La reuniones privadas del ministro Cataldo y el subsecretario Orellana para destrabar el lío del CAE

Foto: PPD

Las autoridades del Mineduc han intensificado este último tiempo un trabajo que comenzó hace rato: la de acercar posiciones para avanzar en el proyecto de ley que pretende eliminar el Crédito con Aval del Estado. Y ahí, los encuentros han incluido a partidos aliados, opositores y rectores de instituciones.


Formal e informalmente la promesa de campaña del gobierno sobre una condonación universal de las deudas educativas, incluido el Crédito con Aval del Estado (CAE), ha sido materia obligada de conversación en todos los ambientes referidos a educación superior -y políticos- por las implicancias de un futuro proyecto de ley. Y las conversaciones han incluido desde los exministros Francisco Vidal (PPD) y Ricardo Solari (PS), a rectores de universidades y parlamentarios actuales.

Los diálogos, reuniones y gestiones se han sostenido desde casi apenas asumió el Ejecutivo en marzo de 2022, pero más se han intensificado luego de que estas últimas semanas se pusiera el tema nuevamente sobre la mesa después de que varios ministros -Vallejo, Cataldo, Tohá y Marcel, sobre todo- ratificaran que en septiembre se presentaría la propuesta, pero también por la posible mención sobre el CAE que el Presidente Gabriel Boric pueda hacer en su cuenta pública de este sábado.

En tal sentido, la cartera que ha liderado esas conversaciones, devenidas en estos días recientes en una suerte de contención por las críticas que arreciaron incluso puertas adentro en el oficialismo es, obviamente, el Ministerio de Educación, con el jefe de la cartera, Nicolás Cataldo (PC), y el subsecretario de Educación Superior, Víctor Orellana (Convergencia Social), como protagonistas, y particularmente este último con un rol preponderante, puesto que apenas se incorporó a la subsecretaría, se le encomendó encauzar la reforma por el CAE.

De hecho, las gestiones del exdirector de la Fundación Nodo XXI, si bien han sido constantes desde su llegada como autoridad, han tenido episodios clave, sobre todo después de que la idea del Ejecutivo fuera escuchar las inquietudes del oficialismo y contener la fisura tras confirmarse que septiembre es el mes de tope para ingresar del proyecto.

Así, por ejemplo, la tarde del miércoles 22 de mayo, Orellana le envió un mensaje al presidente del PPD, el senador Jaime Quintana, para transmitirle su inquietud por el documento que preparaba ese partido sobre el CAE y que entendían abordaría las históricas críticas del Frente Amplio al expresidente Ricardo Lagos por su gestión en la materia.

El cara a cara se produjo cinco días después, cuando el propio Orellana y Cataldo protagonizaron una instancia ampliamente difundida cuando llegaron hasta la sede del partido para reunirse con su directiva y los exministros de Educación Sergio Bitar, Adriana Delpiano y Nicolás Eyzaguirre. Con Francisco Vidal, quien estuvo ese día, también se repitió una instancia el miércoles recién pasado en oficinas del ministerio.

Tras la cita con el PPD del lunes, Cataldo dijo que se daba inicio al trabajo prelegislativo, dado que el senador Quintana no solo es el presidente del partido, sino que también de la Comisión de Educación en el Senado.

“Este proceso de trabajo prelegislativo parte hoy con el Partido Por la Democracia y lo vamos a seguir desarrollando con los demás partidos de la coalición. Vamos a contactarnos con cada uno de ellos para poder ir programando la agenda de trabajo y al mismo tiempo poder ir definiendo la forma en que vamos a ir recogiendo los elementos”, señaló el ministro.

Y así como el PPD, con el PS también han existido instancias particulares. Y relevantes. Sobre todo porque fue la presidenta de esa colectividad la que lanzó los últimos dardos internos en torno a una posible condonación. “Fui y soy crítica de condonar el CAE, porque creo que es un tema que se ha debatido bastante y que no hay recursos suficientes para aquello (...). Esto del ofertón de la condonación del CAE no es posible y creo que solo se hace por motivaciones electorales (...). Populismo es prometer cosas en las que no están los recursos suficientes”, dijo en TVN hace unos días.

Tras ello, el 20 de mayo, en el Congreso, el mismo Orellana se reunió con ella para abordar esos cuestionamientos públicos. “Me reuní el día lunes con el subsecretario Víctor Orellana y tuvimos una muy buena conversación, no solo del financiamiento, sino que de las perspectivas de la educación superior. Tuvimos una muy buena conversación y en ese contexto me dio unas ideas generales de lo que puede ser ese proyecto”, explicó Vodanovic en radio Sonar.

En dicho encuentro la senadora planteó que su cuestionamiento era a que la condonación de la deuda educativa fuera una de las prioridades en la cuenta pública, pero que estaba disponible para conversar. Consultada por La Tercera aquella vez, la parlamentaria agregó que “él hace tiempo me había pedido una reunión y no habíamos podido coincidir. Hablamos solo en el Congreso. Me fui a tomar un café con él y hablamos de varias cosas, no solo de financiamiento, sino de cuáles son las perspectivas de cambio en la educación superior que él visualiza”.

Vodanovic, en todo caso, también ha estado en contacto con Cataldo, quien a su vez lo ha hecho con otros timoneles oficialistas y la idea del Mineduc es una reunión amplia a darse en los próximos meses cuando haya avances concretos sobre el proyecto de ley.

Hoy, todo apunta a prepararse para los diálogos que se deben sostener posterior a la cuenta pública del Presidente Boric y hasta antes de la presentación de esa propuesta. Y en tal sentido, el PC, si bien no preocupa tanto porque “no hay que ganar corazones” al ser el partido del ministro, según explican en la cartera educativa igualmente estará en esa ronda de reuniones a través de, entre otros, los diputados Alejandra Placencia, Daniela Serrano y Matías Ramírez, así como la senadora Claudia Pascual.

Y aunque desde el PS creían que el turno de la cita ampliada con ellos podía ser esta semana, lo cierto es que esto finalmente debería darse la que viene. Pero a pesar de esto, el Mineduc -Orellana en particular- así como se reunió con el PPD Francisco Vidal, también lo hizo hace meses con otro de los pesos pesados y con mayor ascendencia dentro del PS, incluida su presidenta: el exministro Ricardo Solari.

Con el resto de los partidos del oficialismo, si bien todavía no se agenda una reunión, sí se entiende que serán durante junio, incluidos liberales, radicales y el Frente Amplio (donde ya hay aliados estratégicos, como Emilia Schneider de Convergencia Social), que será más de resorte de la Subsecretaría de Educación Superior por su cercanía ideológica.

La Democracia Cristiana (DC), en tanto, es un partido donde se ha puesto especial atención. Y por lo mismo los gestos han comenzado a darse: el Día de los Patrimonios el subsecretario Orellana y la senadora de la colectividad, Yasna Provoste, coincidieron en visitas a Freirina y la biblioteca de Vallenar. Será con ella, de hecho, con quien se espera anclar el trabajo al menos en ese partido. ¿Por qué Orellana? La relación es más cercana, dado que se conocen desde antes y han tenido algunas colaboraciones. Con los democratacristianos la instancia prelegislativa se dará pronto, reseñan algunos conocedores.

La senadora Provoste y el subsecretario Orellana en la Región de Atacama.

La oposición tampoco se pierde de vista en el Mineduc. Y en tal sentido, los acercamientos para las bajadas sobre el proyecto primero pretenden darlas con Renovación Nacional (RN), al menos en una etapa inicial. Y a quiénes acercarse es más o menos claro: aquellos parlamentarios que durante el segundo gobierno del expresidente Sebastián Piñera dieron su respaldo al proyecto de ley presentado en sociedad en junio de 2018 y que creaba el Sistema de Financiamiento Solidario en reemplazo del CAE. En esa época, por ejemplo, el diputado Diego Schalper se mostraba en favor de la idea. En ese entonces, coincidentemente, el hoy subsecretario Orellana fue invitado a discutir el proyecto a las comisiones respectivas.

Con el diputado Hugo Rey (RN) existe un acercamiento para concretar pronto un encuentro, mientras que en el círculo de la diputada Marcia Raphael, también de Renovación Nacional, aseguran que el Orellana le ha escrito para empezar a coordinar.

Pero aunque las conversaciones se seguirán dando, como se ha dicho, lo cierto es que también se iniciaron desde mucho antes. Y no necesariamente siempre con foco en el CAE, pero sí casi siempre con el crédito como parte de las conversaciones.

Y ahí, el Partido de la Gente (PDG), a través de la diputada Karen Medina y hasta cuando perteneció a la colectividad, Gaspar Rivas, han sido parte de la ronda de encuentros. Así también lo ha sido el senador José García Ruminot (RN), expresidente de la Comisión de Educación, y el propio diputado Rey.

¿Y cuál es el mensaje que se les transmite a esas personas? Que si el análisis en que casi todos coinciden es que hay que dejar atrás el CAE, se deben alcanzar acuerdos políticos amplios y que no resultará de otra forma. En tal sentido, el relato es sobre modernizar, tener un sistema de financiamiento más eficiente, con incentivos que propongan mejores estrategias de desarrollo, no depender de las matrículas para la obtención de recursos y la idea central de por qué es necesario mejorar lo que existe: el Estado gasta mucho en educación superior y debe gastar mejor. Además, se ha recalcado, sobre todo en esas conversaciones con la oposición, que ya hubo avances en esta línea durante el gobierno de Piñera y que todas las administraciones han intentado darle una mejor funcionalidad al sistema.

Pero hay otro grupo relevante que también ha sido parte de estos acercamientos: los rectores de instituciones de educación superior. Y si bien no siempre los encuentros se han dado para hablar del CAE, algunas instancias, como la mesa tripartita instaurada por el gobierno con los rectores y los gremios de funcionarios de universidades estatales, o actividades académicas, sí han servido para tocar el tema. Y ahí, el listado incluye instancia con el Consejo de Rectores (Cruch), las universidades Católicas, la Corporación de Universidades Privadas (CUP), las universidades estatales o el mundo técnico profesional. Y, por cierto, se buscará a futuro una instancia particular para hablar sobre el CAE con ellos.

En los encuentros con el subsecretario se nos ha transmitido que el Ejecutivo presentará durante este año una iniciativa para hacerse cargo de la situación de los deudores del CAE. En ningún momento se nos ha planteado que el anuncio específico se vaya a hacer durante la cuenta del Presidente, sólo se nos ha señalado que se está trabajando en su diseño definitivo y que el proyecto de ley se presentará próximamente. También se nos ha dicho que, en cualquier caso, se trata de una iniciativa que será hecha con responsabilidad fiscal”, dice al el rector de la U. de Valparaíso y presidente del Consorcio de Universidades del Estado (Cuech), Osvaldo Corrales, quien coincidió con el subsecretario Orellana el jueves de la semana pasada en el Hotel Sheraton de Viña del Mar, en el contexto de un desayuno con directores de escuelas y colegios de la Región de Valparaíso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.