Luis Núñez, prófugo por un caso de homicidio

Foto: Pedro Rodríguez/Archivo

El 11 de octubre se emitió una orden de detención en contra del exjugador de la UC, denunciado como agresor en un episodio que acabó con un muerto y un herido. Un año después de obtener su libertad tras cuatro años en la cárcel, el talentoso delantero enfrenta otro conflicto con la justicia. Hoy su paradero es desconocido.


Una ronda de rutina de dos carabineros por la calle Francisco de Zárate, en la población La Legua, terminó con los uniformados atendiendo a dos heridos de bala en el interior de una casa. Uno de ellos, Juan Abraham Pinto Vásquez, falleció horas después en el hospital Barros Luco producto de un disparo en la cabeza. El otro (Mario Enrique Albornoz Bustamante) sobrevivió, con el fémur destrozado, tras recibir un impacto en la pierna izquierda. Y así, en estado grave, fue capaz de identificar a sus agresores.

El anterior fue el primer capítulo de un nuevo relato oscuro en la vida de un futbolista que partió en Magallanes y que se hizo famoso defendiendo los colores de Universidad Católica. Porque en su testimonio, el herido especificó dos nombres como los victimarios: el de Andrés Alejandro Vergara Baeza y el de Luis Patricio Núñez Blanco, el exdelantero que hace un año exactamente hacía noticia por salir de prisión después de cuatro años y 64 días recluido por financiar una banda de narcotráfico y por porte ilegal de armas.

El duro relato corresponde al 10 de octubre pasado. El último día del que se tiene pista de Núñez y su compañero. Al día siguiente, a las 11:49 del 11 de octubre, el fiscal Marcelo Apablaza solicitó la detención de los imputados. La jueza Carolina Gajardo, del 12º Juzgado de Garantía de Santiago, dio curso a la petición y extendió la orden a la Brigada de Homicidios. “Atendido el delito de que se trata y la circunstancia de que los antecedentes y el reconocimiento efectuado por la víctima parecen suficientes, se autorizó la detención de ambos imputados”, declara la orden de arresto, a la que tuvo acceso La Tercera.

La captura de Núñez, hasta ayer, aún no se hacía efectiva, razón por la que Lucho Pato hoy está considerado “prófugo”. Carabineros en conjunto con la Policía de Investigaciones (PDI) lo buscan. Ni siquiera Juan Hernández, el abogado del exjugador de 38 años, ha podido dar con él. “Luis ya no vive en Santiago, por lo que supongo que nadie se ha comunicado con él. Dudo que sepa que lo están buscando. He intentado comunicarme durante el día y aún no puedo”, explica el jurista.

“La víctima sobreviviente habría reconocido a los imputados como miembros de una banda rival, reconocimiento que también fue cotejado con dos testigos que individualiza”, apunta el documento legal en otro de sus párrafos. Fuentes de la investigación que involucra a la figura que también jugó en Universitario de Lima y Unión San Felipe, aclaran que “la orden está vigente y pendiente. Fue dictada el 11 de octubre, por lo que Luis Núñez es considerado como prófugo”.

El fiscal que estará a cargo de este procedimiento será Rodrigo Chinchón, mientras que el exfutbolista será defendido por Hernández, el mismo abogado que presentó un recurso de amparo a favor de Núñez el año pasado, acusando a la PDI de abuso de poder tras un confuso incidente, en que se habría amenazado a Núñez con una orden de detención que nunca se concretó.

Ahora, el panorama es diferente. La captura de Lucho Pato está en proceso, como parte de la investigación por el homicidio de Pinto Vásquez y el atentado contra Albornoz Bustamante. Tras las pesquisas a la casa donde se ejecutó el crimen, según revelan fuentes del caso, se encontraron 748 gramos de cocaína, lo que permite armar un cuadro sobre lo ocurrido.

La historia de Núñez golpea, especialmente porque se da casi un año después de que salió en libertad. Horas después de abandonar el penal de Colina, el talentoso exfutbolista comentaba en una entrevista con este medio que ya había aprendido la lección. “Solo quiero que quede muy claro que ya no soy el de antes. Tomé esta lección de vida y solo espero poder ser cada día mejor persona, mejor padre”, decía Lucho Pato en estas páginas, cuando su objetivo era volver a jugar al fútbol para que sus hijos lo vieran brillar en una cancha.

El documento de la orden de detención de Núñez: 

Seguir leyendo