El 71% de los chilenos retrocedieron en el plan Paso a Paso en el último mes

Baja-afluencia-de-públ-6051370.jpg

27 de Marzo 2020/ SANTIAGO Mujer utiliza macarilla en el tranporte público, estación de metro Maquehue, que se encontraba con baja afluencia de personas tras ser decretada la cuarentena en siete comunas de la region metropolitana. FOTO: AILEN DÍAZ/AGENCIAUNO

Hace justo un mes, el 93% de la población se encontraba en la fase de Apertura Inicial, la segunda menos restrictiva. Pero ahora el escenario se invirtió y el 71% de los chilenos está en Preparación, tras el retroceso de sus comunas. Expertos llaman a reforzar las medidas para impulsar la remisión de la ola de casos en curso.




El pasado 27 de septiembre, el Ministerio de Salud dio a conocer el nuevo plan Paso a Paso, que comenzó regir el 1 de octubre. Esto, tras ponerse término al estado de excepción -vigente desde el 19 de marzo de 2020, en total 560 días-, que permitía decretar las máximas restricciones de movilidad, como el toque de queda nocturno y el confinamiento.

Las principales modificaciones en el instrumento del Minsal están en su estructura. Se establecieron cinco fases: Restricción (que reemplaza a la Cuarentena), Transición, Preparación, Apertura Inicial y Apertura Avanzada.

El otro cambio importante se aplicó a los aforos de cada etapa. “En todos los pasos se podrá realizar todo tipo de actividad, pero con aforos y condiciones específicas, dependiendo de la condición sanitaria del momento y el paso en que se encuentre el territorio”, explicó durante el lanzamiento del plan la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza.

Así, para el 24 de octubre, hace justo un mes, el 93% de la población se encontraba en la fase Apertura Inicial, es decir, en la segunda etapa con más libertades. Pero el escenario ha cambiado y, tras sucesivos anuncios del Ministerio de Salud, el 71% de los chilenos vieron a sus comunas retroceder en el plan y ahora se encuentran en Preparación.

En esta fase se regulan más los aforos. Las reuniones en casas particulares tienen un máximo de 25 asistentes si todos tienen el carnet de vacunación; en caso contrario, la capacidad se reduce a 10. A la vez, en los lugares con atención al público, como el comercio, debe haber una persona cada 6 m2, reduciéndose en dos los metros cuadrados en relación a la fase Apertura Inicial.

El infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes y decano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Universidad San Sebastián, Carlos Pérez, aclara el cambio: “Se ha retrocedido debido al aumento de los casos en varias regiones del país, sin embargo, no está considerado hacer otras modificaciones que no sean los cambios de aforos. Al disminuirlos se disminuye la posibilidad de encuentro entre las personas y los eventuales contagios”.

Si a finales de octubre había 9.849 contagios activos confirmados, hoy son 13.6591, es decir, se configura un aumento del 38,68% en un mes.

Erna Cona, infectóloga de Clínica Indisa, señala que “tenemos que extremar los cuidados para evitar la transmisión cruzada, porque la variante que está circulando predominante es la delta y es más contagiosa, entonces lo que hay que evitar es que la gente se junte; también hay que disminuir los aforos y usar la mascarilla, en esto estamos fallando, porque la gente ya ha dejado de cumplir las medidas más estrictas”.

Durante esta jornada el Minsal reportó 1.937 nuevos contagios Covid-19, lo que constituye una variación de -5% en los últimos siete días, a la vez que siete regiones redujeron sus contagios en este período. Son cifras que alimentan la tesis de que la ola va en retirada.

La situación nacional

Con estas modificaciones ya vigentes, hay 149 comunas en fase de Preparación y otras 215 en Apertura Inicial. Además, 24 localidades están en Transición.

Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello, plantea que “la situación no es igual en todo el país, es diferente en distintas zonas, por lo tanto, las medidas que se deben adoptar en el plan Paso a Paso deben ser muy atingentes a lo que está sucediendo en cada región en particular”.

En el caso de la Región Metropolitana, los contagios han bajado, lo que ha estabilizado la rápida propagación del virus. Actualmente la zona presenta una de las tasas de incidencia más bajas del país: en el último informe se reportaron 54,7 casos activos por 100 mil habitantes, casi 16 puntos debajo del promedio nacional, de 70,2

En el sur, la situación es diferente. Biobío, Los Lagos y Aysén superan los 100 casos por 100 mil habitantes. Esta última región es la más afectada, con la tasa de incidencia más alta del país, cifrada en 241,4, es decir, casi cuatro veces el promedio nacional. Actualmente, en la zona hay 259 casos activos, en su mayoría delta.

Sofía Salas, académica del Centro de Bioética de la Universidad del Desarrollo, recomienda tomar medidas adicionales para controlar el aumento de los casos: “Hay que lograr mayor cobertura de vacunas entre población aún no vacunada. Segundo, seguir aumentando dosis de refuerzo, pues para los vacunados en marzo que no tengan el refuerzo ahora es casi como no haberse vacunado, y tercero, hay que limitar aforos y aumentar las restricciones a los no vacunados”.

Actualmente hay 13.809.960 personas con el esquema de protección completo, de una población objetivo de 15.200.840. Además, 8.033.997 ya tienen el refuerzo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.