Analizando HBO Max: los puntos altos y bajos del nuevo streaming

Una interfaz casi tan buena como la de Netflix, un catálogo que lo convierte en el mejor streaming de hoy, al menos cinco estrenos de series imperdibles, unos subtítulos terribles que no están alineados y algunas ausencias notables. Navegamos por días en la plataforma que llegó a Latinoamérica y esto es lo que vimos.




Los puntos altos

Para decirlo de partida, HBO Max tiene el mejor catálogo de streaming de Latinoamérica. Así de claro. Cuenta con las mejores series estadounidenses de la época dorada: The wire, Los Soprano, Six feet under y muy pronto llegará Mad men. Solo le restaría tener Twin peaks y Breaking bad para lograr juntar a las seis mejores series de EE.UU. de los últimos 30 años. También posee algunas de las películas más clásicas de Hollywood, como Casablanca, Lo que el viento se llevó, Vértigo, El halcón maltés, El mago de Oz, 2001: odisea del espacio, La naranja mecánica o Psicosis, por nombrar algunas. Del maestro del suspenso, Alfred Hitchcock, tiene 15 títulos.

Los tiempos no están fáciles y un punto a favor es el precio mensual de la plataforma: está con 50 por ciento de descuento hasta fines de julio y se pagan $3.450, con opción de ver en tres dispositivos a la vez. El precio se mantiene siempre que haya renovación automática. Si la cancelas, posteriormente deberás pagar $6.900. Se trata de una estrategia agresiva que supera a lo que anteriormente hizo Disney+, por ejemplo. Además, quienes quieren mirar primero antes de decidirse a una suscripción, pueden ver el primer capítulo de varias series de estreno, solo apuntándose con el correo electrónico, sin pagos ni dar tu tarjeta de crédito.

Si tienes pesadillas aún por lo que era HBO Go, Max no tiene nada que ver en interfaz: esta es mucho mejor en términos visuales y a años luz en términos de experiencia usuario. Solo comparable a Netflix, quizás un par de escalones abajo, porque hay cosas por corregir. Pero anda bastante bien.

Por ejemplo, el estreno más importante, la película No sudden move, de Steven Soderbergh y con Don Cheadle, Benicio del Toro y Ray Liotta, aparece en la portada como principal (exactamente lo contrario a lo que hace Amazon Prime Video, que las esconde). También luce destacado en la portada lo que estás viendo y no terminaste. Y una selección de los principales estrenos. Además, y algo que se agradece, son las colecciones que figuran en su portada y que ayudan a tentarse con varios títulos: “Películas que amamos” (aparece Mujer maravilla 1984, que definitivamente no la amamos sino con la que bostezamos, pero también otros estrenos como El amor en tiempos de Covid o Súper inteligencia); “Series destacadas” (partiendo por Friends, siguiendo con una versión remasterizada en HD de Sex and the city, y todas las temporadas de Rick and Morty, que ya es pura felicidad). También hay colecciones de series latinoamericanas y europeas, clásicos, documentales, terror y ficción LGBTI+.

La cinta No Sudden Move (Claudette Barius/Warner Bros. Pictures via AP)

Para los niños hay varios ganchos. Están todas las películas de Harry Potter y numerosas cintas animadas o protagonizadas por adolescentes. También hay títulos animados para los hoy superan los 40 años, como todas las temporadas de Los picapiedras o Los Supersónicos. Y en sagas famosas, también se mantiene la trilogía de El señor de los anillos, Game of thrones o todas las Rápido y furioso. También figuran todas las temporadas de Hora de aventura.

Pero el catálogo es más atractivo aún en títulos nuevos. La plataforma llegó con varios estrenos para Chile. It’s a sin figura en todos los listados entre las mejores ficciones del primer semestre y acá, la miniserie inglesa estaba inédita. La historia de cinco amigos, enfrentados a la irrupción del Sida en el Londres de los años 80, es una imperdible: una historia con varias capas de lectura y discusión, que reivindica a todos aquellos que murieron en medio de la discriminación y avergonzados por sus familias y una sociedad que hablaba del “cáncer gay” y no estuvo dispuesta a hablar en serio y tomar medidas hasta que comenzó a matar a heterosexuales. Otra serie que califica de imperdible es The flight attendant, sobre una azafata que se ve envuelta en un crimen. Una comedia de suspenso estupendamente protagonizada por Kaley Cuoco, deudora de Hitchcock -partiendo por su brillante secuencia de créditos- y de lo más entretenido para ver durante este invierno.

It's a sin.

Dos series españolas que también llegan como estreno acá y que hay que ver: 30 monedas y Veneno. La primera, de Álex de la Iglesia, sobre un cura exorcista, boxeador y expresidiario que se va a vivir a un pueblo chico, donde comienzan a ocurrir fenómenos paranormales, es un portento audiovisual e inventivo y su primer episodio bien puede calificar dentro de lo mejor del año. Literalmente te deja con la boca abierta. La segunda es lo opuesto en género: una suerte de telenovela kitsch que parece sacada del cine de Almodóvar en sus inicios, una serie que cuenta la historia de la transexual más visible de la TV española de los 90 y que es puro corazón y amor por su protagonista, muy bien escrita y que mezcla bien el melodrama con la comedia.

Es imposible no nombrar como un estreno importante en Chile la reunión de Friends, con los seis actores originales reunidos en un programa de televisión que funciona como entretenimiento pasajero y ciertas dosis de nostalgia. Uno siente pena de ver a Matthew Perry muy ido, hinchado, con los dientes extraños y hablando poco y nada. Siendo ignorado por sus pares. Pero también tiene momentos luminosos, como ver a Lady Gaga cantando junto a Lisa Kudrow. O a los actores leyendo el guion de ese inolvidable capítulo donde Phoebe gita “¡My eyes, my eyes!”, al ver a Monica y Chandler besándose en el edificio del frente. Solo esos momentos -o ver cómo está hoy la actriz que interpretó a Janice- justifican de sobra su visionado, siempre que se pase por alto la conducción de James Corden, que no justifica nunca su rol de anfitrión.

Los puntos bajos

El punto bajo más molesto de HBO Max son los subtítulos: no están centrados abajo, como estamos acostumbrados, al ver la plataforma en televisores y computadores. Sí lo están al ve desde un celular. Esto implica que se ubican generalmente a la izquierda, en algunos casos con hasta tres líneas (al más puro estilo poema de Vicente Huidobro), o aparecen arriba, lo que es incómodo, porque al ver una serie o una película el desorden hace que uno no sepa dónde aparecerá la siguiente frase subtitulada, lo que desconcentra a ratos el visionado, además de ensuciar la imagen. El problema viene de fábrica: desde que debutó en Estados Unidos, los subtítulos han sido motivo de quejas de los usuarios porque allá también los ven así.

En materia de catálogo, un problema visible es la desaparición de varios títulos que sí estaban en HBO Go, como Years and years, We are who we are, The outsider, The undoing, Show me a hero, My brilliant friend, Capadocia o Magnifica 70, por nombrar algunas series. La última película de Quentin Tarantino, Érase una vez en Hollywood, dejó de estar en el catálogo de HBO y ahora forma parte de Amazon Prime Video.

Por un asunto de derechos, además, no están todos los clásicos de Cartoon Network o series de DC Comics como Batman: the animated series. Tampoco Smallville. El catálogo completo de Studio Ghibli tampoco aparece, como sí sucede en EE.UU., pero ahí hay una razón constatable: sigue siendo parte de la biblioteca de Netflix en Latinoamérica.

Se extrañan muchos de los clásicos de Warner -cuesta entender que no esté una de sus obras maestras, El exorcista- y, aunque hay 19 títulos de Clint Eastwood, casi no hay cintas de él de la última década, pese a que el cineasta siempre filma bajo el alero de ese estudio.

En términos de algoritmo, la plataforma de HBO Max está en deuda, como la mayoría de las plataformas existentes, porque no permite calificar la serie o película que uno ha visto, lo que implica que el streaming seguirá ofreciéndote ficciones similares a algo que no te gustó.

Y aún está pendiente también, para mejorar la experiencia del usuario, la opción de hacer click en la ficha técnica de las ficciones: aparece el nombre de quién dirige y su elenco, pero no está la posibilidad de pinchar en uno de ellos para seguir navegando y, así, ser una interfaz amable para continuar en la búsqueda de otros títulos.

Una curiosidad: HBO Go permitía la opción de ver el canal HBO en vivo, una opción para quienes no tenían TV paga y no querían esperar a que el título de estreno apareciera horas más tarde en la app. Esa opción, en la nueva plataforma, ya no existe.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.