En la ruta de la marcha: ¿Qué pasó con las bancas y jardineras de Av. Apoquindo?

EDICION01802

Los municipios de Las Condes y Providencia están retirando el inmobiliario urbano para evitar su uso en protestas violentas. También les sugieren a los locatarios cubrir los ventanales de las tiendas con madera o latones, para evitar destrozos. "Hemos sacado hasta el momento 185 jardineras y vamos a hacerlo con otras 150 más; además, durante la semana empezamos a retirar los escaños (bancas), que son 220 en todo el eje", se informó desde la Municipalidad de Providencia.




"Funcionarios municipales vinieron y sugirieron que para evitar que se repita lo ocurrido en Providencia, se cubrieran los ventanales. Por eso, la administración del edificio decidió hacerlo", comenta José Miranda, vendedor de un mini market de Av Apoquindo. Y lanza otro dato: "Me percaté de que también están sacando las bancas que antes había en las veredas".

Según estimaciones de Carabineros, las manifestaciones que se desarrollan desde hace más de tres semanas llevan reunidos, aproximadamente, 3,7 millones de asistentes a lo largo del país. En la Región Metropolitana los epicentros han sido, sin duda, Plaza Baquedano y el eje Alameda-Providencia. En ellos, si bien la inmensa mayoría de los asistentes protesta de forma pacífica, grupos minoritarios también han roto el mobiliario público y levantado barricadas.

La comuna de Santiago, desde los inicios de la crisis social, es uno de los lugares que presenta mayores daños, pero la semana pasada las protestas se fueron trasladando hacia el oriente. El miércoles 6 de noviembre, de hecho, la comuna de Providencia fue foco de vandalismo y destrucción. Bancos, farmacias y AFP terminaron el día entre piedras, rayados y saqueos.

Allí, un simple recorrido da cuenta que el paisaje no es el mismo del de hace un mes. Cambió hasta en los detalles, incluso en los urbanos. Bancas y jardineras, por ejemplo, ya no se observan en Av. Apoquindo. Al ver que los manifestantes comenzaron "a subir", la Municipalidad de Las Condes decidió retirar parte de su infraestructura urbana ornamental, para evitar que sea utilizada en generar destrozos.

Es una trabajo de día tras días. Casi imperceptible. Desde el municipio explican que, efectivamente, si hay mobiliario urbano que pueda ser utilizado en obstaculizar las calles, sencillamente se retira. Incluso se han tomado ciertas precauciones en los materiales de construcción que permanecen en las calles, cómo piedras y bloques. La idea es no dejar nada "utilizable".

Latones en las ventanas

Según funcionarios de locales comerciales de Apoquindo, el municipio se acercó a los dueños de los recintos y edificios para sugerirles que, como medida preventiva, cubran todos los ventanales con planchas de madera o de metal, y así evitar destrozos.

Ariel Farías, administrador de la tienda Juan Valdez, de Metro Escuela Militar (la cual se encuentra completamente cubierta con latones), explica que "la administración del edificio coordinó la instalación de la protección para todos los locales de abajo". Las latas abarcan, además, los dos bancos que están junto al café.

En la comuna de Santiago, pareciera ser poco lo que a esta altura se puede hacer. Debido a los destrozos, en ese tramo de la Alameda ya no hay mucho que retirar, según explican desde la municipalidad. En Providencia, sin embargo, están tomando la misma medida de Las Condes.

[caption id="attachment_897618" align="alignnone" width="640"]

07 de Noviembre de 2019/SANTIAGO

Locatarios realizan cierre preventivo de sus locales en el sector de Providencia

FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO[/caption]

Paulina Lobos, su administradora municipal, informó que "los daños en la comuna ascienden a $ 1.020 millones, básicamente en luminarias, semáforos y mobiliario urbano. Hay mucho rayado en propiedad pública y en propiedad privada".

Agregó que por eso comenzaron a retirar mobiliario público, como jardineras, las que han sido constantemente utilizadas por encapuchados para cortar el tránsito. "Hemos retirado hasta el momento 185 jardineras y vamos a retirar otras 150 más; y durante la semana empezamos a sacar los escaños (bancas), los cuales ascienden a 220 en todo el eje providencia y nueva providencia", dijo.

Los locatarios dicen que estos cambios aún no son tan evidentes. Juan Carlos Aguilera, dueño de una fuente de soda en Nueva Providencia, aseguró que "la única jardinera que falta en la esquina la sacaron los manifestantes la semana pasada". Pero la ciudad, al parecer, sigue cambiando.

Comenta