El “paradigmático” fallo por incendio de casona de la U. Pedro de Valdivia que monitorea Interior

El viernes tribunal oral en lo penal dictará la sentencia condenatoria al único imputado por el ataque incendiario a la Universidad Pedro de Valdivia, en noviembre de 2019. El gobierno espera una pena que fluctúe entre los 5 y 10 años y un día. El subsecretario Galli advierte: "Lo importante es que se demuestre que hay sanciones reales para quienes quebrantan el orden público".




El próximo viernes, el gobierno tendrá la mirada en dos eventos que comparten un mismo origen: el orden público. Por un lado, el Ministerio del Interior estará pendiente, apoyado en Carabineros, de eventuales desmanes y marchas convocadas para esa jornada en Plaza Italia -como cada viernes, desde octubre de 2019-, y por el otro, a la espera de un fallo que es crucial para el Ejecutivo.

Se trata de la sentencia condenatoria a Alejandro Carvajal Gutiérrez (19), único imputado por el incendio de noviembre de 2019, en la casona que albergaba a la Universidad Pedro de Valdivia, en Vicuña Mackenna. El caso es uno de los más recordados, por la envergadura del ataque, en medio de las protestas y desmanes que se produjeron luego del estallido social.

El camino judicial de este caso no ha sido sencillo. El Tercer Tribunal Oral en Lo Penal de Santiago declaró culpable al imputado, pero del delito de incendio frustrado, sentenciándolo a una pena de tres años y un día. Con esto, Carvajal cumpliría su sentencia en libertad.

Por eso, Interior recurrió de nulidad ante la Corte de Apelaciones de Santiago para anular el juicio. El tribunal de alzada le dio la razón, pues la pretensión del gobierno siempre fue que el imputado cumpliera su condena de manera efectiva.

Finalmente, el juicio se hizo y terminó el viernes pasado, decretándose la culpabilidad del joven. Pero, lo importante para el Ejecutivo se verá este viernes: ese día se darán a conocer los años que el imputado cumplirá en libertad. Interior espera una pena que vaya entre los 5 y 10 años y un día.

Para Interior el delito cometido no fue un incendio frustrado, sino consumado, pues, según se expuso durante el juicio, el imputado regó acelerante líquido en una cortina de la casona y luego prendió fuego, con el objetivo de destruir el inmueble. De acuerdo al Ministerio Público, dicha acción fue registrada por cámaras de funcionarios de Carabineros que se encontraban en labores preventivas y de control de orden público en las inmediaciones.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, explicó a La Tercera PM que “este es un caso bastante paradigmático, porque para nosotros demuestra la postura que fija el gobierno en materia de persecución penal y en su política criminal. Es una casa patrimonial que se quema producto del incendio provocado por esta persona. Acá hay un esfuerzo importante por mantener el orden público de parte de distintos actores, es por eso que este fallo es tan importante, porque aborda un caso de delito grave en medio de los desórdenes que se vienen registrando posestallido social”.

Además, para el Ejecutivo el perfil del imputado se repite como tendencia entre los detenidos por los desmanes que se registran, cada semana, en Plaza Italia. Carvajal es un estudiantes de educación secundaria, sin antecedentes policiales ni penales, lo que coincide con los arrestos por este tipo de ilícitos.

Galli explicó que “la semana pasada se detuvo a un prevencionista de riesgos, por ejemplo. Pasa que las personas que están vinculadas a saqueos, efectivamente, tienen antecedentes, y quienes están involucrados en casos de desórdenes y violencia contra Carabineros, no. Entonces, ¿qué pasa? Es gente que no ha recibido la señal pública por parte de las autoridades de que estos hechos sí se sancionan. Por eso también la importancia de este caso, porque se busca aplicar una condena efectiva a un delito grave”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.