Manchester City gana en París con remontada y presenta su candidatura al título de la Champions

Manchester City la sacó barata en el primer tiempo, pero remontó para vencer 2-1 al PSG en Francia, en la semifinal de ida de la Champions. FOTO: AFP.

El despilfarro del primer tiempo del Paris Saint-Germain terminó en la escasa ventaja de un gol. En el segundo tiempo, el cuadro celeste borró al rival y venció 2-1 en el Parque de los Príncipes con dos gruesos errores de los dirigidos de Mauricio Pochettino, que llegarán sin el expulsado Gueye a la semifinal de vuelta en la isla, el próximo martes 4.


Galos y británicos protagonizaron un duelo de antología en el Parque de los Príncipes. Pocas veces se ve un duelo con dos tiempos tan marcados, con uno dominando al otro. Así ocurrió en la capital de Francia, donde los celestes pegaron fuerte en el complementario para ganar 2-1 en la primera semifinal.

Pocas veces se ha visto tan desconcertado el City de Guardiola con el primer tiempo en la Ciudad Luz. La intensidad del cuadro galo, que eliminó al campeón Bayern, pasó a llevar todo lo bueno que había ideado Pep en su pizarra. Porque se encontró con un equipo aguerrido, físico, veloz y -sobre todo- talentoso.

Y es que en el primer tiempo le pasó por encima. El mediocampo formado por Idrissa Gueye, Leandro Paredes y Marco Verratti puso intensidad que los británicos no calcularon. Encima, los tres en punta: Ángel di María, Neymar y Kylian Mbappé no tuvieron en problema en tirarse al suelo en cada refriega, aunque siempre con el arco contrario en la cabeza.

Avisó Neymar antes de los diez minutos, pero el meta celeste Ederson sacó con los pies. Tuvo que ser el capitán Marquinhos, otra vez con la cabeza, quien le diera justicia al trámite del partido con el 1-0.

Después del gol, el local sometió al cuadro ciudadano con fútbol, toque y dinámica. Fueron los peores pasajes de los ingleses y PSG le hizo hasta precio al no aumentar la ventaja.

Navas falla

Pero el fútbol tiene esas cosas que lo hacen tan atractivo. El City aguantó estoicamente el aguacero del primer tiempo y se fue hasta conforme con sólo un gol en contra.

Sin embargo, en el segundo tiempo cambió la actitud. Siempre bajo la eterna pregunta de si el rival subió o la disposición del contrario se lo permitió. Lo cierto es que los británicos por fin se dieron cuenta de que se jugaban el paso a la final.

Verratti se cansó y el equipo de Mauricio Pochettino atrasó sus líneas. Entonces Kevin de Bruyne se vio más libre para generar el juego del visitante. Y aunque su dominio no se traducía en tiros al arco, el siempre correcto portero Keylor Navas le tendió una mano al adversario.

A los 64′, un tiro aparentemente sin peligro dejó parado al meta costarricense, quien esperó que su zaguero sacara la pelota mientras veía cómo se colaba pegado a su palo izquierdo.

Remontada histórica

El elenco galo no tuvo tiempo para sacudirse del asombro. Manchester City parecía dormido, pero necesitó de otro error del rival para conseguir la ventaja en el Parque de los Príncipes.

Esta vez fue un tiro libre de Riyad Mahrez el que hizo la diferencia, cuando el balón traspasó la barrera y se coló abajo, ahora en el poste derecho del arquero tico, a los 71′.

El 2-1 de los británicos provocó el descontrol del PSG. El despilfarro del primer tiempo aún rondaba en la cabeza de los jugadores galos y la desesperación llevó a una agresividad al límite.

La sacó barata Neymar en una fuerte falta, pero Gueye se salió del libreto con una descarnada entrada sobre Bernardo Silva que terminó con la expulsión del mediocampista senegalés, a doce minutos del final.

En el epílogo la cancha se balanceó definitivamente hacia el arco de Navas. Los primeros 45 minutos quedaron en el olvido el cuadro de Pep se mostró mas entero con un hombre más.

Total, el daño ya estaba hecho. Manchester City venció 2-1 en París con una remontada histórica y quedó a tiro de la primera final de su historia. Una buena ventaja para la vuelta del martes 4, en la ciudad mancuniana para responder a su condición de favorito.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.