¿A quiénes hacen reír ahora Jorge Alís o Javiera Contador? El humor trata de rentabilizar el encierro y planea un “Netflix de la comedia”

En un escenario adverso para el rubro, los comediantes han encontrado la forma de generar ingresos con shows online pagados. La plataforma Chile Comedia, a su vez, encontró una oportunidad en la crisis: bajo el nombre Comedia Play ofrecerá shows más masivos, con el cómico argentino para la partida.


Uno de los gremios más golpeados por la pandemia del coronavirus ha sido el de los comediantes. Con teatros, bares y casinos cerrados, los artistas del género comenzaron a usar las plataformas digitales para seguir en contacto con el público, subiendo videos de sus mejores rutinas o haciendo streamings.

Sin embargo había un factor que no lograban resolver, tal como también ha sucedido con muchos músicos: cómo volver a generar dinero en el encierro. Cómo volver a hacer de las risas un nicho de mercado potente, lo que ha sido una tendencia de los últimos años. Y poco a poco fueron encontrando alternativas.

“He hecho como dos shows online y la verdad funciona súper bien”, cuenta Javiera Contador a La Tercera. En su cuarentena junto a su esposo y sus dos hijos, la artista comenzó a subir videos cómicos, donde por ejemplo revivió su personaje de la serie Casado con hijos, Quena Larraín. “Eso ha hecho que me empiecen a llamar diciendo ‘¿oye eso que haces en Instagram lo puedes hacer para un grupo de gente?’. Dije ‘ya’, y ha resultado. Y ha sido divertido hacerlo también”, reconoce.

El Día de la madre, además, elevó la demanda por este tipo de shows, “no sé si por la rutina de Viña sobre cómo uno lleva la maternidad, estuvo muy solicitada”. Fue así como ayer domingo se presentó virtualmente para los vecinos de Lo Barnechea, en una actuación especial convocada por el municipio, y tuvo dos espectáculos más de ese tipo para conmemorar la fecha.

“Ya llevo un rato haciendo un material nuevo, entonces voy a probarlo. Suena súper loco, porque no es con gente ahí”, reflexiona sobre el formato. “Para mi también es una fuente de trabajo, así que me parece súper bueno para los tiempos que corren”, agrega.

Javiera Contador en Viña 2020. FOTO: LEONARDO RUBILAR CHANDIA/AGENCIAUNO

Si bien la artista considera que “para la realidad de mucha gente uno está en un lugar privilegiado”, reconoce igualmente que “cuando partió la pandemia se me canceló el 100% de los shows que tenía”, lo mismo que le ocurrió al resto de sus colegas.

Bernardita Ruffinelli es una las comediantes pioneras en los shows online. Su primera experiencia en lo virtual fue en una maratón de comedia argentina a la que fue invitada, para luego hacer una similar en Chile. “Ahí vi que a la gente le gustó tanto y se metió tanta gente que dije ‘me lanzo’, y empecé a hacer shows en vivo y pagados”, relata sobre esta modalidad, que se ha vuelto tendencia en días de encierro. Tal como si fuera una presentación en un teatro, la gente compra su entrada y accede al link de una plataforma digital que le permite ver un show exclusivo.

Bernardita Ruffinelli.

Pamela Leiva, por ejemplo, hizo su debut este domingo en los espectáculos virtuales, también por el Día de la madre. “Esto es importante para mi y para el mundo de la comedia en general, porque con el estallido primero se vio súper golpeado, después con la pandemia, y vamos a ser los últimos que vamos a poder reintegrarnos para juntar gente de nuevo”, considera.

Tanto Leiva como Ruffinelli hicieron sus más recientes online pagados a través de la plataforma Chile Comedia. “Ellos fueron los primeros en activar esto porque al final ha sido un trabajo en conjunto. Ellos venden las entradas y nos permiten a nosotros mostrar nuestro trabajo”, explica Leiva.

Pamela Leiva.

Si bien Chile Comedia comenzó hace casi dos años como una web para comprar entradas de diversos espectáculos del género, la empresa ha evolucionado con el tiempo y la pandemia los ha llevado a dar su mayor salto.

“Esta es una instancia para unirnos como industria. Todos tienen que trabajar y poder producir para pagar las deudas y las cuentas de la casa”, dice Pablo Leiva, cofundador de la plataforma. Con eso en mente, pocos días después de la cuarentena lanzaron los primeros shows online a través de los cuales se podía ingresar cancelando una entrada, cuyos precios van de los $ 1.000 a los $ 5.000, aunque también se ofrece en algunos casos la opción de cooperar con más.

“En estos shows cobramos la mitad o menos de lo que cobramos en un show en vivo, con la intención de que se pueda unir más gente. Imagina, puedes comprar una entrada y ver la transmisión con toda tu familia, desde tu casa y comer algo rico”, dice Mauricio Palma, comediante famoso por personajes como Violento Parra o El hermano de las parábolas.

Mauricio Palma en Viña 2019.

El humorista fue uno de los primeros que participó del proyecto de Chile Comedia, cuyos shows hasta ahora convocan a un máximo a 250 personas. En su caso, dice, cada una de sus presentaciones se ha vendido por completo.

Justamente por esos buenos resultados Chile Comedia ha dado un paso más, transformándose desde esta semana en Comedia Play. Por un lado, esta nueva apuesta sumará próximamente contenidos estables, “como un Netflix de la comedia”, dice Leiva por dar un ejemplo, pero además ofrecerá shows online tal como ahora, pero de mayor capacidad.

El primero de esos espectáculos fue confirmado este lunes, y estará a cargo de Jorge Alís -entradas en chilecomedia.com, con un stock inicial de 1.000 tickets-. “He venido recibiendo ofertas de laburo, y desde el momento que empecé a recibir esas ofertas, empecé a elaborar este trabajo”, cuenta Alís sobre la rutina que presentará el domingo 24 de mayo a las 19.00 horas -entradas a $ 7.000-.

Y profundiza: “Hace un rato que estoy trabajando en esta propuesta, que tiene que ver con lo que mostré en Viña, con mis escenografías de papel y todo eso. Es un espectáculo nuevo que preparé por el tema del coronavirus y lo que está pasando en el mundo”.

Jorge Alís en Viña 2019.

Aunque el cómico trasandino reconoce que no hay nada como ofrecer un show en persona, “porque nos falta el rebote del público, la carcajada”, rescata que estos espectáculos online son “la única posibilidad en este momento de poder llegar al público de alguna manera. Y tiene el espíritu del en vivo, no es algo envasado, como cuando ves Netflix o Amazon”.

Claudio Moreno también ha incursionado en este nuevo mundo, aunque a través de otra plataforma, impulsada por Comedy Restobar. El local emplazado en Seminario 614 (Santiago) también encontró una alternativa en la web, con presentaciones de Rodrigo “Guatón” Salinas, una próxima de Rodrigo González - 15 de mayo- y el mencionado Moreno.

“No quiero arrogarme la creación, pero cuando esto empezó a mediados de marzo yo llamo a la gente de Comedy, porque soy cercano, y les dije ‘podríamos, no se me ocurre por qué plataforma, pero poder hacer shows y que la gente pague y se meta”, cuenta el cómico, quien producto del coronavirus debió cancelar dos giras: una con La Mansión Rossa, donde personifica a Guru Guru junto al Profesor Rossa y Don Carter, más otra que hacía junto a sus mismos compañeros, pero no como personajes. El bar quedó de estudiar la idea, y hace pocas semanas Moreno recibió una llamada para un primer espectáculo de ese tipo, que hizo el sábado.

Claudio Moreno.

“Yo creí que las había hecho todas”, reconoce el actor y humorista, “pero esto no lo esperaba. Es nuevo, raro, porque estás parado frente a una cámara, actuando. Sé que hay gente al otro lado, pero no tengo el feedback”.

Respecto a esta nueva fuente de ingresos, Pablo Leiva analiza: “Puede que con esta nueva modalidad los artistas no van a ganar lo mismo que cuando lo hacen en un teatro, pero por lo menos va a dejar que puedan seguir haciendo su trabajo”. Además, rescata que este formato “acercó la comedia a la gente que no tiene posibilidad de verla, y que es la mitad de Chile, porque se mueve en ciudades principales. Las estadísticas de nuestras tres primeras semanas nos dicen que la gran mayoría de la gente que compró entradas era de provincia”.

Ruffinelli complementa: “Antes tenían que esperar a ver cuando al comediante se le ocurría llegar a su ciudad, en cambio ahora pueden ver todos el show en igualdad de condiciones y creo que eso también descentraliza la comedia, y le está haciendo muy bien al país”.

“Yo creo que esto llegó para quedarse”, piensa Mauricio Palma, “porque más adelante cuando volvamos a hacer shows en vivo esto va a disminuir, pero seguir haciendo esto un par de veces al mes será genial”.

Ruffinnelli, por su lado, reflexiona: “Hoy la pandemia nos pone el desafío de adaptarnos a una nueva forma de hacer comedia, que no es excluyente de las otras formas y nos permiten abarcar otros públicos que no estábamos abarcando de manera presencial. Creo que hay que verlo de manera estratégica”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.