Líderes que se durmieron y momentos históricos del Tour de Francia

Definiciones dramáticas. Situaciones que marcaron la historia del deporte. La increíble consagración del esloveno Tadej Pogacar en el Tour de Francia 2020 da para repasar las páginas más recordadas de esta mítica competencia.




Primoz Roglic parecía encaminado a celebrar en los Campos Eliseos. Los 36,2 km de la penúltima jornada del Tour de Francia 2020 lo separaban de quedarse con la gloria máxima y, además, de ser el primer esloveno en ganar esta competencia. Pero eso no ocurrió. El maillot amarillo a veces pesa un poco más. Una mala jornada y los 5,9 km de subida a la Planche de Belles Filles derribaron a Roglic, lo que fue aprovechado de excelente forma por su compatriota y debutante Tadej Pogacar, de 21 años, para quedarse con la clasificación general, con la de montaña y la de jóvenes. Un momento histórico en esta emblemática competencia, que da pie para repasar otros líderes que se durmieron sobre el final y acontecimientos inolvidables ocurridos en la Gran Vuelta francesa.

1987: Roche arruinó el sueño español de Delgado

“Que sepan en España que voy a comerme el manillar”, declaraba Pedro Delgado en su lucha por ser el tercer español en la historia en quedarse con el Tour de Francia. Antes lo habían hecho Federico Martín Bahamontes y Luis Ocaña. Así, tras duras jornadas, Delgado tenía la ventaja y podía integrar ese selecto grupo, pero un inspirado Stephen Roche (Irlanda) salió a hacer historia y se impuso en la etapa decisiva. Se transformó en el primer irlandés en ganar la competencia y, como si fuera poco, ese año se quedó con el Giro de Italia y con el Campeonato Mundial de Ciclismo, igualando lo efectuado por el mítico Eddy Merckx en 1974.


1989 y 1990: Greg LeMond, un especialista

El estadounidense Greg LeMond supo triunfar desde atrás en dos oportunidades. En 1989, estando a 50 segundos del francés Laurent Fignon, se impuso en la última etapa y logró sacar una ventaja en la general de apenas 8 segundos, una de las más cortas de la historia. En tanto en 1990 su víctima fue el italiano Claudio Chiappucci, quien había liderado un buen tramo de la competencia, pero que sucumbió en las últimas dos etapas ante LeMond.


2011: Cadel Evans, la primera vez de Australia

Nunca antes un australiano había ganado el Tour de Francia, y pocos pensaban que ese 2011 podía ser la ocasión. Sobre todo si se consideraba que el noruego Thor Hushovd y el francés Thomas Voeckler habían liderado durante buena parte de la competencia. Sin embargo, una vez más, la penúltima etapa fue determinante. Evans sacó una contundente diferencia que le permitió, de forma sorpresiva, quedar en la historia de su país y ser aclamado en la última jornada.


Otros momentos imborrables

1967: La impactante muerte de Tom Simpson

Su tambaleo y posterior caída fue transmitida para todo el mundo. El británico Tom Simpson era atendido en la subida al Mont Ventoux. Lamentablemente, no pudo ser reanimado y ese fue el lugar de su muerte, en plena ruta. Primero se habló de que se debió a una deshidratación, pero las investigaciones determinaron que la verdadera causa de muerte se produjo por una mezcla fatal de anfetaminas con alcohol.


1999: “El tonto de Alpe d’Huez”

Con ese nombre quedó en la historia lo que le ocurrió a Giuseppe Guerini. El ciclista italiano se preparaba para terminar la etapa de Alpe d’Huez, cuando entre la multitud un hombre se puso en medio de la ruta para tomarle una foto: Guerini y el intruso terminaron en el suelo.


2016: La corrida de Chris Froome

Una de las anécdotas más recordadas en la historia del Tour de Francia. Un tumulto y un frenazo de una moto de la organización provocaron un accidente con la bicicleta del multicampeón Chris Froome. El británico, en su desesperación, comenzó a subir el Mont Ventoux corriendo, hasta que su equipo llegó con otra bicicleta. Increíble.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.