“Es muy probable que la librería deba dejar el local comercial”: Antártica presenta recurso de protección por comercio ambulante y Corte pide informe a municipio de Santiago

Mario Tellez / La Tercera

La tradicional tienda inició acciones judiciales contra de la municipalidad dirigida por Irací Hassler (PC) por los vendedores no regulados en las afueras del local ubicado en el Paseo Ahumada. "La cantidad que se instalaba era mínima, tolerable, muy baja en términos de proporciones; no obstaculizaba el tránsito de la calle ni tampoco impedía el acceso a nuestro local comercial. Sin embargo, la presencia masiva de comercio ambulante comenzó a evidenciarse a principios de este año, creciendo exponencialmente mes a mes e intensificándose aún más el de junio, al punto que ahora tenemos verdaderos empresarios comerciantes”, dice el recurso.




Dos de los temas que por estos días están instalados en el centro de Santiago son la seguridad y el comercio ambulante. Por lo mismo, la Municipalidad de Santiago y el Ministerio del Interior han impulsado, en conjunto con Carabineros, una serie de medidas para ir mitigando ambos problemas por ejemplo, en el Barrio Meiggs y en la Plaza de Armas.

Sin embargo, la erradicación del comercio ambulante en el Paseo Ahumada sigue siendo un tema difícil de solucionar para las autoridades y ahora tendrá un capítulo aparte en la Corte de Apelaciones de Santiago ¿Por qué? Un recurso de protección interpuesto por la Librería Antártica podría abrir una disputa legal que, incluso, llegue a una orden del tribunal de alzada para retirar la venta ilegal de artículos en la vía pública.

La pugna legal de Antártica y la municipalidad dirigida por la alcaldesa Irací Hassler (PC) se inició el 1 de julio. Ese día, la librería interpuso una acción judicial donde sostuvo que a partir de este año el comercio ambulante es una situación “incontrolable”: “Las ventas eran buenas debido a la gran cantidad de clientes que asistían al local comercial desde el Paseo Ahumada, pues si bien existía comercio ambulante, la cantidad que inicialmente se instalaban era mínima, tolerable, muy baja en términos de proporciones; no obstaculizaba el tránsito de la calle ni tampoco impedía el acceso a nuestro local comercial. Sin embargo, la presencia masiva de comercio ambulante comenzó a evidenciarse a principios de este año, creciendo exponencialmente mes a mes e intensificándose aún más el de junio, al punto que ahora tenemos verdaderos empresarios comerciantes”, se lee en el texto que fue acogido a trámite por la Corte.

Los representantes legales de la librería detallan que “de un día para otro, se instalaron con verdaderas carpas frente al local, momento en el cual comenzaron los problemas de mi representada, ya que, como es posible observar en la foto que se acompaña a continuación, aquellas carpas obstaculizan completamente la vista de los transeúntes al local comercial, además de impedir el fácil acceso a ella, toda vez que las carpas han convertido el paseo peatonal en varios pasillos, siendo el más angosto el que da a la librería (..). Por otro lado, estos verdaderos pasillos, han ocasionado que se acumule una gran cantidad de basura y suciedad entre ellos”.

Millonarias pérdidas

La cadena de librerías Antártica es una de las más antiguas en nuestro país, abriendo su primera tienda en el Parque Arauco, en 1982. Desde entonces iniciaron un despliegue que hoy los tiene con 23 sucursales físicas (18 en Santiago) y cinco en regiones, donde el local ubicado en Ahumada es uno de sus zonas fuertes.

Según expone Antártica en el recurso, a raíz de este problema las ventas se han visto disminuidas. La librería agrega un dato no menor: “Cabe hacer presente, que por concepto de renta de arrendamiento del local comercial se pagan UF 350 mensuales, es decir, más de $11 millones, además de pagar la patente municipal exigida por la Ilustre Municipalidad de Santiago, lo cual es un costo bastante alto pero que mi representada está, o mejor dicho, estaba dispuesta a pagar debido a que las ventas en dicha tienda cubrían los gastos operacionales”.

Por lo mismo, y ante esta serie de desavenencias, los representantes de Antártica advierten ante el tribunal que “de no haber una pronta solución al problema expuesto, es muy probable que la librería deba dejar el local comercial, pues las ventas han caído enormemente estas semanas y es posible prever que esto continúe mientras se mantenga dicha situación”.

A pesar de que el recurso fue interpuesto el 1 de julio, y la Corte haya pedido un informe al municipio el 6 del mismo mes, la respuesta de Hassler aún no llega al tribunal de alzada. Consultado el municipio señalaron que la respuesta será evacuada durante la próxima semana. La batalla podría generar un precedente complicado para las autoridades locales, toda vez que en caso de un triunfo legal de Antártica se podría ordenar el desalojo del comercia ambulante en esa zona.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.