Corte acogió recursos de nulidad y ordenó nuevo juicio en caso de sede universitaria quemada durante protestas del año pasado

Una de las sedes del plantel, ubicada en Vicuña Mackenna, fue saqueada y quemada por encapuchados en las protestas de noviembre del año pasado. Foto: La Tercera.

El Ministerio del Interior y los representantes de la Universidad Pedro de Valdivia recurrieron en contra del fallo que había establecido la culpabilidad del único imputado, pero que había desestimado la imposición de una pena de cárcel en su contra.




La Corte de Apelaciones de Santiago acogió los recursos de nulidad presentados por el Ministerio del Interior y Seguridad Pública y por la Universidad Pedro de Valdivia y ordenó la realización de un nuevo juicio oral en contra del único acusado como autor del delito de incendio de la sede de la casa de estudios que fue atacada durante protestas el 8 de noviembre del año pasado, en la comuna de Providencia.

Además, la corte rechazó un recurso de nulidad deducido por la defensa del sentenciado.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Omar Astudillo, María Soledad Melo y Maritza Villadangos– acogió los recursos y ordenó al Tercer Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago, la realización de un nuevo juicio con jueces no inhabilitados.

La resolución explica que el fallo requerido adolece de “falta de logicidad”, que “vulnera así el principio de no contradicción y eso hace que la sentencia quede desprovista de fundamento y sustento”.

“Si el delito de incendio fuera de peligro abstracto –como los mismos jueces parten señalándolo en su fallo–, pues entonces significaría que alcanzó el grado de consumado y que, por lo mismo, no habrían podido imponer la pena de 3 años y día que determinaron y tampoco habría sido posible sustituirla por libertad vigilada intensiva, porque tendrían que haber aplicado una sanción de 5 años y un día, como mínimo”, se detalla.

Asimismo, el tribunal de alzada considera que “en el fallo no se logra reproducir, con la necesaria fidelidad, ‘el razonamiento utilizado para alcanzar las conclusiones a que llegare la sentencia’ ni la justificación certera e inequívoca de la decisión que se vierte en la sentencia impugnada”.

El viernes 8 de noviembre de 2019 un incendio destruyó gran parte de la Casa Schneider Hernández, inmueble donde funcionaba una sede de la Universidad Pedro de Valdivia y que se encuentra en las cercanías de Plaza Baquedano, en avenida Vicuña Mackenna. El inmueble construido en 1915 era parte de las visitas patrimoniales organizadas por el Ministerio de las Culturas y funcionaba allí la rectoría de la casa de estudios.

Al día siguiente se conoció la detención de Alejandro Carvajal Gutiérrez, un joven sin antecedentes penales ni detenciones policiales y de 19 años, entonces.

En septiembre de este año el Tercer Tribunal Oral en lo Penal de Santiago declaró culpable al joven y le condenó a 3 años y un día de presidio, que se sustituyó por un régimen de libertad vigilada intensiva. La Fiscalía Oriente evaluó recurrir de nulidad, sin embargo, el fiscal regional Manuel Guerra, y su equipo, decidieron impugnar mediante una apelación ante la Corte de Santiago la forma de cumplimiento de esta condena en libertad.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.