El complejo futuro de Aguilera en San Ramón y el traspié en su intento de expansión en la zona sur

Miguel Ángel Aguilera.

El ex PS fue reelecto el domingo, pero su intento por poner a los suyos en comunas de la capital no tuvo éxito. Además, mañana el concejal DC Gustavo Toro, quien salió segundo tras Aguilera, presentará en el Tribunal Electoral un recurso de impugnación de las elecciones de alcalde en San Ramón. La jugada busca trabar la ratificación del edil a la espera de la audiencia de formalización que la Fiscalía Metropolitana Sur pidió adelantar para el 21 de junio, una semana antes de la fecha programada para el comienzo de su nuevo mandato.




El viernes 14 en la tarde, a sólo horas de que se iniciara la megaelección, Francisco Andrés Olguín casi no podía respirar.

Contagiado de Covid-19, el brazo derecho y exjefe de gabinete del alcalde Miguel Ángel Aguilera -quien fue detenido en tres ocasiones por conducir automóviles robados y ahora buscaba convertirse en concejal de la mano del polémico alcalde de San Ramón- tuvo que ser auxiliado por personal del Samu de La Bandera en su domicilio. Tras estabilizarlo, lo llevaron hasta el Hospital Padre Hurtado, donde sigue internado hasta hoy con diagnóstico reservado, según informaron sus cercanos.

Olguín no pudo votar el fin de semana, marcando el inicio de una jornada que resultaría desastrosa para los aliados del alcalde de San Ramón, en su intento por mantener el poder y ampliar su influencia en la zona sur de Santiago. Francisco Andrés Olguín obtuvo 1.125 votos, lo que equivale al 3,3% del total de los sufragios, con el 99,5% de las mesas escrutadas, cifra que no le alcanzó para salir electo y ocupar un sillón en el concejo municipal.

Igual suerte corrieron la mayoría de los aliados y colaboradores del controvertido alcalde. El futuro concejo municipal de San Ramón ya no será favorable a él. Sólo tres de los candidatos que hicieron campaña junto con Aguilera resultaron electos: las socialistas Rosana Riquelme y María Jopia y Fidel Contreras (PRO). Mientras que el resto de los ganadores ya han anticipado que serán opositores a Aguilera en caso de que el edil llegue finalmente a asumir un nuevo mandato.

Lo anterior, porque el futuro de Aguilera se ve cada vez más complejo.

Tras verse obligado en 2017 a renunciar al PS para evitar así su expulsión en medio del escándalo que lo vinculaba a la narcopolítica, el ex PS salió reelecto el fin de semana con el 23,9%. Los resultados estuvieron muy por debajo de la fuerza electoral que llegó a ostentar el padrino de la zona sur de Santiago. Si en las elecciones municipales de 2016, Aguilera sacó 15.590 votos, lo que equivalía al 70,3% de los sufragios válidamente emitidos, esta vez obtuvo sólo 8.345 votos, una merma de casi la mitad de su electorado.

Y la posibilidad de que pueda asumir el 28 de junio su tercer mandato en San Ramón es cada vez más incierto.

La Fiscalía Metropolitana Sur pidió esta mañana adelantar para el 21 de junio la audiencia de formalización de cargos por enriquecimiento ilícito, cohecho y lavado de dinero en contra de Aguilera, instancia que estaba prevista inicialmente para el 27 de septiembre.

En la misma causa también está imputado el exconcejal de San Ramón José Miguel Zapata, quien se encuentra en prisión preventiva, luego de que fuera detenido en el aeropuerto internacional Arturo Merino Benítez, cuando intentaba viajar a fuera de Chile.

La determinación de la fiscalía de adelantar la audiencia de formalización fue aplaudida por el concejal DC Gustavo Toro, uno de los principales impulsores de las denuncias contra Aguilera. “Nos parece una buena noticia lo dispuesto por fiscalía que obedece a los hechos graves que hoy están ocurriendo en San Ramón, no tan solo con los delitos que le está imputando el Consejo de Defensa del Estado, sino que con los nuevos antecedentes que siguen en torno a actos delictuales dentro del municipio y que han sido de público conocimiento estos meses”, señaló esta mañana.

El concejal DC buscó desbancar a Aguilera de la alcaldía y estuvo a punto de lograrlo este fin de semana. Sólo le faltaron 757 votos para ganarle al cuestionado edil.

Mañana Toro presentará un recurso de impugnación de las elecciones de alcalde en San Ramón ante el Tribunal Electoral Regional -la misma entidad que deberá pronunciarse respecto de la solicitud de destitución del alcalde Aguilera interpuesta en septiembre del año pasado por los concejales David Cavedo (RN), Juan López (FA) y el propio Toro-, debido a una serie de irregularidades que, según denuncian, habría ocurrido en los locales de votación.

De acuerdo con la denuncia, Aguilera y sus equipo de campaña habrían acarreado desde sus domicilios hasta los locales de votación a cerca de 2.000 personas, muchas de las cuales fueron incluso acompañadas por funcionarios municipales leales a él hasta en las cámaras secretas. Entre los casos mencionados se cuenta el de un funcionario municipal que impidió que un adulto mayor fuera asistido por su hija al momento de votar en el colegio La Araucanía, y fue el propio funcionario de Aguilera quien ingresó a la cámara secreta con el votante. Varios casos similares fueron reportados en las actas levantadas por los vocales de mesa en distintos puntos de San Ramón.

En las mismas actas también figura el caso de una persona que entró a la cámara secreta asistida por un funcionario de la Municipalidad de San Ramón, pues se le hizo pasar por no vidente, cuando no era verdad. Y acusa que el municipio de San Ramón no habría entregado a los locales las cintas y sellos del Servel, por lo que muchas urnas no contaron con este dispositivo de seguridad.

El recurso de impugnación de las elecciones de San Ramón podría ser clave para postergar la ratificación del Tricel del triunfo de Miguel Ángel Aguilera antes de que se lleve a cabo la audiencia de formalización de cargos en contra del edil.

De acuerdo con la ley electoral, en caso de vacancia del alcalde, es el concejo municipal el que deberá elegir al reemplazante. Sin embargo, no hay claridad sobre lo que podría ocurrir en caso de que el alcalde no sea ratificado por el Tricel o no pueda jurar en el cargo. Esto último podría darse en el caso de San Ramón, tras el adelanto de la formalización del edil por parte de la Fiscalía Metropolitana Sur para el 21 de junio, justo una semana antes de la fecha de juramento prevista para el 28 de junio, ocasión en la que Aguilera podría estar sujeto a medidas cautelares.

Freno a la expansión

El escenario actual para Aguilera no es propicio. A sus problemas judiciales se suma la derrota que sufrieron casi todos los candidatos a alcaldes y concejales que el edil de San Ramón apoyaba en su afán por expandir su área de influencia en la zona Sur de Santiago.

En la vecina comuna de El Bosque pretendía instalar en la alcaldía al dirigente social Héctor Cataldo, quien alcanzó notoriedad el año pasado cuando organizó las protestas contra el hambre en la comuna de El Bosque ante la falta de alimentos y de ayuda de parte del Estado. Cataldo, quien iba en lista de la Federación Regionalista Verde Social (FRVS), salió sexto, con apenas un 6,6% de los votos.

Igual suerte corrió el candidato a concejal en lista del FRVS José Miguel Torres. Este fue condenado por infracción a la ley de control de armas, pese a lo cual Aguilera lo contrató como funcionario de la Municipalidad de San Ramón hasta que Contraloría ordenó su destitución y el reintegro de los cerca de 30 millones de pesos que percibió de salario, dinero que se ha negado a pagar.

Torres apenas obtuvo el 2,1% de los sufragios.

Aguilera tampoco logró que sus aliados estuvieran cerca de ganar en San Bernardo, Paine y Pedro Aguirre Cerda. Y debió resignarse a la derrota que sufrió en Lo Espejo el alcalde Miguel Bruna, uno de sus más cercanos.

Sólo en La Pintana, comuna que limita con San Ramón, Aguilera logró que los tres concejales que apoyó en sus campañas fueron electos: Simón Bolívar (FRVS), Scarlet Rothen (PS) y Carla Gatica (independiente).

Desde hace varios años, la alcaldesa de La Pintana, Claudia Pizarro (DC), ha denunciado los intentos de Aguilera por colonizar las comunas vecinas, y ha sido víctima en varias ocasiones de amenazas y agresiones, incluso disparos contra su oficina en el municipio, por lo que está bajo protección policial.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.