El divorcio definitivo entre Educación 2020 y su fundador Mario Waissbluth

Luego de que el ingeniero civil y uno de los precursores de Amarillos por Chile comunicara su opción por el Rechazo, desde la institución que armó en 2008 han intentado desmarcarse de él y su postura.




“Declaraciones de Mario Waissbluth han sido asociadas a Educación 2020. Desde que asumí la presidencia del directorio el 2018, él ya no es parte ni vocero de la fundación”.

Las palabras son de Matías Reeves, presidente del directorio de Educación 2020, y el ejemplo es uno de varios en que así, sin tapujos ni vacilaciones, desde la organización que busca mejorar la calidad y equidad de la enseñanza en Chile se han intentado desmarcar de Waissbluth, uno de los fundadores en 2008 de la misma.

Los días en Educación 2020 han sido convulsos. Pero ¿por qué? ¿Qué movió tanto sus cimientos?

En distintas oportunidades, Waissbluth, uno de los impulsores de Amarillos por Chile, ha dicho que en el plebiscito de salida de la nueva Constitución rechazará “para reformar”. Es más: también ha señalado que como agrupación estarían “felices” de tener un espacio en la franja del Rechazo. Asimismo, a lo largo del tiempo y a través de medios de comunicación y redes sociales, ha criticado con fuerza el trabajo de la Convención Constitucional.

Todo ello, en su calidad de fundador de Educación 2020, fue tomado por no pocos como una vocería de la organización, donde reniegan de él. De hecho, han buscado que dejen de asociarlos a su figura y todo lo que dice o hace.

Educación Miente Miente”, escribió en sus redes sociales, por ejemplo, Óscar Contardo, columnista de diversos medios, entre ellos, La Tercera. El tuiteo hacía referencia a una noticia difundida por Waissbluth respecto de un millonario proyecto educación que habría perdido Chile por culpa de la “incertidumbre” provocada por el proceso constituyente, lo que le valió a Waissbluth críticas de personas como la excandidata presidencial Beatriz Sánchez, quien dijo: “Alguna vez entrevisté y admiré a este hombre. Hoy se suma a los mentirosos del rechazo, qué lástima”.

Pero, más allá de la valoración de la noticia en sí, lo difundido por el ingeniero civil también provocó que de inmediato la actual directora ejecutiva de Educación 2020, Alejandra Arratia, saliera a aclararle a Contardo: “Te comento que Mario Waissbluth no es parte de la fundación desde 2018 y sus declaraciones son solamente a título personal. En Educación 2020 apoyamos y valoramos el trabajo de la Convención Constitucional”, le dijo.

Pero ni eso ha bastado. Pasa que en Educación 2020 han buscado incesantemente desmarcarse institucionalmente de Waissbluth, sobre todo tras sus dichos por el Rechazo. Su postura, de hecho, es diametralmente opuesta y aunque las relaciones con él son relativamente buenas, han buscado durante estos días comunicar que no es parte del directorio desde hace un buen tiempo, pero que prácticamente nadie lo sabe y como es la figura más relevante que ha pasado por ahí, es que los siguen relacionando con él y su postura.

¿Por qué, entonces, la idea de desmarcarse? “Lo consideramos necesario a raíz de la vinculación que se ha hecho de sus declaraciones con Educación 2020. En ese sentido, y como Mario Waissbluth es uno de los cinco fundadores, pero ya no es parte de la Fundación desde el año 2018, nos pareció importante aclarar que todas sus declaraciones son exclusivamente a título personal y no representan el sentir y trabajo de Educación 2020″, dice Arratia.

Esto, han analizado, ha traído varios coletazos a la organización y las críticas a sus dichos siempre terminan recayendo en Educación 2020. Y no en Waissbluth.

Recién conversé largo con Alejandra Arratia -y antes con Matías Reeves- en los mejores términos”, dice a La Tercera PM el propio Waissbluth, quien consultado si es que le provoca algo negativo que se le siga asociando con Educación 2020, asegura: “No me incomoda en lo absoluto. Dejé hace cuatro años la presidencia y mi cargo en el directorio en Educación 2020, tanto por salud como porque convinimos que ninguna ONG debe perpetuar su conducción en una persona”.

“Hemos tomado caminos y pensamientos separados, ambos legítimos, y les he dicho que están libres de declararlo y desmarcarse cuantas veces lo estimen necesario. Mi único consejo, si es que cabe, fue que no presten demasiada atención a las manadas twitteras y sus bots, que ya sabemos cómo son”, cierra.

Alejandra Arratia confirma que “tanto nuestro actual presidente del directorio como yo hemos hablado con él, pero él está muy convencido de lo que está haciendo, por lo que esa es su principal preocupación, la verdad. Por otro lado, y dado que él dejó la fundación hace un buen tiempo, creemos que lo importante es cómo nosotros como actual equipo a cargo de ésta aclaramos que él no representa nuestra visión institucional ni en esta ni en otras materias”.

¿Cuál es esa visión? “Nuestra postura ha sido apoyar el proceso desde sus inicios. Hemos buscado aportar en el debate constitucional utilizando todos los canales de participación que ha dispuesto la Convención para que la ciudadanía pueda opinar, y desde este espacio hemos trabajado en el análisis y desarrollo de contenidos con el objetivo de acercar el debate constituyente a la comunidad”, suma Arratia.

Creemos que el contenido de educación implica un avance significativo para asegurar el derecho a la educación en nuestro país. El resultado es fruto de la participación y deliberación democrática y considera múltiples propuestas que fueron discutidas durante el proceso. Valoramos que el texto recoja de modo sustantivo lo que como Fundación impulsamos a través de los 10 principios de nuestro decálogo, y reconocemos la existencia de espacios de atención que deberán ser abordados a nivel de ley, proceso que seguiremos acompañando como institución”, agrega la directoria ejecutiva.

Y cierra: “No tenemos una postura institucional respecto al Apruebo o al Rechazo del texto completo, sino que buscamos promover espacios de diálogo y encuentro para debatir, respetuosamente, en base a argumentos fundados y sin descalificaciones respecto a nuestras legítimas diferencias”.

Sigue también en La Tercera PM

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Investigadores descubrieron que este elemento químico afecta el lóbulo occipital del insecto, impidiendo que puedan mantener una trayectoria recta y actuar de forma rápida ante los cambios en su entorno.