Mil policías, enrejar accesos y cortes de calles: el plan de Carabineros para resguardar el último acto de la Convención Constitucional

La policía uniformada dispuso un operativo que incluye la instalación de vallas papales a una cuadra de los alrededores del ex Congreso. Desde el domingo en la noche se intensificarán los controles en los alrededores, que incluirá la revisión del Gope en el interior del edificio. Se espera que se registren manifestaciones, aunque con menos intensidad a las ocurridas durante la jornada de apertura el 4 de julio de 2021.




Dos horas se retrasó el inicio de la accidentada ceremonia de asunción de los integrantes de la Convención Constitucional (CC), el domingo 4 de julio del año pasado: gritos, recriminaciones a la relatora de ceremonia, Carmen Gloria Valladares, y el intento de un grupo de manifestantes de entrar a la fuerza al ex Congreso, marcaron las primeras horas de esa jornada.

Y es justamente eso lo que la mesa directiva de la Convención quiere evitar para el cierre de la instancia, programada para el lunes 4 de julio en el Salón de Honor de la sede capitalina del Senado desde las 10:00 de la mañana. Por lo mismo, desde hace tres semanas que se iniciaron las coordinaciones con Carabineros para evitar hechos de violencia y eventos que puedan entorpecer el funcionamiento de la actividad, la cual está programada -nuevamente- para las 10.00 de la mañana.

A este “evento republicano” asistirá el Presidente Gabriel Boric junto con una larga lista de autoridades nacionales, como los presidentes del Senado y la Cámara de Diputados, Álvaro Elizalde y Raúl Soto, respectivamente; el presidente de la Corte Suprema, Juan Eduardo Fuentes; del Tribunal Constitucional, Cristián Letelier; el fiscal nacional, Jorge Abbott, y la presidenta del Banco Central, Rossana Costa, entre otros. Ello, junto con los 154 convencionales que están citados a una ceremonia cuya convocatoria fue objeto de polémica, a partir de la citación a los expresidentes de la República que finalmente declinaron no ir, por diversos motivos.

Desde entonces, la policía uniformada trabaja en tres frentes: cortes de calles, resguardo de los invitados y el control del orden público en el exterior. Para lo primero ya está decidido que harán desvíos en Morandé, San Antonio, Monjitas, Merced, Manuel Rodríguez y Huérfanos; además, Compañía estará prácticamente cortada en su totalidad, dado que será esa arteria la utilizada por las autoridades para entrar al edificio.

Además, desde el domingo, Carabineros montará un cerco con “vallas papales” en el entorno del edificio a una distancia de una cuadra. Así, para ingresar en ese perímetro fijado por la policía uniformada se deberá mostrar la invitación o algo que acredita que forman parte de la organización de la actividad.

Atentos a Plaza Baquedano

Como segundo punto, para el resguardo de los invitados, durante los últimos días de esta semana se harán los controles internos por parte del Gope de Carabineros y evitar la presencia de artefactos explosivos o dañinos para las personas que asistan al evento. Además, 30 efectivos de la comisaría que fue habilitada en el lugar, estarán distribuidos por zonas para prevenir eventuales “funas” o peleas.

En cuanto al orden público, se dispondrán servicios por parte de los policías en el eje Alameda y también Plaza Baquedano. Esto último -aclaran-, será exclusivamente preventivo, dado que se prevé que puedan producirse manifestaciones o, de haber desórdenes, que estos se trasladen para esos sectores, pues, la idea de quienes pensaron en este plan, es “correr” los desórdenes lo más lejos que se pueda de la Convención. En total, la institución dispondrá de cerca de mil efectivos para los servicios de ese día.

El comandante a cargo de la unidad policial que funciona al interior del ex Congreso, Christian Castellini, explicó que “en todos los eventos grandes de este tipo se prevén situaciones que puedan ser complejas. Sin embargo, de acuerdo a la información que manejamos hasta ahora, será una jornada tranquila o, al menos, no tan problemáticas como las de la apertura de la Convención, el año pasado”.

Durante toda la semana, la policía estará trabajando en la adecuación de los despliegues para el 4 de julio, dado que estos pueden ir variando, a partir de la cantidad de manifestaciones que se convoquen para ese día. En paralelo, los oficiales que coordinan el evento ya tomaron contacto con la escolta del Presidente Boric para coordinar su llegada al lugar.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.