El edificio, los funcionarios y las redes sociales: ¿Qué pasará con el esqueleto de la Convención tras su disolución?

El secretario de la Convención, John Smok junto a la mesa directiva de la instancia.

Pese a que fue disuelta ayer, la Convención Constitucional tiene un período de 60 días para concluir con el orden del registro de las actas y videos que hubo durante el proceso. Además, esta noche se planea publicar un último post en redes sociales para posteriormente dejarlas inactivas, publicación que tendrá una "carga emocional importante" e imágenes de la ceremonia de cierre.




Sin discusiones, debates ni puntos de prensa. Así amaneció la sede de Santiago del Congreso Nacional esta mañana, luego de que ayer llegara a término el proceso constituyente iniciado hace un año. Desde la semana pasada, se comenzó a desmantelar y desocupar las salas para devolver sillas, mesas, televisores y todos los demás implementos arrendados y utilizados durante el último año. Los pasillos del edificio están vacíos como hace tiempo no lo estaban, pues los convencionales acostumbraban a visitar la instalación incluso los fines de semana, desde las primeras horas de la mañana y, en ocasiones, hasta la madrugada.

Con la Convención Constitucional disuelta, ¿qué ocurrirá en el ex Congreso de ahora en adelante? Lo cierto es que el recinto, ubicado en Catedral con Morandé, en el centro de Santiago, no estará del todo vacío. Fuentes de la Convención revelan que tanto la Secretaría General como los funcionarios de la Cámara de Diputadas y Diputados que prestaron servicios al órgano continuarán con sus funciones.

Esto, debido a que existe un periodo de cierre de 60 días, que según fuentes de la hoy extinta mesa directiva, quedó establecido desde la administración de Sebastián Piñera. Durante esta ventana, todos los funcionarios pasan a depender del secretario ejecutivo de la Convención, Matías Cox, quien desde agosto de 2021 se desempeñó como el enlace entre el Ministerio Secretaría General de la Presidencia (Segpres) y el órgano constituyente, a excepción de la Secretaría General, que seguirá a cargo del secretario John Smok.

Este último, según detallan fuentes de la Convención que han hablado con él, se dedicará a ordenar las actas y votaciones que se desarrollaron a lo largo del proceso constituyente. Deberá llevar a cabo esta tarea debido a que hubo votaciones cuyos resultados no se publicaron instantáneamente, como las de las reuniones de la mesa directiva, que fue encabezada por Elisa Loncon, en una primera instancia, y posteriormente por María Elisa Quinteros.

El secretario y su equipo también deberán transcribir aquellos audios y videos con el registro de las sesiones y plenos que están grabados pero aún no están transcritos. Eso sí, de las tratativas que se desarrollaron en privado, como las de Sistema Político en el tercer piso del Senado, por ejemplo, no existe registro.

De acuerdo a fuentes de la Convención, Miguel Landeros, secretario general de la Cámara de Diputadas y Diputados, le ofreció un período de descanso a Smok después del término de funciones, fechado el 30 de agosto, sin cargo a su feriado legal por tres meses. Esto con el objetivo de que “llegara despejado si gana el Apruebo”, por todas las adecuaciones legales que habría que hacer.

Ocho de los integrantes del equipo de la Cámara de Diputadas y Diputados que trabajaron en la Convención, en tanto, continuarán con sus funciones por un mes y medio más. Ellos, de la mano de Smok, tienen que entregar al Archivo Nacional todo el material audiovisual que se haya grabado de los plenos y sesiones, junto con los documentos que se manejaron y los libros de actas, almacenados en carpetas en la oficina del secretario.

Según cuentan funcionarios de la Convención, la idea de estos esfuerzos es que posteriormente se pueda investigar el proceso constituyente a través del registro. Según recuerdan algunos, la directora de Archivo Nacional, Emma de Ramón, les decía a los convencionales que hasta los papeles que escribieron a mano eran parte del archivo, por lo que les pidió que los entregaran.

También quedará personal de apoyo en la unidad de transparencia, pues quienes fueron convencionales podrían seguir registrando las audiencias que recibieron durante los últimos días y se tendrían que actualizar los datos.

En todo caso, desde la mesa directiva manifestaron que no tuvieron una última reunión entre sus integrantes para abordar los temas pendientes, como qué pasará con las unidades mencionadas, por ejemplo. La última instancia que tuvo Quinteros para hablar con las ocho vicepresidencias fue tras la que el exvicepresidente adjuntó Hernán Larraín (Evópoli) acusó que se hizo un cambio en un artículo previamente aprobado por el pleno, referido al consentimiento indígena.

¿Y las redes sociales?

En cuanto a las cuentas de Twitter e Instagram de la Convención, las cuales acumulan un total de 101.000 y 108.000 seguidores, respectivamente, estas seguirán existiendo, aunque desde esta noche dejarán de subir contenido.

Según revelan fuentes de la Secretaría de Comunicaciones de la Convención, el plan es subir hoy, alrededor de las 21.00 horas, un video con “una carga emocional importante”, que marque el cierre del órgano con imágenes de la ceremonia celebrada ayer. En la publicación se mencionará que ese será el último post y el equipo digital del órgano podría incluir un mensaje de despedida.

Las mismas fuentes aclaran que ya se subieron los 50 clips audiovisuales que la Secretaría de Comunicaciones preparó -con un presupuesto de 74 millones de pesos- mientras el órgano constituyente estuvo vigente, por lo que no tienen material pendiente que tenga que ser subido. Además, fuentes del gobierno descartan que las cuentas sean utilizadas en el futuro para difundir contenido acerca del plebiscito de salida, que se realizará el 4 de septiembre.

En cuanto a las contraseñas de las redes sociales, estas serán entregadas a la Segpres.

La página web de la Convención, en tanto, permanecerá activa hasta este viernes, pues desde la Secretaría aún tienen pendiente subir algunos documentos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Las "piedras del hambre" solo son visibles cuando los niveles del agua son extremadamente bajos, y llevan mensajes escritos por los antepasados alertando tiempos de pobreza, carencia y hambruna producto de la falta de agua.