El hara-kiri de la centroizquierda: Comando de Narváez analizó en privado cómo frenar la fuga de votos hacia Boric

Llamados telefónicos, reuniones presenciales y telemáticas se desataron anoche en el socialismo democrático tras los sorpresivos resultados que dejaron en una compleja posición a Paula Narváez (PS-PPD-PL y Nuevo Trato) y a la posible carta de la Democracia Cristiana, Yasna Provoste. El vacío que dejó el sector al no participar en primarias legales, les asestó un duro golpe del que está por verse si lograrán recuperarse de aquí al 23 de agosto, cuando se inscriban las presidenciales. Ahora, el desafío mayor es apurar las definiciones sobre un mecanismo que permita una alternativa única para la primera vuelta, mientras en la DC aumenta la presión para que la líder del Senado se decida.




Hasta altas horas de la noche de este domingo estuvo la candidata del Partido Socialista, el PPD, el PL y Nuevo Trato, Paula Narváez, en la casa de su generalísimo, Pablo Vidal.

A la reservada reunión llegó parte del comité político de su campaña, mientras que otros se conectaron vía telemática, para analizar los resultados de las primarias que horas antes habían desencajado por completo las expectativas del sector: la aplastante victoria de Gabriel Boric (CS) por sobre Daniel Jadue (PC) en la medición de Apruebo Dignidad -en la que se impuso por más del 60% de los votos- y el sorpresivo triunfo de Sebastián Sichel (49%) en la de Chile Vamos.

En el encuentro participaron figuras como el timonel PPD Heraldo Muñoz y su eventual sucesora Natalia Piergentili, además del vicepresidente de esa colectividad, Francisco Vidal, el presidente del Partido Socialista, Álvaro Elizalde y los representantes de los liberales Patricio Morales y Vlado Mirosevic.

¿Cuántos son los votos de nuestro mundo que fueron a votar por Gabriel Boric? ¿Son recuperables de cara a la primera vuelta? fueron algunas de las preguntas que se abrieron en una reunión en que la conclusión más evidente fue que el mayor error de la centroizquierda fue no haber inscrito primarias legales el pasado 19 de mayo, una vez que el Partido Comunista y el Frente Amplio vetaron a los socios de Narváez para una medición amplia. “Fue letal”, repetían anoche entre los asistentes.

Según quienes conocieron el detalle del análisis de los dirigentes, esa equivocación les habría costado que cerca de 200 mil votantes de la centroizquierda terminaran respaldando ayer al frenteamplista, ante el vacío que dejó el socialismo democrático. Otros, incluso, aseguran que algunos habrían estado con Sichel.

“Mi familia entera votó por Boric, muchos votos nuestros se fueron para allá”, reconoce en privado un parlamentario de la centroizquierda, quien agrega que el gran desafío ahora será ver cómo recuperarlos de cara a la primera vuelta del 21 de noviembre.

En el encuentro, dicen las mismas fuentes, se ratificó la compleja posición en la que queda el sector de cara a ese desafío ante la dupla Boric-Sichel. En la antesala de los comicios de ayer, varios dirigentes adelantaban que el mejor escenario para ellos era un triunfo de Daniel Jadue y Joaquín Lavín, lo que permitía a la centroizquierda copar un margen amplio desde el centro a la izquierda. En este cuadro, sin embargo, tanto el expresidente de BancoEstado como el diputado por Magallanes amenazan con seguir arrebatando votos a las bases progresistas.

En ese sentido, según presentes, otra de las conclusiones fue que ante este nuevo mapa político se hace más necesaria que nunca una opción única que represente al socialismo democrático en la primera vuelta, que sea competitiva, pero que sobre todo sea capaz de aglutinar al debilitado proyecto político.

Así, varios refrendaron, incluyendo a la propia Narváez, la necesidad de apurar la definición de un mecanismo que permita a la centroizquierda lograr ese objetivo y mida a la socialista con la probable carta decé Yasna Provoste. Y el mensaje a los partidos fue categórico: un diseño que sea participativo y permita definir de forma democrática -aunque convoque a un sector minoritario- es el único camino y debe zanjarse lo antes posible.

De hecho, con ese mandato los presidentes de partido de la Unidad Constituyente tenían previsto reunirse durante la tarde en la comuna de Huechuraba, en la casa de la presidenta DC, Carmen Frei, para abordar el nuevo escenario.

“La candidatura sigue en pie”

Con todo, según quienes conocieron del análisis de anoche, si bien se barajaron distintos escenarios, en ningún caso se evaluó la alternativa de que Narváez pueda bajarse de la carrera presidencial, pese a su bajo nivel de conocimiento y aprobación en distintos sondeos. Lo que sí plantearon algunos, es que en caso de que la DC no ceda a una primaria, habría que evaluar seriamente que compitan directo en primera vuelta.

Como sea, entre los adherentes de la socialista había preocupación por la posición en la que quedaba su opción tras los cómputos. Tanto fue así que su generalísimo envió un mensaje para calmar los ánimos.

“Queridos compañeros y compañeras, les cuento que aún estamos en reunión del comité político, junto a Paula y los presidentes de partidos analizando los resultados y evaluando los distintos pasos que debemos dar en los próximos días. Por lo pronto, por supuesto que la candidatura sigue en pie, más aún cuando hoy el pueblo de Chile demostró que no quiere a los extremos, y que si hoy estuvimos fuera de la foto es porque no tuvimos nuestra propia primaria. Hoy las ideas progresistas están más vivas que nunca en el pueblo, y tenemos una candidatura y un programa que ofrecerles”, se lee en el comentario enviado por distintos grupos de WhatsApp.

Sobre el temor a un desfonde socialista, sobre todo ante la presión que ya han comenzado a ejercer desde el Frente Amplio para que sus bases respalden a Boric, en el PS aseguran que no hay margen para que la colectividad corra a apoyar al candidato de Apruebo Dignidad.

Tras la catarsis de la abanderada y sus adherentes, Narváez recibió hoy un amplio respaldo en un acto que realizó en el centro de Santiago, acompañada de sus más fieles respaldos como el senador Carlos Montes.

“El cuadro no está completo, amigas y amigos, el cuadro está incompleto porque falta un sector importante de la historia política del país y es el que yo represento y no podemos renunciar”, dijo la socialista entre vítores que repetían “Paula sí, otra no” y “a primera vuelta, a primera vuelta”.

Narváez subrayó, además, la necesidad de un mecanismo democrático para definir una carta única para noviembre. “No hay espacio para otra cosa, no existe la posibilidad de hacer la definición de una manera distinta. El tiempo se acabó (...), es lo que el país exige y el país demanda, es nuestra responsabilidad y nuestro deber. No hay espacio para acuerdos entre cuatro paredes”, dijo.

Mientras que Montes agregó: “Esta candidatura tiene hoy día que moverse como nunca, porque el país quiere cambios, quiere transformaciones, pero también quiere que el socialismo democrático sea una alternativa (...). Con primarias o sin primarias tenemos que avanzar”.

Crece la presión para que Provoste se defina

Una reunión de mesa crucial sostendrá hoy la Democracia Cristiana durante esta tarde. El objetivo: apurar una definición de la colectividad en materia presidencial. En la falange están conscientes de que tanto el partido como Provoste no pueden seguir dilatando una definición ante el nuevo escenario.

Y aunque desde el entorno de la líder del Senado afirman que no puede haber un lanzamiento antes de que la legisladora por Atacama dé cuenta pública de su gestión en la Cámara Alta este jueves, en el partido de Alameda 1460 son varios los que ven que ya no hay margen para seguir esperando.

“Se acaba el tiempo. @ProvosteYasna debe explicitar esta semana su candidatura presidencial y convocar a toda la oposición que no fue representada ayer. A pesar de los resultados de las primarias de ayer, la elección presidencial está abierta”, escribió en Twitter el exprecandidato presidencial del partido, Alberto Undurraga.

En la misma línea se mostró el expresidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores. “Los tiempos son acotados y hay que apurar el tranco, la ciudadanía espera”, remarcó.

En la centroizquierda, asimismo, afirman que la incertidumbre en que ha tenido al sector Provoste contribuyó significativamente en el vacío presidencial del sector y que es tiempo de las decisiones.

Y pese a que la DC se mostró reticente inicialmente a la realización de una consulta ciudadana para dirimir a la carta del sector, son varios quienes ven ese como el único camino que no dejará “heridos” y le permitirá a la centroizquierda su sobrevivencia.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.