Desactivando un conflicto: Cómo la llegada de Desbordes y Allamand pretende calmar las aguas en RN

Luego de la dura derrota por el retiro de fondos de pensiones, la disputa en RN se agudizó aún más. Y tanto el nuevo Canciller como el nuevo ministro de Defensa se habían convertido en las caras visibles de dos almas totalmente opuestas en el partido. Para varios en el oficialismo, sus ingresos al gabinete, aliviarán un difícil momento del partido que complicaba a La Moneda.




“Extrañamente, los chats del partido están super tranquilos”. Eran las 9 de la mañana de hoy y un diputado de la bancada de RN retrataba así el ambiente interno de los grupos de WhatsApp de esa colectividad cuando aún no se confirmaba el ingreso al gabinete del extimonel Mario Desbordes en Defensa y del exsenador Andrés Allamand en Cancillería.

Y es que desde hace varios días los chats internos de ese partido estaban revolucionados. Desde el estallido social, se comenzaron a agrandar las históricas grietas de las dos almas de RN y que en esta pasada tenían como protagonistas, precisamente, a los nuevos ministros que hoy entran a La Moneda.

De hecho, la elección de la directiva de RN -fijada para noviembre- ya se había adelantado. Por un lado, Desbordes ya había confirmado que iría a la reelección y desde el sector de Allamand ya se estaba preparando una dura oposición contra el extimonel. Sin definir quién la encabezaría, ésta ya contaba con el apoyo del expresidente Carlos Larraín.

Lo cierto es que las diferencias entre Desbordes y Allamand se agudizaron desde el 18 de octubre. Ambos tomaron posturas contrarias para el plebiscito constitucional que se habilitó tras el acuerdo del 15 de noviembre del año pasado, en el cual los dos tuvieron roles protagónicos. Desbordes es uno de los pocos dirigentes de la derecha que hasta el día de hoy mantiene su posición por el “apruebo” mientras que Allamand se convirtió en uno de los líderes del “rechazo” -encabezando un comando junto a la UDI y a personeros de Evópoli- luego de su cambio de postura a pocos meses del entendimiento con la oposición.

Pero este año las diferencias ya se hicieron públicas. Y el hecho que lo gatilló fue el respaldo de Desbordes al proyecto que permite el retiro anticipado del 10% de los ahorros previsionales, el que provocó una dura derrota al gobierno tras su aprobación la semana pasada. El último “entrevero” entre ambos, incluso, fue en vivo y en directo: hace un semana, en el matinal de Mega, justo antes de que el ahora expresidente de RN confirmara que iba a votar a favor del retiro de fondos de pensiones durante la pandemia, se vivió un tenso diálogo entre ellos.

“Todos los que nos están criticando, los que pontifican desde un altar en los diarios, la verdad es que yo los invitaría a que salgan un poco a la calle, vean la realidad, porque esto no es una cuestión de populismo, no es maldad, no es querer destruir el sistema”, comentó Desbordes en pantalla dividida con Allamand. “Mario está completamente equivocado. Y hoy día es perfectamente posible continuar mejorando las ayudas. Yo creo que perfectamente se puede incrementar el IFE y se pueden incrementar los otros recursos”, le respondió el exsenador.

Las divisiones llegaron a tal nivel, que la bancada de diputados de RN se dividió en dos después del debate previsional: una pro Desbordes y otra pro Allamand.

Por eso, la entrada de los dos exparlamentarios al gabinete es leído en Chile Vamos como una movida de La Moneda para desactivar un conflicto que se arrastraba hace meses y que afectaba, indirectamente, al gobierno, donde apuntaban principalmente a los partidos por el caos existente al interior de la coalición.

Por una parte, hace rato que en Palacio veían a Desbordes como un “aliado incómodo”. Luego de la dura derrota por el retiro de fondos de pensiones, Piñera internamente había responsabilizado a los partidos por no haber alineado a sus parlamentarios.

A eso se sumó que el ahora ministro de Defensa fue quien abrió la puerta al debate sobre retiro de fondos en la coalición, algo que indudablemente no fue bien visto por el Mandatario. Además, tanto la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe como el renunciado timonel de Evópoli, Hernán Larraín Matte, habían criticado internamente a Desbordes por varios de sus dichos desde el 18 de octubre en adelante.

En el caso de Allamand sus dardos, al poco tiempo de que asumiera, fueron contra el ahora exministro del Interior, Gonzalo Blumel. Fue en marzo de este año cuando el nuevo Canciller arremetió contra el exjefe de gabinete por su manejo en temas de seguridad y orden público. “Él es el responsable político del orden público (…). Hay que tener una actitud general de mucha mayor firmeza, hay que respaldar con fuerza a Carabineros e Investigaciones, y ser particularmente activo en el manejo de situaciones complejas”, comentó.

Y ayer, aseveró en entrevista en radio Cooperativa que “se justifica un cambio y pensar en una nueva estrategia dejando atrás lo que ha ocurrido”.

Hoy en la tarde, en tanto, luego de asumir en ambas carteras, Desbordes señaló que “pudo haber diferencias o hubo, eso no está en discusión, entre el senador Allamand y el diputado Desbordes. Pero le puedo asegurar que no hay ninguna diferencia entre el ministro Allamand y el ministro Desbordes. Los dos estamos trabajando por nuestro gobierno, por Chile, por nuestra coalición. Le puedo asegurar 100% que estamos de cabeza en eso y hoy no existe ninguna diferencia”.

Cómo queda la interna de RN

El senador por Atacama, Rafael Prohens, por su cargo de primer vicepresidente de RN deberá asumir de manera interina la directiva de RN. Sin embargo, ahora se abren dudas de quiénes tomarán la posta en la carrera interna por hacerse de la presidencia del partido.

Desde el sector de Desbordes en RN nombran a la diputada Paulina Núñez como quien tomaría la posta para competir en la elección interna de noviembre. En tanto, desde el entorno de Allamand señalan al diputado por O’Higgins, Diego Schalper, y al senador por Valparaíso, Francisco Chahuán.

Sin embargo, de ambos sectores no quisieron confirmar los nombres que reemplazarán a Desbordes y Allamand en la interna ya que, señalan, aún queda tiempo para eso.

Comenta