Poyet recibe un partido de suspensión y su hijo no es sancionado por invadir la cancha en Rancagua

El técnico de la UC, siendo expulsado en Antofagasta. Foto: AGENCIAUNO.

El técnico uruguayo de la UC deberá cumplir ante La Serena el castigo por su expulsión en Antofagasta, mientras que el Tribunal desestimó el incidente protagonizado por su retoño en el clásico ante la U.


Universidad Católica no lo pasa bien en el Torneo Nacional. Su realidad es bastante compleja y la interna también ha estado bastante movida, principalmente por la tensa relación del entrenador Gustavo Poyet con algunos de los referentes y por el mal juego que exhiben los cruzados.

A ello se suman los constantes problemas que ha tenido el cuerpo técnico al borde de la cancha. Precisamente, en el duelo frente a Antofagasta, el estratega vio la tarjeta roja, por lo que recibió una sanción de un partido, que deberá cumplir este sábado, cuando la UC reciba a Deportes La Serena.

El DT uruguayo pudo dirigir en el clásico frente a la U, debido a que la expulsión se produjo después de que el Tribuna de Disciplina sesionara, por lo que su caso fue visto en detalle en la cita de hoy, en la que se determinó que la conducta manifestada en la Segunda Región ameritaba ser castigada.

Por otra parte, se estableció que el incidente que protagonizó su hijo, Diego, en el duelo ante los azules no reunía los suficientes méritos como para aplicar una suspensión. El retoño del adiestrador es parte del cuerpo técnico cruzado, donde cumple funciones como analista. No obstante, para dicho encuentro estaba suspendido, pero de igual modo invadió el campo de juego para sumarse a los reclamos dirigidos al juez Roberto Tobar, quien revisaba una incidencia en la cabina del VAR.

De todas maneras, el episidio no fue incluido en el informe del árbitro del encuentro.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.