Francisco Cox respalda a la CIDH: "Estos gobiernos se ponen en el mismo nivel que Maduro"

Imagen-FRANCISCO-COX-22159232-e1525452975178-900x600

El abogado, quien ha sido litigante en la Corte Penal Internacional, defiende el Sistema Interamericano de DD.HH. "Lo que estamos viendo es un intento desde el poder de limitar el acceso que tienen las personas al sistema de defensa de los derechos humanos". Añade que es una "mostrada de dientes" del Gobierno a la CIDH que busca hablarle a sus electores.




Este jueves la subsecretaria de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia, se trasladó al Congreso para explicar ante los parlamentarios la carta enviada a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos  por Chile, Argentina, Brasil, Colombia y Paraguay pidiendo respeto a la "autonomía" de los países.

En paralelo, la gestión del gobierno ante la CIDH siguió siendo tema de debate entre juristas con cartas al director y manifestaciones públicas en contra. La jueza Karen Atala, quien demandó al Estado chileno en la Corte Interamericana por haber perdido la tuición de sus hijas por ser lesbiana, acusó un intento de limitar del rol Sistema Interamericano.

"En esto veo una estrategia de estos países para alejarse del SIDH y crear un sistema nuevo. Al parecer las sentencias sobre el reconocimiento de la Diversidad Sexual, Identidad de Género, Ds. Sexuales y Reproductivos, de pueblos originarios les empezaran a molestar. Mala señal.", dijo en twitter.

En la misma línea que Atala, el abogado Francisco Cox advierte un intento por limitar el Sistema de denuncias individuales que ha dado mayores certezas y avances en temas de derechos humanos.

"La carta es un intento de limitar el sistema. Esto es preocupante porque te da cuenta -especialmente si estás con el presidente de Brasil, Jair Bolsoraro- de una declaración en contra del sistema", recalca Cox.

En caso Norín Catrimán la Corte Interamericana pidió a la justicia chilena revisar el fallo. Hay constitucionalistas como Marisol Peña que han dicho que se trata de una sentencia que va más allá de lo que le compete al organismo...

Lo que la Corte hace en el caso Catrimán es simplemente ver si se respeta o no el debido proceso. Se podrá compartir o no, pero no hay ninguna extralimitación. Está dentro de las atribuciones de la Corte Interamericana. Es más: el sistema está pensado para ver si las sentencias judiciales son o no respetuosas de la Convención Interamericana.

¿Cree que habrá respuesta a la carta a la CIDH?

La Corte no contesta y, como todos los tribunales, habla a través de sus resoluciones. Aquí estamos viendo visiones profundamente conservadoras del derecho internacional que salieron de los centros de estudios y ahora están instaladas en el Estado. Eso para mí es preocupante, porque los que se benefician del Sistema Interamericano de DD.HH-generalmente- son las personas que no tienen acceso al poder. Y lo que estamos viendo es un intento desde el poder de limitar el acceso que tienen esas personas.

¿El gobierno esperará que esta carta tenga un carácter disuasivo frente a futuros fallos?

Yo creo que eso es. Eso es lo preocupante. En relaciones internacionales, estas cartas -como lo hemos visto en la Corte Internacional de Justicia- son actos políticos de parte de un Estado. Es una mostrada de dientes del Estado chileno, brasileño, paraguayo y argentino al sistema, lo que es paradójico porque -al mismo tiempo- sí quieren que la CIDH, la alta comisionada y todos estos organismos de derechos humanos intervengan en la situación de Venezuela. Hay un intento de politizar el sistema y usarlo cuando golpea a quienes considero mis enemigos.

¿Hay una sospecha de fallos son demasiado en progresistas?

Hay académicos conservadores de centros de estudios vienen instalando hace rato que, supuestamente, el sistema es muy de izquierda. Lo que no es efectivo si ves la composición de la Corte. Hay una visión provinciana y están tratando de hablarle a sus electores. Lo que es más paradójico es que muchas de estas críticas las hacía Ecuador, cuando estaba Rafael Correa y que hace Maduro en Venezuela y que antes hacía Chávez. Estos gobiernos se ponen en el mismo nivel que Maduro frente al sistema.

Comenta