El Rey del Puerto

Autor: Laura Tapia

Tomas Slavik ya ha triunfado dos veces en la carrera más prestigiosa de descenso urbano, el Valparaíso Cerro Abajo, que se disputa este domingo. Este año con una bicicleta hecha especialmente para él, viene por la tercera.


El ciclismo de montaña ha ido notablemente en ascenso en Chile. Lo dice Tomas Slavik (31), bicampeón del Valparaíso Cerro Abajo (VCA):”En los últimos seis años, que he estado viniendo, he visto un gran crecimiento. La gente anda con bicicleta de montaña en las calles y con protecciones para las camionetas”. Así, lo han comenzado a reconocer en la calle.

Llegó hace algunos días para preparar su carrera en búsqueda de su tercera corona como Rey del Puerto. Nacido en República Checa, el rider comenzó con las dos ruedas a temprana edad. Su primera disciplina fue el BMX, donde hasta 2008 no se cansó de ganar competencias. De a poco se fue metiendo en el mundo del ciclismo de montaña, destacando luego en el 4X: fue campeón mundial y europeo.

Pero falto de desafíos, encontró en el descenso urbano algo que llenaba ese vacío. Se reencantó. Seis años y múltiples triunfos lleva en esta modalidad: en el Redbull Valparaiso Cerro Abajo participa hace seis ediciones y nunca ha salido del podio. Es el favorito, pero él lo ve de otra manera. “Lo peor que uno puede decir es que va a ser el ganador, y es malo subestimar a los otros competidores. No voy a cometer ese error, porque sé que todos están trabajando duro y van a intentar ganarme. Probablemente soy el favorito, pero me estoy esforzando en no pensarlo”, explica.

Para lograr su tercera conquista, Slavik se ha preparado intensamente. El entrenamiento para este tipo de carreras es como un puzzle, explica Slavik. Realiza extensas sesiones en el gimnasio y horas de bicicleta en distintos bikeparks, como Nevados de Chillán y La Parva.

La carrera de este año en Valparaíso se proyecta como difícil, la organización anunció que aumentaran la distancia, aunque la carrera no durará más de cuatro minutos para los más rápidos. Para no desconcentrarse, el campeón mundial se pone en lo que él denomina “modo carrera”. A pesar de su experiencia, cinco minutos antes de pararse en la plataforma de partida, Slavik se pone nervioso, le aumenta la frecuencia cardíaca y duda de su profesión. “Pero cuando ya estoy en la partida, 30 segundos antes, ya estoy en lo que llamo modo carrera, y no hay nada más que exista para mí y ni siquiera sé qué pasa por mi cabeza”, comenta.

Las carreras de descenso urbano son peligrosas, cualquier error puede costar caro. ”Siempre uno está feliz de cruzar la meta y ojalá entero”, señala.

Junto a Ghost, el checo creó la bicicleta perfecta, que a diferencia de sus competidores, es de enduro, en vez de una específica para la modalidad de descenso. La razón es que por su pasado en el BMX, le acomodan más las características de la clásica de enduro.

Y para esta ocasión, mejoró su bici, tendrá una suspensión más pequeña y ruedas más anchas, especiales para bajar las escaleras de Valparaíso.

Algo que nunca cambia Slavik de su biciclo es el asiento, es su cábala. Su equipo (RSP) cuando corría en 4X, lo elaboró para conmemorar su primer campeonato mundial.

Dentro de las grandes estrellas que viene a quitarle el cetro de Rey del Puerto están Matt Walker, británico, Johannes Fischbach, alemán, y el chileno Pedro Ferreira, que viene de ganar en México y Colombia.

Este misterio se resolverá este domingo cuando los 36 riders bajen raudamente por los 1,9 kilómetros preparados en las calles del Cerro Cárcel. De ser Slavik será el segundo en la historia de ganar tres consecutivos.

Mira la espectacular presentación de Tomas Slavik en Valparaíso Cerro Abajo 2018:

Seguir leyendo