Todos los Grand Slam de Chile: los precursores de Nico Massú

De izquierda a derecha: Patricio Rodríguez, Anita Lizana y Fernando González.

No solo el entrenador de Dominic Thiem ha vivido la emoción de una final de Grand Slam. Varios chilenos, como jugadores o entrenadores, han llegado a aquella instancia. Solo tres han celebrado.




La victoria de Dominic Thiem enfrentó nuevamente a un chileno al cielo. Junto a Nicolás Massú, el austríaco consiguió sumar su primera victoria en un Grand Slam, adhiriendo al palmarés de Nico también su primera final en uno de los cuatro grandes del circuito, algo que pocos chilenos han conseguido. Aquí, el resumen.

Anita, la única campeona

Fue Anita Lizana, en 1937, la primera y única chilena en levantar el trofeo de campeona en un Grand Slam. Considerada por los expertos como una de las principales figuras del tenis femenino hispanoamericano, pasó a la historia grande del tenis al ganar el el US Open, que hasta 1968 se llamó Forest Hills, hasta mudarse de esa localidad.

En la final, la chilena no tuvo problemas en imponerse ante la polaca Jadwiga Jedrzejowska, a quien derrotó por un contundente 6-4 y 6-2. Fue precisamente en esa temporada donde consiguió donde consiguió alzarse como la número uno del mundo, cuando el ránking era votado una vez al año.

Las dos veces que Luis Ayala rozó el cielo

En el ocaso de los 50, Luis Ayala era una de las estrellas del deporte nacional y sudamericano. Reconocido como uno de los mejores sobre arcilla en su época, en 1958 y 1960 alcanzó la final de Roland Garros, pero no pudo conseguir la Copa de los Mosqueteros.

Consiguió la primera final tras haber eliminado al australiano Roy Emerson, el gran favorito, pero en la instancia decisiva cayó ante el australiano Mervyn Rose por un disputado 6-3 6-4 6-4.

En 1960, su revancha, el italiano Nicola Pietrangeli fue su verdugo, al derrotarlo en una emocionante final por sets sets de 3-6, 6-3, 6-4, 4-6 y 6-3.

Juan Núñez y el despegue de Arantxa Sánchez

Juan Núñez fue el primer entrenador chileno en llevar a un pupilo a la gloria de ganar un Grand Slam. Lo hizo en 1989, junto a la española Arantxa Sánchez, en la final femenina de Roland Garros, cuando derrotó a la alemana Steffi Graf (7-6(6), 3-6, 7-5). Aquel título fue el primero de los cuatro Grandes que ganó la hispana.

El más destacado de todos

El mentor de Nicolás Massú, considerado entrenador más destacado en la historia del tenis chileno también, también consiguió un Grand Slam. Cuando era técnico de Andrés Gómez, Patricio Rodríguez llevó al ecuatoriano a ganar la edición de 1990 de Roland Garros. Lo hizo ante el duro Andre Agassi, a quién derrotó por 6-3, 2-6, 6-4, y 6-4. Fue el único Grande del de Guayaquil.

Marcelo Ríos y su final en Australia

El Chino es el único tenista que ha alcanzado el número 1 del ranking mundial sin haber ganado nunca un Grand Slam. Cuando más cerca estuvo fue en la final del Abierto de Australia de 1998, cuando cayó frente al checo Petr Korda por un triple 6-2.

El sueño inncompleto de González

Nueve años después de la final de Ríos, otro referente nacional alcanzó la final de Australia. Fue la aventura de Fernando González, que durante el torneo de 2007 realizó un torneo prácticamente perfecto.

Su primera gran victoria en el torneo fue para avanzar a la semifinal, cuando derrotó a Rafael Nadal (2º del mundo en ese momento), por un rotundo triple 6-2. Luego se impuso ante el alemán Tommy Haas por un contundente 6-1, 6-3 y 6-1, para llegar a la final a enfrentar a Roger Federer, el líder del ranking en ese momento. 6-7(2), 4-6, 4-6, fue el ajustado marcador de aquel duelo, uno de los mejores partidos que el chileno consiguió.

Comenta