Cómo el “Olivazo” impactó la senatorial y por qué aumentó el optimismo del PC

El diputado, aspirante senatorial y presidente del PC, Guillermo Teillier, aventuró que "con un poquito de empeño" su partido podría sacar dos senadores en Santiago. En Apruebo Dignidad estimaban que si bien Oliva sufriría un desplome, se habría logrado contener una fuga masiva de votos, salvo un trasvasije acotado de electores hacia Fabiola Campillai.




Tras horas de suspenso y sin aviso previo, pasadas las dos de la tarde llegó a votar al Liceo Javiera Carrera, la candidata a senadora por la Región Metropolitana, Karina Oliva (Comunes), quien luego de que su coalición le quitara el respaldo, optó por sumergirse y evitar contactos con la prensa. Al llegar, prefirió mantener silencio.

Un video subido a redes sociales, en el que admitió que estaba pasando un momento muy difícil, pero que todavía no se daba por vencida, había sido la última imagen pública de la defenestrada dirigenta, quien -hasta antes de la prohibición para divulgar encuestas- figuraba como favorita en la senatorial capitalina.

La revelación de Ciper y sus mismas declaraciones (en las que ella admitió que pagó altos honorarios con financiamiento fiscal a siete colaboradores para compensar el trabajo de precampaña), golpearon su carrera senatorial, al punto de que el candidato presidencial de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric, llamó a votar por otros postulantes del pacto.

En el Frente Amplio y en el PC creían que el impacto de esta revelación era inevitable, por lo que la decisión fue tratar de separar aguas rápidamente para que el caso -a pocos días de las elecciones y con una amplia repercusión en medios y redes sociales- no dañara a la presidencial y al resto del conglomerado.

El análisis que predominaba hoy en la mañana en las cúpulas de Apruebo Dignidad, señalaba que al menos se había logrado contener el fuego. Pese a ello, dirigentes consultados por La Tercera PM comentaban que “la calle” y las redes, además de los pronósticos de expertos, indicaban que Oliva sí sufriría un desplome.

Sin embargo, la preocupación generalizada que había especialmente en el Frente Amplio, contrastaba con el optimismo que hoy en la mañana mostraban las principales cartas del PC: el diputado y presidente del partido, Guillermo Teillier y la exconcejala y exministra de la Mujer, Claudia Pascual.

“Va bien el proceso”, dijo el diputado Teillier al votar acompañado por varias figuras del partido, entre ellas la alcaldesa Irací Hassler y la diputada Karol Cariola. “Tengo mucha confianza en que de las dos candidaturas (del PC) logremos una y con un poquito de empeño, dos. En eso estamos”, agregó, dando cuenta de su buen ánimo.

Por su parte, consultada hoy por la prensa, Pascual dijo que esperaba que el PC pudiese “retornar al Senado”.

Hasta antes del “Olivazo”, los comunistas estimaban que estaban en la pelea para lograr un escaño a senador por Santiago, en vista de que la carta de Comunes era la favorita y consumía parte del electorado tradicional del PC.

Sin embargo, tras el escándalo de financiamiento de Oliva en su pasada y frustrada carrera a gobernadora metropolitana, se creía que ese electorado volvería a su cauce natural. A ello se suma que Pascual, por su trayectoria en materia de reivindicación de los derechos de las mujeres, se alzaba como alternativa obvia para muchas electoras feministas desilusionadas de Oliva.

Si bien en el PC creían que el caso de Oliva generó un problema para el pacto completo, públicamente la dirigencia comunista cuestionó inmediatamente el presunto abultamiento de gastos de campaña de Oliva.

No obstante, el allanamiento de parte de Carabineros (armados con metralletas y equipamiento táctico), ordenado por la Fiscalía a la sede de Comunes (partido de Oliva) le dio un respiro al Frente Amplio y al PC, ya que permitió desviar las críticas al “desproporcionado” accionar policial y acusar una presunta maniobra electoral.

Ese episodio, según algunos dirigentes, ayudó a que la posible fuga masiva de votos fuese menor, ya que igualmente es probable que algunos antiguos simpatizantes de Oliva migren hacia Fabiola Campillai, víctima de violencia policial, que hoy compite como candidata a senadora independiente por Santiago.

Depolo (RD): “Se debilitan las posibilidades”

En RD, en tanto, el escenario era visto con más preocupación, ya que un evento tan inesperado a pocos días de la elección podía tener un efecto impredecible y muy difícil de revertir.

Del punto de vista electoral, aunque se haya logrado “aislar” a Oliva del resto del pacto, cualquier voto de ella que se vaya a otras listas afecta al conjunto, porque disminuye la competitividad de toda la lista Apruebo Dignidad.

Incluso antes del “Olivazo” había pronósticos ultraoptimistas de que los comunistas y el Frente Amplio podían aspirar a tres senadores, resultado al que hoy nadie apuesta.

“Obviamente que esto debilita las posibilidades de elegibilidad de la lista senatorial. Va a depender de si los votos se quedan en nuestro pacto o se van a la candidatura de Fabiola Campillai”, sostuvo el candidato a senador metropolitano de RD, Sebastián Depolo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.