El cambio de guardia al estilo “Buckingham Palace” que debuta en Valparaíso

CAMBIO DE GUARDIA EN EL MONUMENTO A LOS HÉROES DE IQUIQUE, EN LA PLAZA SOTOMAYOR DE VALPARAÍSO. FOTO: DEDVI MISSENE

A partir de mañana, todos los miércoles la guardia de honor del Monumento a los Héroes de Iquique, donde descansan los restos de Arturo Prat, realizará una ceremonia para traspasar la custodia, que concluirá con un cañonazo. La idea, explican en La Armada, es acercar a la ciudadanía los ritos navales.




Tal como ocurre en el Palacio de Buckingham de Londres y -aunque en menor escala- cada dos días en La Moneda, mañana La Armada dará inicio a una ceremonia de cambio de guardia de honor del Monumento a los Héroes de Iquique, ubicado en la Plaza Sotomayor de Valparaíso, donde descansan los restos de Arturo Prat y de los mártires del combate librado durante la Guerra del Pacífico (1879).

El memorial, erigido en 1886, es uno de los más importantes del país y cada 21 de mayo congrega a casi 2.000 efectivos de las Fuerzas Armadas y Carabineros, con un desfile que conmemora las Glorias Navales.

El nuevo rito ideado por la Armada se replicará cada miércoles y consiste en el traspaso de la custodia del monumento. Comenzará a las 12.05, cuando la guardia de honor -formada por un oficial, dos efectivos de gente de mar (una mujer y un hombre) y un infante de marina- vestidos con su traje de ceremonia, entregarán la custodia del recinto a un segundo destacamento.

Con movimientos militares, y portando su respectivo armamento, el oficial saliente informará al entrante: “Le entrego la responsabilidad del descanso eterno de nuestro máximo héroe y su tripulación inmortal, quienes dieron la vida por nuestra patria y cuyos restos se encuentran en esta cripta inmaculada”.

De fondo, una banda instrumental acompañará la ceremonia, que terminará a las 12.10 con un cañonazo que se dispara desde el cerro Artillería y que simboliza el hundimiento de La Esmeralda.

De acuerdo a la Armada, con esta ceremonia -que se realiza regularmente, pero no está dirigida al público- se busca fomentar el turismo patrimonial en el centro de Valparaíso, acercando la historia y las tradiciones de la Armada a la ciudadanía.

Así lo explica el comandante en jefe de la Primera Zona Naval, contraalmirante Fernando Cabrera: “Tenemos un monumento maravilloso, donado por la ciudadanía, para recordar la gesta heroica de chilenos que se sacrificaron por la patria y que no está lo suficientemente reconocida en Valparaíso”.

Cabrera, además, alude al ataque con pintura que sufrió el sitio en febrero de 2020, en el marco del estallido social, hecho que convocó, una semana más tarde, a dos mil personas -exoficiales y adherentes- en un acto de desagravio. “Ese ataque nos hizo reflexionar en torno a la valoración del monumento por la ciudadanía y que la gente se identifique con él y lo valorice”, agrega.

Un tercer motivo para debutar con este cambio de guardia, señala el comandante en jefe, “es dar un pequeño atractivo simbólico a la ciudad, desde el turismo, con una ceremonia simbólica que rememora los símbolos del Combate Naval de Iquique (...). Tratamos de evocar aquello que representa la marina de 1879, pero trayéndolo a la marina del siglo XXI”.

Cabrera, quien asumió en julio pasado, vivió en Londres y fue testigo del cambio de guardia del Palacio de Buckingham. A diferencia de ese evento, señala, el de la Plaza Sotomayor será más sencillo, “porque no habrá grandes movimientos de tropa y no vamos a detener el tránsito, pero la idea es que quien quiera verlo lo pueda hacer, buscar un enlace con la ciudad y traerle vida a este monumento”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.