Garin elige a Mariano Puerta, el extenista argentino que pasó del cielo al infierno en la ATP

Christian Garin, festejando su victoria ante Alex Molcan, en la serie frente a Eslovaquia. Foto: Copa Davis.

La exraqueta argentina será uno de los encargados de conducir al número uno nacional. Como jugador, el nuevo coach de Gago fue finalista en Roland Garros y llegó a ser número nueve del mundo, pero también recibió un duro castigo por un dopaje detectado en aquella definición ante Rafa Nadal en París.


Una sorpresiva determinación tomó Christian Garin acerca de su futuro. Luego del término de su relación con Franco Davin, en septiembre pasado, el tenista chileno debió rearmarse y empezó a configurar lo que sería su cuerpo técnico hasta el final de la temporada. En ese momento, continuó con su fisioterapeuta Cristián Madariaga y reunió a Jorge Aguilar y al PF Duglas Cordero, ambos estrechos colaboradores de Nicolás Massú. Sin embargo, faltaba resolver la conformación del grupo de trabajo para la próxima temporada, algo que ya toma forma: mantendrá a sus tres asistentes, pero sumará a su cuerpo técnico al argentino Mariano Puerta, según pudo confirmar El Deportivo.

El transandino, de 43 años, no tiene mayor experiencia dirigiendo a jugadores en el Tour. Solo trabajó 10 meses conduciendo la carrera de su compatriota Brian Dabul, con el que tuvo buenos resultados, pero después estuvo lejos de los primeros planos por muchísimo tiempo. Se radicó en Estados Unidos, donde cambió de aire tras una serie de situaciones que lo llevaron a quedar en bancarrota y que lo obligaron a comenzar desde cero. Allá se dedicó al rubro inmobiliario y a hacer clases de tenis.

Garin, de este modo, sumará a su duodécimo entrenador en 10 años como profesional. Por ahora, la pretemporada está pensada que se realice en Miami tras las vacaciones del nacido en Arica, quien luego de finalizar el año tenístico, regresó a Chile por unos días antes de iniciar este nuevo periplo, en el que durante los primeros cuatro meses del año deberá defender 1.170 puntos: 500 del título de Río de Jainero 2020, 500 de Córdoba 2020 y Santiago 2021 y 125 de la corona de Houston 2019 (la otra mitad se le descontó este año). En ese sentido, la gran experiencia de Puerta en arcilla y el tipo de juego que desplegaba pueden servir para darle el impulso que le está faltando para volver a brillar. Y, viceversa, para el oriundo de San Francisco será una nueva oportunidad de reinsertarse en el circuito.

El dopaje y la quiebra

Mariano Puerta fue número nueve del mundo en agosto de 2005 y perdió la final de Roland Garros de ese año ante Rafael Nadal, la primera de las 13 coronas del manacorí. Precisamente, en ese torneo arrojó positivo por epinefrina y recibió una suspensión de ocho años, que luego fue rebajada a dos tras establecerse que la cantidad hallada era 50 veces menor de lo necesario para tener efectos en su rendimiento. La dureza del castigo también se debió a su reincidencia, ya que en 2003 había purgado nueve meses de inactividad por consumir un medicamento para el asma que contenía clembuterol. Ahí todo se derrumbó.

Rafael Nadal y Mariano Puerta, en la premiación de Roland Garros 2005. Foto: AP.

No obstante, al regreso tras la sanción, el zurdo estuvo lejos de ser el que alguna vez llegó a los primeros lugares y terminó retirándose del tenis. Además, como el castigo implicaba devolver los 887 mil dólares que ganó durante parte de esa temporada, quedó en un frágil estado económico que lo llevó a pedir su propia quiebra ante un juzgado de Buenos Aires en diciembre de 2009, mismo año en el que abandonó la actividad profesional.

El año pasado hizo noticia al reconocer en una entrevista con el diario La Nación de su país que mintió en su defensa frente al TAS, donde señaló que había tomado un vaso que era de su esposa y que contenía la sustancia. “La explicación que usamos como estrategia fue mentira. Pero no saqué ventaja deportiva. No quiero que me vean más como un tramposo”, expresó.

El difícil año de Gago

Christian Garin buscará dejar de lado la difícil temporada que tuvo. Hace exactamente un año fichó a Franco Davin como su entrenador tras el quiebre con Andrés Schneiter. En ese momento, el chileno buscaba dar un salto hacia el top ten con un técnico reconocido en el circuito por haber llevado a Gastón Gaudio a quedarse con el título de Roland Garros en 2004 y a Juan Martín del Potro a quedarse con el US Open en 2009, precisamente los últimos dos títulos de Grand Slam de tenistas sudamericanos.

Los resultados fueron irregulares, ya que si bien el jugador de 25 años logró conquistar el ATP 250 de Santiago y alcanzó por primera vez la cuarta ronda en Roland Garros y Wimbledon, tuvo un segundo semestre para el olvido, marcado por su polémica renuncia a los Juegos Olímpicos y su actuación en la serie de Copa Davis ante Eslovaquia, donde sufrió una de las peores derrotas de su carrera. Además, a lo largo del año enfrentó un contagio de Covid y molestias en el hombro, las que lo obligaron a cerrar la temporada anticipadamente.

Al regreso de Bratislava, se terminó el vínculo con Davin y su cuerpo técnico, luego de un último periodo en el que el entrenador no veía en la cancha las mismas respuestas que su pupilo tenía en los entrenamientos. Como con la mayoría de sus anteriores entrenadores, Garin optó por finalizar el vínculo y partir nuevamente de cero. Esta vez lo hará con Mariano Puerta, quien se sumará a este nuevo proceso con la misión de aporte otro punto de vista a la carrera del número 17 del mundo.

Sigue en El Deportivo

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.