Año nuevo bajo techo: Comunidades mapuche preparan un We Tripantu sin fiesta masiva para evitar contagios

Año nuevo Mapuche en el cerro Santa Lucia

Desde este domingo, y hasta el miércoles 24, el pueblo autóctono festeja el tradicional Año Nuevo Mapuche, fiesta de profundo sentido religioso y que, entre otras cosas, marca el inicio de un nuevo ciclo de vida y agragrio. Esta vez, sin embargo, en La Araucanía no habrá reuniones masivas junto a las machi. Todo se efectuará en cada hogar. En la Conadi valoraron la decisión.




Una celebración distinta tendrán este año las comunidades mapuche. Se trata del Wüñoy Tripantu (o We Tripantu), el tradicional Año Nuevo Mapuche, en el cual este pueblo celebra el inicio de un nuevo ciclo. El concepto ya está claro: la reflexión será en torno al daño provocado al ecosistema y la llegada del virus. Lo diferente será el cómo. Porque en vez de rogativas grupales, por primera vez, desde hace muchos años, la fiesta se vivirá en cada hogar. Algo inédito para este pueblo.

Tradicionalmente, el ceremonial religioso mapuche, que comienza con el solsticio de invierno, es celebrado de manera comunitaria en los Güillatue (reuniones), donde, en torno al Rehue (árbol sagrado) la machi y el lonko de la comunidad ruegan a Gñechen, principalmente por una buena siembra y cosecha, que les permita tener la alimentación para la familia.

La celebración parte este domingo 21 y dura hasta el 24 de junio. Allí se comparten bebidas y comidas entre las familias mapuches.

“Las oraciones se hacen como corresponde, solo que ahora no nos expondremos; lo haremos en el campo, en consciencia, pero hay que protegerse del coronavirus. Nuestra conexión es la misma, también hay que levantarse temprano, solo cambian los preparativos, y se hace en casa”, señaló la machi Jessica Huentemil Huentecura, respecto a las modificaciones del Wüñoy Tripantu.

Tecnología y posibilidades

Sobre las ventajas y desventajas de este cambio, la machi Huentemil, de la comunidad Bartolo Antinao, sector Cudico Metrenco, en la comuna de Padre Las Casas, añadió que “hay que volver a lo antiguo, reencontrarnos con nuestros espíritus, hacer un análisis de lo mal que hemos actuado, y pedir que no empeore”.

Respecto del uso de tecnologías por las familias mapuche, como tablets y teléfonos celulares, y redes sociales, la autoridad religiosa dijo que es un evento de carácter espiritual y que es más partidaria de otras iniciativas, como de la reflexión en familia.

Otras comunidades, sin embargo, no descartan conectarse con sus autoridades religiosas por medio de internet.

Desde el mundo académico, la antropóloga y directora del Instituto Indígena de la Universidad de la Frontera de Temuco, Natalia Canihuan, explicó que la celebración “antiguamente era una fiesta y una situación de carácter familiar, en el hogar. Antes, todos se iban a bañar a un curso de agua cercano a la casa, después volvían y comían. Con el paso del tiempo y cierta institucionalización de esa ceremonia, se creó esa idea de lo colectivo, de lo comunitario, en grandes masas”.

Añadió que “este año, en el contexto de pandemia, los pueblos y comunidades están llamando a retomar estas tradiciones más antiguas y familiares, para no visitarse. Todos saben la importancia del cuidado y la distancia”.

En la comunidad de Aukén Paihuinan contaron que “lo que se comienza a vivir este fin de semana es un ciclo que tiene que ver con los astros. Desde este fin de semana, cada día tendremos un poquito más de sol. Los gallos se demoran un pasito más en guardarse, el sol dura un poco más”.

Parlamento mapuche

Otra forma diferente de celebrar el Wüñoy Tripantu es la que desarrollarán los integrantes del Parlamento Mapuche Koyang, que agrupa a lonkos y dirigentes de las provincias de Malleco y Cautín, en La Araucanía.

Esta institución, durante la festividad, entregará ayuda solidaria a integrantes de las comunidades que se han visto afectada por el Covid-19.

Jaime Huicahue Milipil, secretario ejecutivo, manifestó “no hay mucho ánimo de reunirse, de encontrarse, por el tema del contagio. Sabemos que ha ingresado el virus a algunos sectores y los ha afectado mucho”.

El Parlamento informó que “por ejemplo, en Nueva Imperial ya acordaron no reunirse para Wüñoy Tripantu por esta única vez, principalmente por el cuidado de las personas de mayor edad. Nosotros, como Parlamento, el día 24 vamos a estar repartiendo cajas de víveres como a 100 familias”.

El Director Nacional de la Corporación de Desarrollo Indígena (Conadi), Ignacio Malig, junto con recordar que este 24 de junio se conmemora en Chile el Día Nacional de los Pueblos Indígenas, dijo que “invitamos a poner en valor las tradiciones culturales, aunque esta vez, por el Coronavirus, tomando todas las medidas de autocuidado y evitando reuniones masivas”.

Destacó que “esperamos que este nuevo ciclo esté lleno de vida para seguir cuidándonos entre todos y celebremos en nuestros hogares con los familiares más cercanos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.