“Expresiones populares de origen colectivo”: Emprendedores sufren revés en inscripción de marcas “Estallido social” y “Chile Despertó”

24 de Octubre del 2019/SANTIAGO Manifestaciones en Plaza Baquedano durante la septima jornada de Protesta Nacional FOTO:SEBASTIAN BROGCA/AGENCIAUNO

Una serie de reparos manifestó el Instituto Nacional de Propiedad Industrial al registro de las marcas "Chile Despertó" y "Estallido Social". La entidad que depende del Ministerio de Economía aseguró por medio de una resolución que ambas solicitudes incurren en las causales de prohibición de registro, como ser contrarias al orden público y la moral.


"El signo solicitado Chile Despertó, es una expresión popular de origen indeterminado y colectivo y de utilización actual y generalizada, la pretensión de una protección particular exclusiva sobre la expresión, que es la que se obtiene a partir de un registro marcario, riñe con los principios que informan la competencia leal y ética mercantil".

Así dice la carta certificada que recibió Marcelo Méndez (49) el pasado martes, en su domicilio en la comuna de Colina, con la cual el Instituto Nacional de Propiedad Industrial (INAPI) –entidad dependiente del Ministerio de Economía– le comunicó que ponía fin a la tramitación del registro de la marca “Chile Despertó”.

“Para nosotros es una mala noticia, porque te imposibilitan seguir avanzando y tener la posibilidad como emprendedor e innovador. Estoy en proceso de producción de algunos materiales de merchandising para poder sacarlos a la venta, obviamente no lo puedo hacer masivamente, porque no cuento con una resolución de parte de INAPI, y me encuentro con esta sorpresa de dificultad”, acotó Méndez. El junto a su esposa, Ingrid Villagrán (47), mantienen una importadora y comercializadora de productos argentinos: Club Mate Chile.

Para el estamento, la solicitud del registro de la marca “Chile Despertó”, incurre en dos causales de prohibición consignadas en dos incisos del artículo 20 de la Ley de Propiedad Industrial (N° 19.039). Al parecer de INAPI, la solicitud es “contraria al orden público, a la moral o a las buenas costumbres, comprendidas en éstas los principios de competencia leal y ética mercantil”. A ello se suma, que el registro de la marca solicitada, no presenta un “carácter distintivo o describan los productos, servicios o establecimientos a que deban aplicarse”.

Pero el caso de “Chile Despertó” no es el único que tiene entrampada su tramitación, pues INAPI también presentó observaciones de fondo al registro de la marca “Estallido Social”, apuntando básicamente al mismo artículo señalado.

“Al analizar la marca pedida puede advertirse que ésta no es susceptible de registro marcario, toda vez que se trata de un signo carente de distintividad y de uso común. En efecto, la expresión Estallido Social es una frase que ha sido utilizada para describir e identificar un conjunto de diversas manifestaciones de índole social ocurridas en nuestro país a partir del 18 de octubre de 2019, a nivel nacional”, acotó la resolución enviada por la autoridad a Mauricio Catoni (45), administrador de la Municipalidad de Calera de Tango.

Tal como lo explicó La Tercera PM en enero, el plan de Cantoni era utilizar la marca para negocios personales. “Fui el primero en solicitar la inscripción de la marca Estallido Social en dos categorías. Una de ellas tiene que ver con la producción de programas políticos y de teatro o cualquier tipo de exposición televisiva o radial. Eso fue con la intención de formar un programa de conversación política en un canal de televisión. La segunda clase apunta a poner un restaurant que diga relación con el estallido social del 18 de octubre y que todo esté relacionado a ello”, aseguró el funcionario.

“En principio me parece que el brazo ejecutor del gobierno en materia de registro de marcas, actúa de manera extemporánea, pues fueron ellos quienes hicieron avanzar el proceso mucho tiempo e incluso solicitaron publicar en el Diario Oficial y ahora salen con una observación de fondo. Me parece al menos ineficiente su forma de proceder y me reservo el derecho de apelar primero en las instancias administrativas y de ser necesario, en instancias superiores”, acotó Cantoni.

“No hemos recibido orden ni instrucción”

Frente a los cuestionamientos la directora nacional de INAPI, la abogada Loreto Bresky -quien fue nombrada el 5 de junio de 2019 tras un concurso a través de la Alta Dirección Pública-, sostuvo que “no hemos recibido orden ni instrucción alguna de aceptar o rechazar una solicitud. Como organismo técnico y descentralizado tenemos una regulación legal (Leyes 19.039 y 20.254, Reglamento y Tratados) que determinan las funciones del Instituto y las causales para registro o denegación de una marca y es ese el marco que se aplica en la revisión de todas las solicitudes que se ingresan a INAPI, cualquiera sea el solicitante y cualquiera sea el signo solicitado”.

“A la fecha las solicitudes de marcas, muestran una leve disminución de un 15% y las causas de dicha ralentización no han podido ser determinadas. Entre octubre de 2018 y enero de 2019 se presentaron 16.683 solicitudes. Entre octubre de 2019 y enero de 2020 se presentaron 14.026 solicitudes. Lo cual representó una caída de un 15%”, acotó la directora de INAPI que asumió el pasado 6 de enero.

Cabe consignar que el INAPI al igual que diversos estamentos públicos privados que se ubican cercanos en la denominada “zona cero” de las manifestaciones, su edificio también ha sufrido serios daños. De hecho, ha debido ajustar sus plazos de tramitación por medio de resoluciones exentas que han sido publicadas en el Diario Oficial.

El pasado sábado, el subsecretario de Economía, Esteban Carrasco visitó las oficinas de la entidad y manifestó su apoyo a los funcionarios.

Comenta