de Boer, no pasó mayores zozobras para vencer a los austríacos, que en el debut habían ganado a Macedonia del Norte.

Memphis Depay abrió la cuenta a los 11 minutos, mediante tiro penal, en el duelo disputado en el Amsterdam Arena. Un gol que permitió a los locales dominar las acciones del partido, con mucha gente en el mediocampo y aprovechando la rápida salida de sus hombres en punta.

Sin embargo, el equipo del ex defensor de Barcelona sólo selló el marcador bien entrado en el segundo tiempo. La conquista de Denzel Dumfries (67′), lateral derecho de PSV Eindhoven, le dio más tranquila a los neerlandeses, tercera selección clasificada a la ronda de los mejores 16 equipos, luego de alcanzar el primer puesto del Grupo C.

Gana Shevchenko

Ucrania había dejado una grata impresión en su primer partido, pese a la derrota de 3-2 ante los Países Bajos. Ayer, confirmó todas esas virtudes al ganar por 2-1 al modesto equipo de Macedonia del Norte, eliminado del torneo tras no conseguir puntos en dos fechas.

Andriy Yarmolenko fue la gran figura del triunfo ucraniano, tras marcar el primero y asistir el segundo tanto en la victoria sobre Macedonia del Norte. FOTO: AFP.

El cuadro que dirige el legendario Andriy Shevchenko resolvió el problema en sólo cinco minutos. Siempre gracias a la conducción de su figura Andriy Yarmolenko, jugador del West Ham inglés, quien abrió la cuenta a los 29 minutos y dio la asistencia del segundo, convertido por Roman Yaremchuk a los 34 minutos.

El partido jugado en Bucarest, Rumania, fue dirigido por el árbitro argentino Fernando Rapallini, quien cobró un penal para los macedonios a los 57′, el mismo que convirtió en gol Ezgjan Alioski (lateral del Leeds de Marcelo Bielsa), en doble instancia.

El mismo juez transandino cobró una segunda pena máxima, la que desperdició el volante Ruslan Malinovskyi, jugador del sorprendente Atalanta de Bérgamo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.