Manifiesto de Loreto González, fanática del K-pop: "Gastaba $180 mil mensuales en artículos coreanos"




El informe de Big Data lo encontré ridículo. Yo creo que culpar al K-pop es querer desviar la atención. Quisieron tapar el trasfondo del informe burlándose del movimiento. No entiendo cómo se basaron en opiniones de haters en Twitter, ellos no tienen idea de lo que hablan y claramente todas las fotos de "chinos encapuchados" son memes. Además, los fanáticos son niños, y si tienen opinión respecto del estallido social es por sus raíces, no por un movimiento musical.

Tengo la enfermedad de Cröhn. Mi papá debe más de siete millones en la Clínica de la U. de Chile. Prefirió endeudarse antes de perder a su hija. Incluso, fue él quien me dijo que congelara la carrera (Ingeniería en Comercio Internacional en la Utem) para que pudiera comenzar un tratamiento. Al principio me atendía en el sistema público, pero como no hay especialistas, todo es más lento, y si no me revisaban rápido, iba a empeorar. Como ya lo trataron, está todo bien y voy a poder volver a estudiar.

El K-pop es mi vida. Puedo estar 24 horas escuchándolo y no me aburro. Como que la endorfina me sube y siento mucha felicidad. Siempre he sido fan de algo: primero fueron los Jonas Brothers, luego One Direction y así hasta 2017, cuando me volví fan del K-pop. Entonces conocía a BTS, que es lo que más pega, y dije "esto es lo que quiero". Mi grupo favorito es Super Junior, aunque estoy en el fan club de X1, porque al otro es muy difícil entrar. Como fan, una retribuye todo el amor que les tienes a ellos, lo conviertes en algo.

He llegado a llorar de histeria. Mi bias (amor platónico) es Kai, de EXO, y él estuvo en el festival "Smtown Chile" del año pasado. Yo estaba en primera fila, me miró haciendo un gesto y no pude controlar mis lágrimas. Le tiré un gorro, pero rebotó en el escenario y cayó al suelo. Las peores anécdotas son las de niñas de 14 y 15 años, porque a veces incluso se desmayan.

Gastaba $ 180 mil mensuales en artículos coreanos. Entre chapitas, entradas a conciertos, lightstick, fotocards, discos y otros artículos puedo llegar a eso. Hoy no estoy trabajando, porque cuido a mi abuela durante la semana, pero aún así estoy gastando unos $ 40 mil cada mes. De repente me desespera no poder comprar, porque veo a mis amigas que tienen muchas cosas nuevas y lindas, pero después pienso que debo estar tranquila y esperar.

Mi hermano dice que le caía mejor cuando no escuchaba K-pop. De repente tenemos choques y me pide que baje el volumen. No le gusta, aunque a mi papá le encanta que vaya a conciertos y a mi abuela le fascina verlos bailar en la televisión. Cuando estoy en la casa escuchándolos, bailo, pero solo ahí, porque no me da el tiempo para hacerlo de manera profesional. Hay niñas que se dedican todo el día a eso, se maquillan, se cortan el pelo, se preparan trajes e incluso ganan dinero.

Solo sé decir lo básico en coreano: "Gracias" (hamnida) y "te quiero" (salanghae).

Comenta