Sin Vidal y con 18 encendidos minutos de Alexis: al Inter se le escapa el triunfo en el derbi de Italia

Alexis Sánchez disputa un balón con

La Juventus le robó un empate 1-1 al conjunto nerazzurri, gracias a un penal de Denzel Dumfries que Paulo Dybala transformó en la paridad. El Niño Maravilla ingresó en los 72' y firmó un correcto encuentro, mientras que el Rey fue baja de última hora por un cuadro gripal.


Al Inter de Milán se le escapó el triunfo en el derbi de Italia en los minutos finales. El conjunto nerazzurri igualó 1-1 con la Juventus, que encontró el empate en los minutos finales gracias a un penal de Denzel Dumfries sobre Alex Sandro. Alexis Sánchez entró en los 72′, mientras que Arturo Vidal fue baja de última hora en su escuadra, por un cuadro gripal.

El Niño Maravilla ingresó en el complemento, con el fin de darle un mayor volumen ofensivo a los suyos y recuperar la pelota, que, antes de su ingreso, su equipo había perdido con claridad. También aportó en el quite. Se le vio más de una vez bajando a recuperar balones.

Pese a que careció de intensidad, fue un entretenido primer tiempo el que se vivió en San Siro. Con un cuadro forastero que salió a administrar el juego, adueñándose de la posesión. Los dueños de casa, en tanto, exhibieron una propuesta un poco más conservadora, apostando al error rival y, por ende, a las salidas rápidas.

Fueron los forasteros los que arrancaron mejor en el encuentro. De hecho, estuvieron cerca de abrir la cuenta luego de que un rechazo defensivo de sus rivales, tras un tiro libre, le quedara a Álvaro Morata, quien remató para que su escuadra pusiera a prueba por primera vez al meta Samir Handanovič. El portero, no obstante, estuvo sólido para evitar la conquista, así como también para capturar el rebote.

Aunque los de Simone Inzaghi disputaron el partido más cerca de su arco que el de su adversario, su planteamiento fue suficiente para adelantarse. En los 17′, un disparo de Hakan Çalhanoğlu impactó el travesaño del arco custodiado por Wojciech Szczęsny. El rebote, sin embargo, le quedó servido a Edin Džeko, quien aprovechó que el guardameta quedó tendido sobre el césped y solo tuvo que empujar el balón para inaugurar los festejos. Con poco, el Inter cumplía con la tarea.

El 1-0 le permitió al Inter cambiar sus intenciones iniciales, algo que ocurrió también debido a que la visita perdió la pelota. Los dueños de casa, con el paso de los minutos, comenzaron a adueñarse de la posesión y los papeles se invirtieron, pues la Vecchia Signora retrocedió en el campo y solo se acercó a la portería rival gracias a la figura de Juan Guillermo Cuadrado.

De hecho, fue gracias al colombiano que los pupilos de Massimiliano Allegri, pese a no tener demasiada profundidad, se generaron opciones. En los 23′, el extremo realizó una gran acción individual y probó al arco de Handanovič, pero su remate se fue levemente desviado.

En el segundo lapso, la Juve se instaló de lleno en territorio contrario con el fin de encontrar la paridad. Paulo Dybala ingresó desde la banca para intentar cambiar el rumbo del cotejo. No obstante, la zaga de los nerazzurri estuvo sólida para repeler tanto los intentos del argentino como los de su escuadra en general, para mantener así la ventaja.

Aunque los de Inzaghi se veían mejor sobre el campo, un penal le permitió a los de Allegri llegar al empate. Denzel Dumfries le cometió una infracción en la entrada del área al brasileño Alex Sandro, la que no había sido advertida en principio por el juez. Pero, tras la revisión del VAR, se sancionó la pena máxima y Dybala, desde los 12 pasos, puso el empate sobre la hora.

Con este resultado, el Inter llegó a 18 unidades y se ubica en el tercer puesto de la liga italiana. Su próximo partido será en calidad de forastero ante el Empoli, en un duelo que está programado para el miércoles 27 de octubre, desde las 15.45 horas.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.