Amanda Cerna: “Mi mayor logro va a ser saber que lo entregué todo”

Amanda en una de sus sesiones de entrenamiento (@INDChileOficial)

La atleta nacional va por sus segundos Juegos Paralímpicos. En Río rozó la medalla de bronce. Ahora, en Tokio, va por su revancha.




Amanda Cerna (22 años) disfruta su llegada a Tokio. Luego de aclimatarse durante dos semanas en Kami, un poblado de la prefectura de Miyagi, la atleta nacional ya está lista para vivir sus segundos Juegos Paralímpicos, en un momento estelar para una carrera que, a pesar de su corta edad, ya la ha tenido en los primeros planos internacionales.

En Japón deberá no solo responder a sus propias emociones, sino que también a las expectativas de un país que la vio rozar el podio en Río 2016. Por eso disfruta, pero también práctica. Entre esa ocupada rutina, la corredora de los 400 metros se da el tiempo de conversar con El Deportivo. En la noche nipona, mientras sus compañeras de pieza duermen, ella habla de sus motivaciones, esperanzas y del camino que tuvo que realizar para volver a una cita de los anillos. Una historia de superación que puede vivir un momento soñado en el país del sol naciente.

Llevaba ya unas semanas en Kami, Japón. ¿Por qué decidieron ir a entrenar allá antes de los Juegos?

Allá hicimos la concentración previa a los Juegos. La organización repartió a los deportistas por disciplinas en distintas ciudades, ya que a la Villa podíamos llegar sólo cinco días antes de competir, algo que era muy complicado por el clima y el cambio de hora. Los chilenos que estuvimos en Kami fuimos nosotros (atletismo) y canotaje.

Usted antes estaba preparándose en Iquique, ¿fue un cambio muy brusco?

Nosotros teníamos otros planes desde el comienzo, queríamos ir a Europa en vez de Iquique por el clima y porque ya empezábamos a restar horas, pero por temas de desorganización no se dio. Fue brusco por el cambio de hora y porque acá el clima era muy distinto. Al estar en invierno, la temperatura nunca pasó de los 15-16 grados en Iquique, con un clima seco. En Japón, en cambio, estuvimos con 30-35 grados y con lluvia, por lo que había mucha humedad. Así que de Iquique a Kami fue algo totalmente distinto, pero que ya quedó un poco atrás. Estas semanas nos permitieron aclimatarnos y ahora quedan seis días para complementar la preparación y llegar de la mejor forma.

Japón vive una nueva ola de contagios tras los Juegos Olímpicos, ¿hay temor entre los deportistas?

Hay un poco de temor, pero nosotros no podemos hacer otra cosa que tomar todas las precauciones, cuidarnos, intentar hacer el menor contacto físico con los otros deportistas. Aquí en la Villa siempre tenemos que estar ingresando con un test negativo, pero también puede pasar, como en los Juegos Olímpicos, que haya positivos dentro de ella. Ya llevamos un día aquí y hay mucha gente, así que hay que tener bastante cuidado.

¿Ha sido muy complicada la llegada por los temas sanitarios?

Si antes era una hora en el aeropuerto, ahora son tres. Exigen muchos test PCR a las llegadas y hay que esperar los resultados. Por lo que ha sido muy complejo. En Japón nos exigieron descargar dos aplicaciones donde tenemos que rellenar nuestros datos e ir actualizando nuestra temperatura. En la aplicación te hacen alrededor de 50 preguntas y esa aplicación te rastrea, sabe por dónde te mueves. Al no poder salir de la Villa, con ella pueden ver si cumples con eso o no.

¿Cómo fue su entrenamiento durante la pandemia? ¿Le complicó mucho la preparación de cara a los Juegos?

Desde marzo de 2020 hasta octubre volví a mi casa en Castro, porque yo estaba en el Centro de Alto Rendimiento en Santiago, así que estuve esos siete meses en mi casa, donde no tenemos pista atlética. No pudimos hacer entrenamientos en pista, eso fue complicado. Solo me pude mantener en entrenamientos en la calle, en cuestas, en la trotadora. Pero mi prueba, que es velocidad, no la pude hacer, menos ponerme los clavos. Pasado el tiempo, mi papá me fabricó una jaula para poder hacer pesas, así que ahí estaba bastante bien. Cuando nos avisaron que los Juegos se suspendían, pude tranquilizarme más. En octubre volví al CAR con los protocolos para el retorno del deporte y me preparé desde octubre hasta ahora de buena manera. Con pista y pesas que son los entrenamientos elementales.

Ya son sus segundos Juegos Paralímpicos, ¿quienes son las personas que la impulsaron a estar allí?

Siempre pienso en mi familia, en mis papás y mi hermana. Siempre están acompañándome respecto de cada decisión que tomo sobre el deporte. En verdad son muy fans, me apoyan bastante y son los que me han impulsado a estar acá.

El diploma ya lo tiene, ¿ahora busca la medalla?

En Río obtuve el cuarto y el octavo lugar. Ahora aspiramos a dar lo mejor, a entregarlo todo por intentar dejar en lo más alto al país. Si bien de Río a ahora el nivel paralímpico ha crecido un montón, creo que las competencias van a estar muy entretenidas, muy peleadas. Antes en la barrera del minuto en los 400 metros éramos cuatro, ahora somos las primeras 15, entonces está muy difícil. Mi mayor logro va a ser cruzar la meta y saber que entregué todo por representar a Chile de la mejor forma.

¿Y a sus compañeros cómo los ve? ¿Podría ser el mejor rendimiento de una delegación paralímpica nacional en la historia?

Los veo muy bien a mis compañeros de atletismo. He podido compartir con ellos en la pista y soy testigo de todos sus entrenamientos y de todo lo que se esfuerzan. Sé que vienen muy bien preparados y pueden lograr sus mejores versiones aquí en Tokio. Les tengo mucha fe a todos mis compañeros. En los otros deportes no puedo ver sus entrenamientos, pero sí conozco sus logros y esfuerzos. Feliz de que todos están con una ilusión tremenda y todos tienen ganas de dar lo mejor. Cuando uno da lo mejor, las cosas buenas salen solas.

Durante los Juegos Olímpicos se dio el debate sobre las dificultades y el poco apoyo por el que tienen que atravesar los deportistas chilenos, ¿cree que en el deporte paralímpico se da lo mismo?

Durante los Juegos se leyeron muchos comentarios en redes sociales sobre el poco apoyo, la gente también criticó bastante a nuestros deportistas sin saber todo el esfuerzo que ellos realizan, y bueno, creo que para el deporte paralímpico es muy parecido. El apoyo que recibimos nosotros y ellos es muy similar. El deporte paralímpico llega mejor rankeado, pero con el mismo apoyo que tuvieron los convencionales. Falta apoyo, pero veo a este Team ParaChile muy motivado, por lo que creo que nada ha sido dificultad para llegar motivados y de la mejor forma a estos Juegos.

¿Qué significa para usted el deporte?

Yo creo que el deporte es superación, porque quieres superarte día a día siempre. Siempre quieres ser mejor que tu versión anterior. Para mí el deporte es superación, hay que hacerlo para darse cuenta de lo que cuesta, pero cuando ves las mejoras, esas ganas te hacen ir poniéndote metas más grandes. Es una gran sensación. Esa es la palabra que elijo, “superación”.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Este miércoles -al mediodía- debutó la marca sueca en Chile y con ello en Sudamérica. El primer local que se abrió en Open Plaza Kennedy, comuna de Las Condes, y cuenta con un aforo de 2.550 personas.