Ataques contra la OMS, Bolsonaro y Trump marcan el regreso de Anonymous

Foto: AP

El grupo internacional de hackers reapareció tras la muerte del afroamericano George Floyd, amenazando con exponer una supuesta red de corrupción policial en Estados Unidos. En Brasil, el colectivo publicó datos personales de Jair Bolsonaro y otros miembros de su familia.




“Expondremos muchos crímenes al mundo. Somos legión. Espéranos”. A través de un video subido el domingo a Youtube que fue eliminado de la plataforma horas más tarde, el grupo internacional de hackers “Anonymous” reapareció prometiendo desmantelar y exponer una supuesta red de corrupción policial en Estados Unidos.

El resurgimiento de la red de hackers se dio en respuesta a la muerte de George Floyd, un exguardia de seguridad afroamericano de 46 años, a manos de la policía en Minneapolis, la ciudad más poblada del estado de Minnesota. “El grupo de hacktivistas Anonymous regresa para exponer al departamento de policía de Minneapolis y a Donald Trump”, expresaron a través de Twitter.

De hecho, consiguieron saltar las barreras de la emisoras de la policía en Chicago y Minneapolis para que en todas las terminales, desde la central hasta en las patrullas, se escuchara la canción “F*ck tha Police” donde el grupo de raperos N.W.A. critica el racismo de la policía hacia la población afroamericana.

El grupo internacional de hackers tiene su origen en el tablero de imágenes 4chan, que nació en 2003. Aunque en un principio solo actuaban a través de internet, con el tiempo también empezaron a desarrollar actividades fuera de la red.

El primer objetivo del colectivo en llegar a los titulares fue el “Proyecto Chanology” en 2008. Luego de que la iglesia de la Cienciología eliminara un video del actor Tom Cruise porque retrataba a la religión de manera negativa, Anonymous subió un video a YouTube llamado “Mensaje a la Cienciología”, donde los acusaban de violar la libertad de expresión.

Un manifestante usando una máscara de Guy Fawkes levanta un cartel que dice "Sin justicia no hay paz" el sábado en Los Ángeles. Foto: AFP

Desde su primera aparición, han lanzado ataques contra organizaciones como el FBI y el grupo terrorista Estado Islámico, así como grupos de supremacistas blancos y miembros del Ku Klux Klan.

Hay dos símbolos que permiten reconocer a Anonymous. Uno de ellos es una máscara de Guy Fawkes –quien protagonizó un atentado contra la monarquía británica en 1605- que se hizo famosa con la película “V for Vendetta”, donde un revolucionario anarquista la usa para derrocar a un gobierno corrupto, y la otra es una imagen de un hombre sin cabeza, que representa la falta de un liderazgo formal dentro del grupo.

La forma en que se denominan -“hacktivistas”- es una combinación entre pirata informático y activista. El nombre destaca la intención del grupo de utilizar la tecnología para lograr fines y causas específicas.

Un manifestante protesta con una máscara de Guy Fawkes frente al Capitolio ayer en Washington, DC. Foto: AFP

La madrugada del domingo, el grupo de hackers publicó en Twitter un documento titulado “El libro Negro de Jeffrey Epstein”, en el que dan a conocer los nombres de personas que pertenecen a una supuesta red de tráfico de niños liderada por el fallecido empresario estadounidense. La lista –que revela el nombre, ubicación, correo electrónico y otros datos de los miembros de la red- incluye a Ivanka Trump, su madre Ivana, el cantante Mick Jagger, el actual gobernador de Nueva York Andrew Cuomo, la modelo Naomi Campbell y el actor Kevin Spacey, entre otros.

Anonymous también aseguró que la princesa Diana de Gales fue asesinada por órdenes de la Corona británica en 1997, para impedir que revelara información que relacionaba a algunos de sus miembros con la red criminal.

La princesa Diana de Gales.

Además, el grupo de hackers publicó un video en el que critica a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por su gestión de la pandemia de Covid-19, y acusan al gobierno chino de minimizar la gravedad del brote.

La noche del lunes, Anonymous Brasil dio a conocer datos personales del Presidente Jair Bolsonaro y sus hijos, el concejal Carlos Bolsonaro y el diputado Eduardo Bolsonaro. La información incluía los números de teléfono, direcciones físicas y electrónicas y datos inmobiliarios de la familia del mandatario.

“En una clara medida de intimidación, el movimiento hacktivista ‘Anonymous Brasil’ publicó en Twitter datos del Presidente de la República y de sus familiares. Se están adoptando medidas legales para que esos delitos no queden impunes”, tuiteó Bolsonaro. El ministerio de Justicia brasileño, por su parte, dijo que la policía federal tomaría el caso.

Eduardo y Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro junto a su hijo Eduardo, ambos víctimas de la filtración de Anonymous.

Debido a que no existe una jerarquía dentro del grupo de hackers, es difícil confirmar la veracidad de las noticias que publican bajo el nombre Anonymous y tampoco tienen una agenda única. De la misma manera, como los miembros son anónimos, cualquier persona podría publicar información falsa y hacerla pasar como parte del colectivo.

Como su organización es difusa, es difícil encontrar información oficial sobre ellos en internet, pero se cree que se coordinarían a través de distintos foros. Las redes sociales, en tanto, suelen utilizarse para formar pequeñas células y así coordinar las protestas físicas.

Activistas de Anonymous se manifiestan usando máscaras de Guy Fawkes en noviembre de 2015, en Seattle, Washington. Foto: Reuters

Aunque sus ataques cibernéticos a empresas y gobiernos fueron criticados en un principio, en los últimos años la reputación del grupo ha dado un giro, llegando incluso a ser elogiados por algunos de sus trabajos, como su combate contra los ciberyihadistas.

De hecho, el periódico británico The Sun incluso se refirió a ellos como “los vigilantes”, por sus esfuerzos por vengar los ataques terroristas contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo, en 2015.

Comenta