Marcelo Bielsa revela la secreta importancia del baby fútbol en la mentalidad de Uruguay

Marcelo Bielsa, en el partido frente a Bolivia. Foto: REUTERS.

El técnico habló en conferencia de prensa sobre la influencia de esta disciplina y la formación de los jugadores charrúas y también abordó las polémicas arbitrales de la Copa América y alabó a Colombia, el que equipo más le ha gustado en el certamen.



Marcelo Bielsa habló en la víspera del partido de cuartos de final de la Copa América ante Brasil, que se jugará este sábado, a las 21.00, en Paradise, Nevada. El DT de la selección uruguaya habló de diversos temas. Desde su ausencia ante Estados Unidos hasta la importancia del baby fútbol en la formación de los futbolistas charrúas.

“Mi ausencia no tuvo significación, salvo el cierre del partido, donde ellos con una disposición muy ofensiva y todos jugadores de ataque, generaron peligro que hasta ese momento no había producido. Si yo hubiera estado en el campo de juego, la producción no hubiese sido mejor”, expresó en relación al partido ante los anfitriones, que tuvo que ver desde una caseta por una suspensión.

También tuvo palabras para la ausencia de Vinicius Junior, la principal figura del Scratch, quien se perderá el partido por acumulación de tarjetas amarillas, y si eso cambiaba en algo su planificación. “No. Brasil es un país que tiene muchos extremos de ambas puntas y jugando en grandes equipos del mundo y en buen nivel, así que el sustituto que disponga el rival para resolver la ausencia de Vinicius no será una opción sencilla de neutralizar”, comentó.

Por otra parte, reveló qué selección es la que más le ha gustado en el torneo. “Hay un equipo revelación que es el que más cautivó con los momentos que produjo que es Colombia, un equipo que unánimemente está valorado”, afirmó.

“Le sobran delanteros y en el fútbol no es común, tiene más de una opción para cada puesto, sin grandes diferencias respecto del que inicia al que ingresa. El jugador colombiano ha sufrido una transformación porque juega en las mejores ligas del mundo y compite con naturalidad. O sea que a la frescura y al predominio del fútbol creativo, ahora se le ha agregado aquello que es indispensable para sobrevivir en el fútbol de hoy”, complementó.

“Algo diferencial”

Asimismo, sorprendió refiriéndose a la importancia del baby fútbol en la formación de los jugadores charrúas: “En la formación del futbolista, Uruguay tiene algo diferencial, que es una liga que es muy competitiva desde edades muy tempranas que todos los especialistas desaconsejan. Ese rasgo tan distintivo del jugador uruguayo de mantener la agonística como una virtud principalísima que lo hace temible, en común con sus condiciones, creo que se genera con ese recurso que es una liga nacional en la que participan muchísimos niños, 50 o 60 mil niños, de los nueve a los 13 años. Algo de ese recurso tiene que ver con el afán competitivo tan desarrollado que tienen los jugadores uruguayos”.

Finalmente abordó las polémicas arbitrales que ha enfrentado la Copa América. “Las polémicas arbitrales nunca son saludables, sobre todo, porque los árbitros tienen una tarea que es muy difícil y pareciera que el auxilio de la tecnología nos vuelve aún más tercos para valorar las conclusiones que parecerían irreversibles y para mí, eso le hace mucho daño al fútbol”, sentenció.

Y no se quedó ahí: “Le aseguro que es mucho más difícil arbitrar que jugar y la lupa que puede haber sobre mí, es mucho menos exigente que la que opera sobre los árbitros. Todos sabemos que las medidas son injustas o justas, pero también acertadas o desacertadas. En la medida que el juego se haga predecible y hacia eso vamos, irá perdiendo el atractivo. Tengo la certeza de que el fútbol tiene un proceso decreciente. Cada vez lo ve más gente y cada vez es menos atractivo, porque no se privilegia lo que convirtió a este juego en el primer juego del mundo”.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.