Vidal se despide de Messi y sus compañeros del Barcelona

El volante chileno llegó al complejo donde entrena el equipo de La Pulga, pero no participó de la práctica. Se espera que en las próximas horas viaje a Milán para unirse al Inter.




Puntual a la hora de la citación del entrenador Ronald Koeman, pero sin salir a la cancha con el resto del equipo. Así han sido las últimas horas de Arturo Vidal en el FC Barcelona, equipo del cual ya comenzó a despedirse oficialmente. Este martes, el volante nacional se presentó en la Ciutat Esportiva, únicamente para cruzas sus últimas palabras con Lionel Messi y sus compañeros durante las últimas dos temporadas.

Los reportes desde Cataluña confirman que es cosa de horas para que el jugador sea oficializado como nuevo refuerzo del Inter de Milán, conjunto que desde hace mucho puja por contar con los servicios del Rey. La presión del técnico Antonio Conte por sumar a su exdirigido en la Juventus también pesó mucho para que los italianos insistieran por contar con él.

A comienzos de septiembre, desde el entorno de Vidal ya subrayaban que la nueva estación del chileno sería casi con seguridad el Inter, luego de que Koeman lo pusiera en la lista de cortados de este nuevo Barcelona. En Italia las portadas también daban por hecha la transferencia, pero los tiempos de oficialización se han aplazado por las negociaciones que no habían llegado a su fin.

En estos días, el seleccionado nacional trabajó con el cuadro azulgrana prácticamente por cumplir, a la espera de que se concrete su salida. También se dio tiempo para lanzar duras críticas contra la administración del club: “El Barcelona tiene que cambiar muchas cosas. Un equipo, que yo pienso es el mejor del mundo, no puede tener 13 jugadores profesionales”, lanzó.

Lo cierto es que el arribo de Vidal al Inter será casi gratis. El chileno renunció a buena parte de los dineros que le correspondían por su último año de contrato con el elenco culé, mientras que el Inter pagó una cifra simbólica por el pase del jugador. Según publicó RAC1, cerca de 500 mil euros.

Comenta